<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Incendios forestales siguen perjudicando el aire en el Aburrá

  • La combustión que producen los incendios forestales está perjudicando el aire del Valle de Aburrá desde principios de marzo. FOTO: Jaime Pérez Múnevar
    La combustión que producen los incendios forestales está perjudicando el aire del Valle de Aburrá desde principios de marzo. FOTO: Jaime Pérez Múnevar
  • Esta semana hubo cuatro incendios en el Valle de Aburrá, según la autoridad ambiental. FOTO: cortesía del Amva.
    Esta semana hubo cuatro incendios en el Valle de Aburrá, según la autoridad ambiental. FOTO: cortesía del Amva.
  • El sensor Modis del satélite Terra (Nasa) detecta múltiples incendios activos en Colombia, Venezuela y Ecuador. FOTO: cortesía del Amva.
    El sensor Modis del satélite Terra (Nasa) detecta múltiples incendios activos en Colombia, Venezuela y Ecuador. FOTO: cortesía del Amva.
Nelson Matta Colorad0 | Publicado el 29 de marzo de 2020

Los incendios forestales en Colombia y los países vecinos siguen impidiendo que los habitantes del Valle de Aburrá respiren un mejor aire, a pesar de la cuarentena que mermó ostensiblemente el número de automotores circulando y de fábricas funcionando.

Según la medición del aire realizada por el Sistema de Alertas Tempradas (Siata), de las 23 estaciones disponibles para tal fin, 20 amanecieron este domingo en color naranja, es decir, con concentraciones de agentes contaminantes dañinos para ciertos grupos poblacionales, como ancianos, niños y personas con antecedentes de enfermedad respiratoria. Un punto de medición más, localizado en el Centro de Medellín, está en rojo, es decir, perjudicial para todos.

¿Pero por qué sigue tan elevada la polución, pese al aislamiento y la inactividad humana que han provocado las medidas gubernamentales por la pandemia de la covid-19?

Esta semana hubo cuatro incendios en el Valle de Aburrá, según la autoridad ambiental. FOTO: cortesía del Amva.
Esta semana hubo cuatro incendios en el Valle de Aburrá, según la autoridad ambiental. FOTO: cortesía del Amva.

Gustavo Londoño Gaviria, subdirector del Área Metropolitana del Valle de Aburrá (Amva), explicó que la causa está en los incendios de masa vegetal, que se han incrementado en marzo en nuestra región.

“La evidencia científica indica que los incendios forestales en el norte de Suramérica tienen un ciclo anual muy marcado, que alcanza su pico máximo en marzo y abril, y 2020 ha sido un año en el que el número de incendios ha superado el promedio histórico”, y concluyó: “la afectación a la calidad el aire en el Valle de Aburrá, debido a los incendios de cobertura vegetal, no tiene precedentes en los últimos años”.

Con datos del satélite Terra de la Nasa, el sensor Modis detecta las anomalías térmicas e incendios, y sirve como insumo para los análisis técnicos del Siata. Esto ha permitido monitorear cómo se transporta el monóxido de carbono producido en estas conflagraciones.

El sensor Modis del satélite Terra (Nasa) detecta múltiples incendios activos en Colombia, Venezuela y Ecuador. FOTO: cortesía del Amva.
El sensor Modis del satélite Terra (Nasa) detecta múltiples incendios activos en Colombia, Venezuela y Ecuador. FOTO: cortesía del Amva.

“El PM 2.5 detectado en nuestras estaciones tiene un ciclo diurno característico, que obedece a las emisiones locales y a la meteorología, tiene un pico en la mañana (7:00 a.m. a 9:00 p.m.) y otro más pequeño en la tarde. Cuando en las estaciones observamos aumentos significativos atípicos, como en la madrugada, es una pista de que algo externo, ya sea climático o por transporte de partículas, está afectando nuestra atmósfera”, comentó

Agregó que “durante este mes de marzo, hemos experimentado la constante entrada de partículas provenientes de incendios especialmente en la noche, es por esta razón que a pesar de las medidas y la meteorología favorable que hemos tenido, el aporte de aerosoles externos conduce a un aumento súbito de PM 2.5”.

Puede leer: Calidad del aire no da respiro, a pesar de cuarentena: ¿por qué?

El PM 2.5 al que se refiere el experto son las partículas diminutas que quedan en el aire (más pequeñas que el grosor de un cabello), producto de las emisiones contaminantes, que pueden incluir sustancias nocivas como hollín y metales, los cuales van a nuestros pulmones.

“Durante la cuarentena en el Valle de Aburrá se ha reportado la disminución significativa de óxidos de nitrógeno, lo que está directamente relacionado con la baja circulación del parque automotor, pero esto no quiere decir que el transporte público y de carga no esté contaminando con PM 2.5”, manifestó Londoño, especificando que si los automóviles particulares estuvieran en uso, la polución sería peor.

Egresado de la U.P.B. Periodista del Área de Investigaciones, especializado en temas de seguridad, crimen organizado y delincuencia local y transnacional.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección