<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

De armas a camas, así cambió la industria militar con la pandemia

Se destinaron 120 personas para fabricar elementos para el sistema de salud.

  • La especialidad de Indumil, ahora enfocada en elementos de salud, se centra en aspectos metalmecánicos, fundición, inyección de plásticos y procesos de producción a gran escala. FOTO cortesía
    La especialidad de Indumil, ahora enfocada en elementos de salud, se centra en aspectos metalmecánicos, fundición, inyección de plásticos y procesos de producción a gran escala. FOTO cortesía
Por ricardo monsalve gaviria | Publicado el 21 de abril de 2020

La orden desde el Ministerio de Defensa fue clara: la industria militar del país debía frenar su producción y aprovechar esa mano de obra para fabricar elementos que sirvieran para ayudar al sistema de salud, es decir, menos armas y más camas o ventiladores.

Indumil es esa industria militar colombiana y su gerente, el almirante Hernando Wills Vélez, le explicó a EL COLOMBIANO cómo se cambiaron, de manera temporal, los papeles en las fábricas en las cuales la especialidad es la fabricación de armas, munición y explosivos.

“Al momento ya hicimos entrega de las primeras 90 camas y estamos en la producción de 3.000 kits que componen todo el sistema (cama, mesa soporte para monitores, líquidos entre otros). Esperamos llegar a esos tres mil en poco menos de dos meses”, asegura el almirante.

La fabricación de camas y elementos básicos como mesas, soportes, etc, hacen parte de la primera línea, en la que se aprovechan las fortalezas en todo lo que tiene que ver con aspectos metalmecánicos, soldadura, fundición, inyección de plásticos y procesos de producción a gran escala.

La segunda línea, añade el gerente de Indumil, tiene que ver con la protección y en esa ya se fabrican tres productos: gel antibacterial, cabinas de desinfección y cajas especiales para los médicos que tratan a pacientes con coronavirus.

Sobre el tercer punto, el almirante Wills señala que este se desarrolla con institutos o universidades que adelantan esfuerzos para desarrollar los ventiladores o respiradores. Con la Universidad de la Sabana, por ejemplo, ya se tiene un proyecto de ventiladores próximo a producción en masa.

¿Esta producción en serie cuánto tardaría?

“Es complejo, porque tenemos que verificar bien la primera serie de prototipos, pero creemos que máximo en una semana deberíamos tener todo listo y validado”.

¿Y cómo funcionan?

“Estos ventiladores lo que hacen es asistir a las personas que tengan problemas respiratorios por causa del coronavirus. La idea es que estos aparatos ayuden a respirar normalmente a las personas durante su proceso con el virus y recuperación de este”.

¿Todo lo que ustedes están haciendo está destinado para el mismo sector defensa, o la población civil también podrá acceder a esto?

“El alcance va más allá de la Fuerza Pública. Inicialmente entregamos unas camas y kits al Hospital Militar y Sanidad de Ejército, pero la intención es firmar convenios con el Ministerio de Salud, que ya está prácticamente listo donde nosotros vamos a suministrar 3.000 kits completos y eso ya el ministerio entrará hacer la distribución de acuerdo a las necesidades nacionales”.

¿Cuántas personas están trabajando en Indumil para esta atención del covid-19?

“Tenemos 120 personas trabajando específicamente en estas áreas de producción de elementos, camas, etc. Y tendremos un incremento de unas 30 personas una vez entre la línea de producción de los respiradores”.

Indumil vive de la producción de armas y municiones. ¿Esta línea está totalmente suspendida?

“Tenemos algunas restricciones en este momento: tenemos personal en vacaciones, en teletrabajo, pero de manera proporcional continuamos con la producción de nuestros productos. En términos generales, lo que continúa es el suministro de todos los insumos que requiere el sector minero. Recordemos que ese sector es importante para la generación de energía. En general, la producción está disminuida y ahora apunta a estas nuevas necesidades”.

¿Esto se va a comercializar o es algo temporal por esta emergencia?

“Por lo pronto es un tema para ayudar en esta coyuntura particular. Acá es importante resaltar que la industria militar estableció una política de no incluir utilidades dentro de este trabajo de la pandemia, quier decir que solamente lo que son el costo de la materia prima y de fabricación. Tenemos la certeza de que serán precios muy cómodos para el país. Ya más adelante pues hay que decir que esta no es nuestra razón social, tendríamos que entrar a evaluar cuáles serían las alternativas a futuro”.

¿Hay un presupuesto para esta contingencia o de dónde se está sacando el dinero para estas producciones?

“Indumil destinó algunos recursos de investigación y desarrollo para la elaboración de los prototipos y elementos y ya lo que es la producción y la entrega de los elementos se tiene que hacer con convenios interadministrativos, depende quien sea el ente territorial. También hay que decir que se están recibiendo donaciones de personas naturales y empresas. En el caso específico de los respiradores, la Universidad de la Sabana adelantó contactos con donantes y la idea es establecer un mecanismo transparente que pueda ser manejado por un fondo especial”.

2
meses tardaría la fabricación de tres mil camas y elementos hospitalarios.
en definitiva

La Industria Militar Colombiana, Indumil, frenó su producción regular de armas y explosivos para abrirle paso a elementos que sirven para la atención de la emergencia generada por el covid-19

Contexto de la Noticia

Paréntesis Más recursos para la salud

Una propuesta liderada por los senadores de la oposición, Roy Barreras e Iván Cepeda, relacionada con la reorientación de recursos destinados para inversión militar, caló en el Ministerio de Defensa. Serán 130 mil millones de pesos que estaban destinados para la compra o mantenimiento de equipos, los que ahora servirán para aumentar las capacidades de atención frente al covid-19. La idea es construir tres hospitales de campaña, dotar Unidades de Cuidados Intensivos y llevar alimentos a las zonas más alejadas y las que más puedan estar afectadas por el virus. “Me parece de la mayor importancia, que en estos momentos de tantas dificultades, se presenten coincidencias independientemente de la posición política que se tenga de la necesidad de fortalecer el sector salud”, dijo el ministro de defensa, Carlos Holmes Trujillo.

Ricardo Monsalve Gaviria

Periodista. Magíster en Comunicación de la Defensa y los Conflictos Armados de la Universidad Complutense de Madrid


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección