¿Son dinosaurios todos los dinosaurios?

  • FOTOs sstock
    FOTOs sstock
  • ¿Son dinosaurios todos los dinosaurios?
  • ¿Son dinosaurios todos los dinosaurios?
Por Ramiro Velásquez Gómez | Publicado el 03 de marzo de 2018

Grandes lagartos terribles. Sí, eso significa dinosaurio, como los llamó el anatomista británico Richard Owen en 1842. Han pasado casi dos siglos desde entonces y cada año, aún hoy, se revelan tres, cuatro o más descubrimientos de nuevos e incluso sorprendentes fósiles.

¿Se trata de dinosaurios o son algo más? El debate volvió a abrirse en los últimos tiempos. Es que no todo dinosaurio es un dinosaurio. No todo lo que se denomina como tal lo es. Y el que no lo es... podría serlo.

La definición es “esencialmente arbitraria”, según dijo Sterling Nesbitt, paleontólogo de Virginia Tech citado por Science News, refiriéndose a la clasificación.

Recientemente han aparecido más fósiles de los denominados dinosauromorfos, que para algunos no son dinos, otros sí los catalogan en un sentido más amplio. Estos vivieron al tiempo que aquellos y tenían formas parecidas. O iguales.

Para los paleontólogos, existe al menos un indicativo de qué es uno: aquel en cuya pelvis existen unas cavidades en las que casaban los huesos de las patas.

Hoy se conocen cerca de 500 géneros y más de 1.000 especies no aviares.

Al analizar restos de un Teleocrater rhadinus, un reptil de unos dos metros, cuadrúpedo, que vivió hace 245 millones de años, Nesbitt, detectó una hendidura en la pelvis, donde debía encajar el hueso de la pata. No era un hueco. Entonces, no fue un dinosaurio en sentido estricto.

¿Es solo eso lo que permite encontrar un dinosaurio?

El Museo Australiano cita los rasgos que todos compartían: un agujero entre el ojo y las fosas nasales, dos detrás del ojo, tobillo que se dobla, la pelvis con el hueco y patas directamente debajo del cuerpo.

Nesbitt, en Earth Science Reviews, cree que es solo el agujero en la pelvis donde se insertaban las patas y eso mismo cree Randall Irmis, del Museo de Historia Natural de Utah, citado por esa revista.

Una depresión encima del cráneo, que era consideraba una marca característica dejó de serlo tras encontrarse al Teleocrater, que no la poseía.

Historia

Los dinosaurios reinaron durante unos 165 millones de años. Hace 252 millones de años, en el Pérmico, la más devastadora catástrofe vivida por el planeta extinguió 90 % de las especies marinas y 70 % de las terrestres.

Tras esa hecatombe, entre hace 250 y 201 millones de años, surgieron nuevos grupos de animales, florecieron los reptiles. Aparecieron los dinosauromorfos, los crocodilians (ancestros de los cocodrilos) y los dinosaurios, que debieron surgir algo así como hace 230 millones de años.

Al final de ese periodo, el Triásico, ocurrió otra gran extinción y, no se sabe cómo, los dinosaurios sobrevivieron y se diversificaron más.

Una posible explicación es que al extinguirse otras especies en ese nuevo evento, quedaron con distintos nichos libres para prosperar.

Los dinosauromorfos desaparecieron en esa catástrofe y tampoco se sabe porqué si no eran tan diferentes.

Clasificación

Hasta hace poco, los fósiles eran identificados mediante variaciones en sus rasgos, pero hoy los paleontólogos se basan en algoritmos que ayudan a construir los árboles evolutivos.

Por más de 130 años, ese árbol estuvo estable. Se consideraban dos linajes, por la forma de la cadera, ambas con el citado agujero. Una, los ornitisquios, que incluye gigantes herbívoros como el renombrado triceratops y el estegosaurio. La otra, los saurópodos de cuello largo como el braquiosaurio y terópodos carnívoros como el Tiranosaurio rex.

Un estudio de Matthew Baron, David Norman y Paul Barrett propuso el año pasado una nueva clasificación juntando ornitisquios (en griego, caderas de ave) y tetrápodos (cuatro patas) en un nuevo clado (grupo), y saurodomorfos (con forma de pata de reptil) y herrerasáuridos (herrerasáuridos) en otra categoría diferente.

Estudios posteriores de fósiles existentes en diferentes lugares del mundo, concluyeron que no había lugar a esas variaciones, que en el fondo eran más de lo mismo.

El análisis de Max Langer, Stephen Brusatte y colegas concluyó que el viejo árbol filogenético (muestra las relaciones evolutivas entre varias especies) de los dinosaurios, ese con 130 años, se ajusta bien al registro fósil, que crece cada año con la variedad de especies, a veces únicas, que se siguen desenterrando.

Hace dos semanas, Jonathan Tennant y colegas publicaron en Peer J una revisión de los fósiles encontrados entre 1990 y 2015.

“Es un artículo que muestra que en los últimos 20 años el número de géneros de dinosaurios nombrados así como el de especímenes de esos géneros ha aumentado mucho”, de acuerdo con Tennant.

Esto, y como lo sugiere Nesbitt, enreda más el ovillo que busca responder esa pregunta que parece tan básica.

Contexto de la Noticia

informe no basta un diccionario

· Desde 2000 se disparó el nombramiento de nuevos géneros de este grupo de míticos animales.

· En esencia eran bípedos y tenían caracteristicas muy distintas, desde grandes cuernos y corazas a espinas y crestas.

· Los primeros fósiles fueron identificados a mediados del siglo XIX.

· El Museo Australiano reseña que el ancestro común más antiguo de los dinosaurios es el Asilisaurus kongwe, de hace 240 millones de años. Tenía el tamaño de un perro y cuatro patas.

· Pese a los avances, hay vacíos por llenar en el árbol de estos animales.

Ramiro Velásquez Gómez

Los temas de la ciencia, la astronomía y el medio ambiente con énfasis en cambio climático son mis campos de acción periodística. Con vocación por el mundo de los pequeños felinos y la defensa animal.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección