<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Quién era “Matamba”, el narco del Clan del Golfo que murió en operativo policial?

El presidente Iván Duque anunció que Juan Larinson Castro Estupiñán fue “neutralizado” en Bolívar, Santander.

  • “Matamba” habría comenzado a enfilar los grupos paramilitares en el 2000. FOTO COLPRENSA
    “Matamba” habría comenzado a enfilar los grupos paramilitares en el 2000. FOTO COLPRENSA
LUISA MARÍA VALENCIA | Publicado el 26 de mayo de 2022

El narcotraficante al servicio del Clan del Golfo, Juan Larinson Castro Estupiñán (“Matamba”), era uno de los más buscados del país tras su fuga de la cárcel La Picota el pasado 18 de marzo. Sin embargo, con el anuncio de su muerte durante un operativo de la Policía, terminó un largo prontuario criminal para quien también era conocido como “El Viejo” en el cartel ilegal.

Por información sobre “Matamba”, oriundo de El Charco, Nariño, el gobierno estaba ofreciendo hasta 2.000 millones de pesos e Interpol había emitido circular roja, por lo que pasó a tener orden de captura vigente en 196 países del mundo.

Este líder de la filial del Clan del Golfo llamada “La Cordillera Sur”, que operaba en el Pacífico nariñense, fue dado de baja en Bolívar (Santander) y era acusado de secuestro, tortura, homicidio en persona protegida, desplazamiento forzado y concierto para delinquir, así como por delitos relacionados con narcotráfico, por los que era requerido en extradición por el Distrito Sur de la Florida (EE. UU).

De acuerdo con información de la Policía, la dinámica de narcotráfico de “Matamba” estaba enmarcada principalmente en el cobro de impuesto de gramaje a cultivadores de coca y redes narcotraficantes que ingresen a su área de influencia; en controlar centros de producción de clorhidrato de cocaína con plataforma de salida hacia Centroamérica y entablar los nexos criminales con carteles Mexicanos.

El historial delictivo

Según un expediente judicial de Justicia y Paz, Castro Estupiñán se enfiló en el Frente 29 de las extintas Farc entre 1996 y 1997.

Sin embargo, decidió sumarse a las fuerzas paramilitares hacia el 2000, cuando integró dos bloques de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), con las que finalmente se acogió al proceso de Justicia y Paz. Esto le permitió obtener libertad condicional tras ser capturado en diciembre de 2003 por un homicidio.

En ese momento, y con su proceso de verdad, “Matamba” confesó cerca de 30 crímenes cometidos por los bloques paramilitares que enfiló.

Castro Estupiñán habría continuado con su actividad delictiva en inmediaciones del municipio de Tumaco, Nariño, y en agosto de ese año fue capturado otra vez por la Armada Nacional.

Se fugó luego de esta retención, pero lo detuvieron nuevamente en noviembre del mismo año. Le dieron prisión domiciliaria y también la violó.

En el lapso que pasó fugado, “Matamba” no solo alcanzó a convertirse en el máximo líder de La Cordillera Sur –la cual tendría negocios con el Cartel de Sinaloa–, sino que, según la Fiscalía, había consolidado una nómina criminal en el Ejército, integrada por 15 militares activos y en retiro.

Así mismo, en 2021 y de acuerdo con información de la Policía, formalizó una alianza criminal con alias “Allende”, cabecilla del GAO-r Alfonso Cano; alias “Camilo 40”, cabecilla de Los Contadores; y alias Jesús Santrich e Iván Márquez, cabecillas del GAO-r Segunda Marquetalia.

Este líder del Clan del Golfo se hacía pasar por muerto desde el 25 de junio de 2019. Lo consiguió mediante el acta de defunción del 01 de febrero del 2019 No. 07386693, por la cual pagó para desaparecer del radar de la autoridades.

Sin embargo, fue capturado una última vez el 18 de mayo de 2021, cuando, en Floridablanca, Santander, las autoridades lo encontraron celebrando su cumpleaños número 41. Luego de esto fue llevado a la cárcel La Picota donde permanecía en el pabellón de extraditables, mientras se tramitaba su traslado a Estados Unidos.

“Matamba” se fugó en marzo, disfrazado de dragoneante, en una operación por la que ya se capturó y se está investigando al inspector de la cárcel La Picota, Milton Libardo Jiménez, quien hace menos de 20 días había asegurado que el narcotraficante no se fugó sino que fue desaparecido.

Esto, según Jiménez, porque “estaba a punto de declarar la verdad y salpicar funcionarios del Estado”

Luisa María Valencia

Sueño con un mundo que dimensione el valor de la palabra de los niños y las niñas. Creo en el periodismo que apuesta por un enfoque diferencial.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección