A Nacional le falta alma

Por Byron García
@jbyrongarcia

Andrés El Rifle Andrade ha sido el jugador con mayor regularidad en Nacional. FOTO CORTESÍA @NACIONALOFICIAL.

Andrés El Rifle Andrade ha sido el jugador con mayor regularidad en Nacional. FOTO CORTESÍA @NACIONALOFICIAL.

No piensen que soy de esos inconformes cuya mayor ocupación en la vida es quejarse por todo, no. Sé que 2021 apenas comienza, que hasta ahora inicia el proceso de un nuevo cuerpo técnico y que, como siempre, debemos esperar. Lo que pasa es que después de ver los partidos ante Tolima y ante Equidad, uno queda bastante aburrido y el optimismo propio de los nuevos comienzos va desapareciendo.

A nadie le gusta perder, en cualquier deporte uno compite para ganar. O por lo menos eso cree uno, porque pareciera que los jugadores de Nacional piensan diferente y da la sensación que para ellos la prioridad es solo cobrar sus millonarios salarios y ya. Se salva uno que otro, como por ejemplo “El Rifle” Andrade, el más destacado jornada tras jornada. El partido ante Equidad fue cruel, la pésima propuesta futbolística del verde, sumada a ese potrero de barrio que encontró la Dimayor como cancha, me hizo sentir en un cotejo empresarial jugado por señores cerveceros. Es que ni los Talentos Devaluados, equipo en el que intento jugar al fútbol de forma aficionada, es tan tibio como el Nacional de hoy.

Ni una sola llegada de gol en el primer tiempo ante los aseguradores, un par de aproximaciones en la segunda mitad. Sin ideas y variantes en la generación. Ante Tolima fue igual y en el debut ante Santa Fe el verde no fue arrasador, ganó porque metió las dos opciones que generó, cosa que tampoco es que suceda con frecuencia. Seguimos viendo jugadores que parecen ser eternos en su pasmoso nivel, que no se pellizcan, que parecen ir cómodos por la vida sin ganar nada. Candelo, Hernández, Barrera… en fin.

Lea también: Volver a creer

¿Qué va a salir a decir Duque ahora? Se necesita más que un show para engañar a hinchas incautos. En Nacional se necesita alma, nuestro equipo se convirtió en un ente que se mueve por inercia, pero sin convicción. Y repito, esta columna no es gemido de inconformidad por todo, que hartera eso, pero es que a veces no da para más.

Profe Guimarães, hasta ahora usted está empezando. Vemos su intención de fortalecer el equipo desde atrás (donde no hay que reprocharle nada a los juveniles) hacia adelante y eso está bien. Lo que pasa es que los partidos se ganan es generando acciones ofensivas y concretándolas. De todos modos, usted ni responsabilidad tiene frente a lo que está mostrando Nacional. Ya son varios años en lo mismo.

Hasta por pensar me da que Lillo, Almirón, Autuori y Osorio no fueron tan malos. Vamos cambiando de DT por la vida como si nada, se volvió paisaje, pero la realidad sigue siendo la misma: en Nacional falta alma. Profe Guimarães, juéguesela con lo que usted haya pedido y le hayan podido traer, no se clave solo y no repita la historia de sus colegas. Si es necesario, apuéstele solo a los juveniles y ya, revélese. Si vamos a seguir dando tumbos, que por lo menos no sea con los mismos chupa sangre de siempre. A esos mándelos a un retiro espiritual y si alguno recobra su alma, su espíritu de competir, pues bienvenido sea.

—————————
Síganos en Twitter e Instagram:  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>