<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

La “registraduría paralela” que hizo Petro para blindar sus votos

El Pacto Histórico montó software para detectar sufragios faltantes y una estrategia jurídica para pelear voto a voto.

  • El escudero de los votos de Gustavo Petro es Álvaro Echeverry, un curtido exfuncionario de la Registraduría. FOTOS COLPRENSA
    El escudero de los votos de Gustavo Petro es Álvaro Echeverry, un curtido exfuncionario de la Registraduría. FOTO S COLPRENSA
Publicado el 12 de mayo de 2022

Un software de inteligencia artificial para detectar la ausencia de sufragios en las mesas de votación es la herramientas clave de la campaña de Gustavo Petro para blindarse en las elecciones del 29 de mayo. Para los críticos del movimiento, lo que está haciendo es crear una especie de “registraduría paralela” –cuya receta ya había utilizado para recuperar 500.00 votos en las elecciones legislativas–. Aún así, todo está enmarcado dentro de la ley.

Álvaro Echeverry es el nombre del abogado que lidera la estrategia con la cual pretenden cazar los votos potencialmente perdidos del candidato. Coordina a los testigos o veedores electorales, que serían 52.000 –si se repite la cifra del 13 de marzo– y delegados departamentales vigilantes de cada formulario E-14 (los de cada mesa) que se completará el domingo de la primera vuelta presidencial. Así como también durante el escrutinio o el reconteo de los votos que empieza al día siguiente.

Sumado a eso, es la persona detrás de la inscripción de 39.840 jurados de votación del Pacto Histórico para los comicios presidenciales que se avecinan, aunque no todos fueron aceptados por el ente electoral. Ningún movimiento sumó tal cantidad de personas entre sus inscritos.

Y claro, Echeverry es también quien conoce a fondo el software con que el movimiento del exalcalde de Bogotá dio el primer paso para la recuperación de medio millón de votos en el escrutinio de los comicios pasados.

Según conoció EL COLOMBIANO, este programa funciona con la información que entregó la Registraduría a todos los movimientos el 13 de marzo, después del cierre de las urnas y durante el preconteo.

Puntualmente, los datos incluían los resultados de cada mesa. Procesando esta información, el programa encontró las más de 29.000 mesas sin votos para el Pacto.

De esta manera pudieron coordinar el proceso de reconteo posterior, fijándose específicamente en esas mesas en donde creyeron ver anomalías.

Es por esto que entre los críticos de Petro y de su campaña ha tomado fuerza la teoría de que está moviendo una “registraduría paralela” de cara a las presidenciales.

Aunque Echeverry cree que la pregunta es, más bien, por qué los demás no utilizaron la información que obtuvieron al igual que ellos.

Con él, Petro ya no está en el lugar de quien denuncia un supuesto fraude como lo hizo en 2018. El reclamo ahora viene de la otra orilla y desde los movimientos que están con su contendor, Federico Gutiérrez, por la desconfianza que existe, en general, sobre el proceso electoral.

Para la senadora del Centro Democrático Paloma Valencia, es legítimo que los partidos organicen testigos y jurados para garantizar sus derechos en las elecciones. Pero considera que en las mesas se debería garantizar siempre la equidad de los jurados de votación en las mesas, que haya variedad en la filiación política de cada mesa.

Otro aspecto que ha llamado la atención es que Nicolás Farfán, registrador delegado para lo electoral, es conocido de Alfonso Portela, abogado del alcalde de Medellín, Daniel Quintero, en el caso de la ya enterrada revocatoria.

No obstante, sobre este tema Farfán se defendió en enero de este año, al asegurar que lleva 16 años trabajando en la Registraduría y por ello conoció a Portela cuando este fue su jefe.

En ese momento, aclaró que no tenía ningún impedimento en el proceso de la revocatoria, pues la certificación de las firmas de dicho proceso no hacía parte de su despacho.

Con todo, las dudas no son gratuitas, teniendo en cuenta la cercanía del suspendido mandatario de la ciudad con el candidato Petro, por la que la Procuraduría lo investiga actualmente.

Ahora bien, la campaña de Federico Gutiérrez también está preparando una estrategia, aunque su planeación va más lento. El próximo 20 de mayo, nueve días antes de la apertura de las urnas, definirán con números a cuántos testigos y delegados tendrán a su servicio.

En ese sentido, la mayoría de los testigos podrían venir de los partidos miembros de la coalición. Es decir, el Mira, el Partido de La U, el Conservador y País de Oportunidades (de Alejandro Char).

Aparte, el pasado 13 de marzo, según Andrés Felipe Tobón, coordinador nacional electoral de la campaña, el Equipo por Colombia no inscribió jurados. Pero para el 29 de mayo sí pasaron la lista de 22.000 personas y la Registraduría les aprobó cerca de 16.000.

Así mismo, también se blindarán contratando a un grupo de abogados, aunque mantienen hermetismo sobre el tema, por ahora.

En ese contexto, queda claro cómo los candidatos a la Presidencia intentan blindar sus votos de cara al 29 de mayo. Las suspicacias sobre el proceso abundan y de ningún lado quieren dejar cabos sueltos que permitan la pérdida de un solo sufragio


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección