<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

“No vamos a cambiar 500 años de opresión en 4 años”: Francia Márquez en la posesión espiritual

La vicepresidenta recibió el mandato de los pueblos indígenas, campesinos y afrodescendientes que celebraron entre rituales su llegada a la Casa de Nariño.

  • Francia Márquez habló ante las comunidades que viajaron desde distintas zonas del país para la posesión presidencial y el acto espiritual del sábado FOTO: Cortesía prensa Gustavo Petro / Andrea Puentes
    Francia Márquez habló ante las comunidades que viajaron desde distintas zonas del país para la posesión presidencial y el acto espiritual del sábado FOTO: Cortesía prensa Gustavo Petro / Andrea Puentes
  • Salomé sobre los hombros de su papá escuchando el discurso de Francia Márquez. FOTO: EL COLOMBIANO
    Salomé sobre los hombros de su papá escuchando el discurso de Francia Márquez. FOTO: EL COLOMBIANO
Juliana Gil Gutiérrez | Publicado el 06 de agosto de 2022

A Salomé, una niña 6 años de Páez, Cauca, su papá la alzó en hombros para que pudiera ver la llegada de la vicepresidenta Francia Márquez a la posesión espiritual que le prepararon las comunidades indígenas, afro y campesinas.

Hija, mira a Francia, ahí está, ¿sí la ves?”, señaló Arles Piso hacia la tarima en la que Francia, vestida de amarillo y blanco, entraba ante un público de centenares de integrantes de las comunidades que se desplazaron desde las regiones hacia Bogotá para celebrar su llegada al poder.

Para ver a Francia, Salomé salió en una chiva desde la noche del jueves. En el bus escalera viajaban otros campesinos de Cauca y sus padres con la única motivación de ver a la primera vicepresidenta afro de la historia de Colombia.

Salomé sobre los hombros de su papá escuchando el discurso de Francia Márquez. FOTO: EL COLOMBIANO
Salomé sobre los hombros de su papá escuchando el discurso de Francia Márquez. FOTO: EL COLOMBIANO

A ella Salomé la sigue desde antes de que entrara a la vida política y le pidió a su familia votar por Petro solo porque era su fórmula vicepresidencial. Fue frente a esa niña y a otros de sus compañeros de las regiones que la lidereza recibió el mando: del pueblo a la Casa de Nariño.

“La esperanza no es Gustavo Petro ni Francia Márquez. La esperanza de transformación está en el pueblo colombiano”, le dijo a su público antes de ser cubierta de humo al ritmo de tambores y con abanicos de hojas que multiplicaban el olor del incienso.

Los pueblos declaran que ya son poder, que son gobierno, pero Francia desde su podio les recordó una realidad, que el presidente es Petro y es él quien tiene el mando dado por la carta magna.

“Ustedes saben que la vicepresidencia no tiene un mandato constitucional, sino de las funciones que me delegue el presidente. Hemos venido dialogando con él insistiendo en cuál será nuestro papel y en eso estamos trabajando en estos 4 años. Tenemos que tener claro que no vamos a cambiar 500 años de opresión en 4 años”, recordó.

Por eso les reiteró que ahora empieza el gobierno de las y los nadies que pasaron de la presidencia al poder, un Ejecutivo en el que ella es la protagonista secundaria de la historia de la “Colombia del cambio” del Pacto Histórico.

El mandato de las regiones al gobierno fue leído por la cantante Andrea Echeverry. “La investidura que ustedes adquieren hoy lleva consigo la memoria de los pueblos y comunidades rurales”, le dijo la cantante Echeverry a Francia.

El catálogo de solicitudes de las comunidades es tan extenso como los años de protestas del movimiento social. En esa lista están la transformación de los derechos de las mujeres y la comunidad LGTBI, lograr la construcción de planes para los territorios en armonía con la naturaleza, la transformación de las políticas ambientales, sustitución de cultivos ilícitos para romper la cadena del narcotráfico, modificar el modelo extractivista, desmonte de todos los tratados de libre comercio y soberanía nacional económica y alimentaria.

Los requerimientos siguen: reconocimiento del campesinado, mecanismos de participación vinculantes de las comunidades para que la gobernabilidad esté en el pueblo, defensa de la vida, paz total con justicia social, transformación de las fuerzas militares y el fin del Esmad.

La gente espera cambios y, si no llegan, hay una frase de Echeverry que muestra que esta historia apenas comienza: “Estamos dispuestos a defender las propuestas de cambio popular en las calles como siempre lo hemos hecho”.

Juliana Gil Gutiérrez

Periodista egresada de la facultad de Comunicación Social - Periodismo de la Universidad Pontificia Bolivariana.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección