<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

“Gobierno y Farc sí están cumpliendo”: ONU

  • El mexicano Carlos Ruiz Massieu, jefe de la Misión de la ONU en Colombia, expresó el apoyo de la comunidad internacional a la implementación del Acuerdo de Paz. FOTO Edwin Bustamante
    El mexicano Carlos Ruiz Massieu, jefe de la Misión de la ONU en Colombia, expresó el apoyo de la comunidad internacional a la implementación del Acuerdo de Paz. FOTO Edwin Bustamante
OLGA PATRICIA RENDÓN MARULANDA | Publicado el 31 de agosto de 2019

Pese a los retrasos y dificultades en la implementación del Acuerdo de Paz, el jefe de la Misión de la ONU en Colombia, Carlos Ruiz Massieu, es optimista y considera que tanto Gobierno como Farc han hecho los esfuerzos necesarios para llevarlo por buen camino. Le preocupa la seguridad de los excombatientes y que la institucionalidad logre llegar al territorio. El COLOMBIANO habló con él.

¿En consideración de la Misión, el Gobierno y las Farc están cumpliendo con el Acuerdo de Paz?

“Sí, definitivamente las dos partes signatarias del Acuerdo están comprometidas con su implementación, en temas de reincorporación económica, social y política hay claros elementos tangibles en los que uno puede ver materializado ese compromiso. Hay retos mayores en seguridad, que no me parecen una falta de compromiso, simplemente ha sido un área donde ha habido menos avances y donde hay una preocupación constante. Pero del compromiso del Gobierno y de las Farc no tengo la menor duda. Ahora, en el Acuerdo de Paz encontramos una serie de elementos interconectados que permiten transformar los territorios afectados por el conflicto; desde el desarrollo rural, pasando por la sustitución de cultivos, la reparación de las víctimas... la implementación integral del Acuerdo garantizará la sostenibilidad de los esfuerzos y la paz, y nosotros estamos aquí para acompañar ese esfuerzo y esa voluntad”.

¿Qué tan real es el cumplimiento por parte de Farc?

“La Farc ha mantenido su voluntad de paz y avanza, cada día, en sus proyectos de reincorporación. Cabe recordar que el cese al fuego bilateral fue exitoso gracias a la responsabilidad de las partes, así como el proceso de dejación de armas en el que el grueso de los excombatientes, tanto los líderes como la base, cumplió con los puntos acordados”.

Los excombatientes vienen denunciando asesinatos sistemáticos en su contra, ¿las medidas que el Gobierno viene tomando para su protección son suficientes?

“Tenemos verificados 137 asesinatos, un dato que nos preocupa en demasía, de esos 106 han sido asesinados en 2018 y lo que va de 2019. Las 23 medidas anunciadas por el Gobierno que incluyen celeridad en las investigaciones, protección especial para el tema electoral, ampliar la seguridad hasta donde estén los reincorporados, entre otras cosas, son medidas importantes y que esperamos que tengan impacto para que se reduzcan los números y ojalá no hubiera ningún excombatiente asesinado, al igual que líderes sociales”.

¿Por qué considera que ha sido tan difícil llevar la institucionalidad al territorio?

“Es un tema de larga data, Colombia es un país muy extenso, es un territorio muy complejo, yo estoy convencido que no es falta de voluntad política, creo que más bien ha sido falta de capacidad. Colombia se debe sentir muy reconfortado por la comunidad internacional que acompañará todos los esfuerzos que vaya haciendo poco a poco, de manera gradual, para llevar el Estado a todos los rincones”.

¿Es relevante el tamaño de la disidencia de las Farc?

“Desde la experiencia internacional, los procesos de paz generalmente registran entre 7 y 10 % de disidencia; eso no debe distraer la atención y los esfuerzos que son necesarios para dar cumplimiento a quienes dejaron las armas y mantienen la decisión de continuar en el proceso de paz.

Hoy día hay miles de excombatientes, no solo en los ETCR sino en ciudades y pueblos de Colombia recibiendo los beneficios de la firma del Acuerdo de Paz, desarrollando sus proyectos productivos, reuniéndose con sus familias y generando confianza en las comunidades”.

De 724 excombatientes no se sabe dónde están...

“La premisa básica es que los excombatientes son ciudadanos con derechos y obligaciones, tienen libertad de movimiento. El Gobierno los ha ubicado a través del pago de la renta básica y a través del censo que contiene bastante información sobre el 91 % de los excombatientes, pero eso no significa necesariamente que el 9 % esté por fuera del Acuerdo, podría ser que no estén interesados en la renta básica, podrían tener empleo y que quisieran rehacer su vida por otro lado. Eso es una cifra positiva que hay que celebrar. El hecho de que haya tantos excombatientes ubicados, pero también dentro del proceso habla bien de su voluntad de mantenerse en el camino de la reincorporación y de los avances que ha habido”.

Image

¿Cómo debe procederse con “Iván Márquez” y compañía?

“Es injustificable el anuncio de retomar las armas. La violencia no es la vía para consolidar la paz. El proceso de implementación del Acuerdo es complejo y de largo aliento, y a pesar de los desafíos, hay logros alcanzados que no se pueden olvidar. Se sigue avanzando y las partes, la sociedad colombiana y el país, cuentan con el apoyo de la comunidad internacional. El Estado colombiano, y las autoridades, incluso la JEP, han empezado a actuar con relación a este anuncio”.

¿Cómo afecta la disidencia liderada por “Iván Márquez” a la plena reincorporación?

“La Farc emitió un pronunciamiento público rechazando el video en el que se anuncia el rearme de un grupo de personas de las Farc-ep y reafirmando su decisión y compromiso de cumplir con el Acuerdo de Paz. La Farc continúa con sus esfuerzos. Se suman a ese pronunciamiento público diferentes voces de rechazo al anuncio de rearme, incluyendo el presidente Duque, sociedad civil y miembros de la comunidad internacional. Nosotros rechazamos y condenamos este anuncio. Es importante destacar que la línea común en estos comunicados es el apoyo a quienes están hoy comprometidos con el proceso de reincorporación”.

¿Cómo avanza la reincorporación de los excombatientes y qué preocupa?

“Avanza a buen ritmo. Hoy hay cerca de 29 proyectos colectivos aprobados, de los cuales 19 están desembolsados cubriendo cerca de 2.000 excombatientes. Ahora bien, el camino de la reincorporación definitiva tiene muchos retos: por un lado tenemos que garantizar la sostenibilidad de la reincorporación, que los proyectos productivos y las actividades económicas que ellos realizan tengan sostenibilidad, tengan acceso a mercados, comercialización, acceso a tierras y, por otro lado, aunque se reconoce mucho la voluntad política, es un hecho que los proyectos productivos abarcan cerca del 16 % de los excombatientes entonces hay que seguir incrementando tanto el número como la calidad de los proyectos”.

La reincorporación también tiene que ver con la participación en política, ¿cómo avanza?

“Farc es un partido político que tiene representación y una participación muy activa en el Senado y en la Cámara de Representantes; pero ahora se vienen las elecciones regionales y ahí hay que garantizar que también sigan participando. Es un buen indicador que hayan registrado más de 300 candidatos. Hay preocupaciones, nuestro referente último muy positivo es el de las elecciones nacionales que fueron de las más incluyentes, pacíficas y participativas, tenemos esperanza de que estas nuevas elecciones tengan ese espíritu y se puedan mantener ese clima, pero hay que ver el plan democracia con las medidas de seguridad para la protección de los candidatos funciona bien, ojalá.

El partido político Farc ha recibido los recursos estatales según lo estipulado en el Acuerdo Final y en la ley, como parte del proceso de reincorporación y su paso a la política legal. Respecto a la financiación para campañas, el Acuerdo no previó financiación para las campañas a elecciones locales –como sí para las de Presidencia y Senado de la República–, por lo cual están llevando a cabo campañas financiadas con recursos privados. Según nos han manifestado desde el partido Farc, para estas elecciones están llevando a cabo campañas austeras”.

¿Cómo ha sido esa reincorporación de excombatientes en las comunidades?

“Los espacios donde Farc se ha establecido –los 24 ETCR– inicialmente han sido una suerte como de oasis de paz, en el cual tanto los excombatientes en vínculos con las comunidades porque los proyectos productivos tiene participación de las comunidades, las comunidades aledañas tienen muchos beneficios concretos de la reactivación económica de esa zona. También indirectamente se han beneficiado las comunidades por la presencia de la Fuerza Pública. Realmente esos espacios se han convertido en espacios de éxito, al punto que todos los alcaldes donde hay estos espacios, hasta el 15 de agosto cuando eran ETCR, han tenido una visión positiva y una demanda para que el propio espacio permanezca en esos municipios”.

Es imposible no hablar de la posición del gobernador frente a mantener estos. Él señala que estos espacios han traído inseguridad, ¿usted lo considera así?

“Desconozco la visión y percepción del señor gobernador y lo que le he contado es lo que nosotros vemos y vivimos todos los días, tenemos desplegada la misión donde están los ETCR o muy cercano a ellos y vamos de manera constante y también es con base en los insumos de las comunidades, de las alcaldías de esos municipios. La información que tenemos y que compartimos es la que conocemos, para nosotros son lugares que traen paz, estado y seguridad. La visión que tenemos de lo que pasa en estos espacios ha sido hasta ahora muy positiva”.

Pero, ¿no se convierten en una especie de isla en medio de territorios que están siendo materia de disputa de grupos armados?

“Quizá a lo que se refería el señor gobernador es precisamente a esa inseguridad que se vive en los alrededores, pero nosotros lo que vemos es que esa presencia pública lo que irradia es seguridad y quizá para mejorar la seguridad de los territorios aledaños fuera de los ETCR, lo que se requiere es más presencia del Estado en todos esos puntos, en Fuerza Pública, en servicios y con esta presencia del Estado”.

¿Cuál es la problemática que conduce al asesinato de líderes sociales?

“Yo no lo vincularía a un acto específico, el asunto es que el asesinato de líderes sociales ha estado en los últimos meses en niveles de preocupación, el ideal más allá de los números es que no hubiera ningún líder social asesinado, son muy importantes en las comunidades, en la construcción de paz, en la defensa de los derechos humanos, es una área de preocupación, pero vuelvo al mismo punto, lo que puede mejorar la situación es la presencia del Estado en esos territorios”.

Gobierno y Farc han solicitado mantener la misión en el país, ¿ya hay decisiones frente a esa continuidad y de hacerlo cómo va a seguir funcionando?

“Efectivamente el presidente envío una carta expresando la voluntad de las dos partes para pedir la extensión de la permanencia de la Misión, ahora el Consejo de Seguridad está analizando esa petición, analizando lo que se ha avanzado, lo que falta por avanzar para tomar una decisión para la renovación del mandato que se haría luego del 20 de septiembre.

Ellos deciden el mandato de la Misión, después de eso nosotros nos tenemos que adaptar a la expectativa del Consejo de Seguridad para seguir acompañando los esfuerzos de verificación de la implementación del Acuerdo de Paz, por ahora no tengo ninguna información que me indique que va a haber algún ajuste, entonces probablemente vamos a seguir trabajando como hemos venido haciéndolo, pero hay que esperar a nuestro órgano de Gobierno”.

Contexto de la Noticia

EL DIPLOMÁTICO A CARGO DE LA VERIFICACIÓN Carlos Ruiz Massieu. Jefe de la Misión de la ONU en Colombia.

Este mexicano con 25 años de experiencia en la función pública y la diplomacia, ha estado involucrado en establecer y apoyar las operaciones de paz de las Naciones Unidas, así como en promover las reformas de la Organización en las áreas de paz y seguridad, desarrollo y gestión, a través de su labor como Presidente, con el rango de Secretario General adjunto, de la Comisión Consultiva en Asuntos Administrativos y de Presupuesto de la Asamblea General de las Naciones Unidas desde 2013, y como miembro desde 2011. En enero de este año fue delegado por el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, como el jefe de la misión de la ONU en Colombia en reemplazo de Jean Arnault, quien acompañó el proceso desde los diálogos de paz.

Olga Patricia Rendón Marulanda

Soy periodista egresada de la Universidad de Antioquia. Mi primera entrevista se la hice a mi padre y, desde entonces, no he parado de preguntar.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección