¡No mire hacia abajo!

  • ¡No mire hacia abajo!
  • ¡No mire hacia abajo!
  • ¡No mire hacia abajo!
  • ¡No mire hacia abajo!
  • Los rooftoppers llevan las selfies al extremo. 1. Yeshi Kangrang. 2. Angela_nikolau. 3. Wu Yongning. 4. Beerkus. 5. Thejameskingston. FOTOS cortesía
    Los rooftoppers llevan las selfies al extremo. 1. Yeshi Kangrang. 2. Angela_nikolau. 3. Wu Yongning. 4. Beerkus. 5. Thejameskingston. FOTOS
    cortesía
Por laura maría ayala | Publicado el 13 de diciembre de 2017

Vértigo. Una palabra que no conocen los llamados rooftoppers, jóvenes acróbatas que viajan con mochila al hombro y se escabullen –su práctica es ilegal– en los rascacielos y monumentos más emblemáticos del mundo hasta conquistar su cumbre.

Los escalan sin protección alguna, en busca de imágenes impactantes, esa selfie o ese video que cava un hueco en el estómago tan solo al verlo y dispara su popularidad en redes sociales.

Siempre buscan algo más de riesgo, un poco más de adrenalina. Quizá hacer equilibrio en un borde angosto, idear una nueva pirueta o colgarse del techo para retar la gravedad con sus brazos. A cambio obtienen patrocinios de marcas que aplauden su temeridad o imprudencia (o las dos cosas).

En una época en que abundan las selfies, más de un millón son compartidas en redes cada día, ellos lograron diferenciarse. Si bien trepar edificios para retratarse no es algo nuevo, un libro de 1937 llamado Los escaladores nocturnos de Cambridge recopila decenas de imágenes de este tipo, YouTube e Instagram han elevado a estos exploradores al estatus de celebridades.

No todo son likes. Ser un rooftooper puede acarrear multas millonarias o pasar varias noches detenido. Incluso, puede tener un desenlace fatal. Este fue el caso reciente de un youtuber chino de 26 años, Wu Yongning, quien grabó su caída mientras escalaba hasta la cúpula del edificio Huayuan International Centre de 62 pisos en Changsha, capital de la provincia de Hunan, China.

Según la prensa de este país, este hombre subió en ascensor más de 40 pisos y después escaló unos 20 más para llegar a donde filmó su caída. Su cuerpo sin vida apareció encima de un elevador utilizado por el personal de limpieza.

Yongning tenía entrenamiento en artes marciales, era conocido por sus arriesgadas maniobras y su trabajo como doble de acción. Empezó a publicar sus videos en Weibo, el Twitter chino, en el que tiene más de un millón de seguidores y casi 300 grabaciones, incluido el fatídico accidente.

Wu participaba en un concurso de un organizador desconocido que premiaba la selfie más audaz en un techo del gigante asiático. Pretendía pedirle matrimonio a su novia con el dinero que recibiría a cambio. Según informó la familia al diario Xiaoxiang Morning Herald, el botín era de 15.000 dólares, más de 45 millones de pesos.

Aunque la noticia se hizo viral en las últimas horas, los hechos ocurrieron el 8 de noviembre. Su seguidores extrañaron las actualizaciones en su canal y le exigieron una explicación. Su novia optó por publicar el video en el que Wu pierde la fuerza en los brazos y cae al vacío.

Escribió en su muro: “Hoy recuerdo el día en que te marchaste de este mundo” .

Contexto de la Noticia

Laura María Ayala

Macroeditora de Tendencias

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección