<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Por qué es importante la segunda dosis de la vacuna?

  • Hasta la fecha las vacunas de Moderna no están disponibles en el país. Las que se están aplicando por ahora son Pfizer, Sinovac y Astrazeneca. FOTO Manuel Saldarriaga
    Hasta la fecha las vacunas de Moderna no están disponibles en el país. Las que se están aplicando por ahora son Pfizer, Sinovac y Astrazeneca. FOTO Manuel Saldarriaga
Image
Por laura franco salazar | Publicado el 27 de abril de 2021

Tener el esquema de vacunación completo es fundamental para garantizar la inmunidad. Vacúnese y esté pendiente del segundo chuzón.

Además de las vacunas contra el covid-19, muchas otras como la de la Influenza, la Poliomielitis, la Hepatitis A y B necesitan más de una dosis para ser efectivas. Esto es así porque algunos patógenos que se quieren combatir (virus o bacterias) cambian con mucha facilidad y de manera aleatoria. “Si hablamos de moléculas de ADN, la variabilidad va a ser lenta, pero si hablamos de moléculas de ARN (como las que tiene el SARS-CoV-2), varía en mayor proporción”, explica Juan Pablo Franco, biólogo de la Universidad de Antioquia.

Si hay variabilidad entonces será necesario reforzar con el paso del tiempo. “La vacuna contra la, por ejemplo, Tuberculosis es una sola vez en la vida porque es la bacteria por dentro vacía y eso genera una respuesta inmune muy fuerte que se mantiene prácticamente con el paso de los años. En cambio, en las vacunas contra el covid-19 tenemos distintas tecnologías: ARN mensajero, vector viral, y por último, virus inactivo”, comenta Carlos Aníbal Restrepo Bravo, médico de la Clínica CES y PhD en Ciencias de la Salud.

Doble estímulo

En ocasiones el cuerpo necesita una exposición adicional al agente extraño para generar los anticuerpos y células necesarias para defenderse. El vacunólogo Andrey Rojas lo explica: “En ocasiones es necesario volver a estimular al sistema de defensa para que cree un anticuerpo más específico y de mayor duración”.

Así pues, con la primera dosis de las vacunas contra el covid, el cuerpo inicia una protección que no alcanza a ser completa. “Además, la respuesta inmune no debe ser solo de anticuerpos sino también de las células de defensa; a esos dos niveles debe trabajar el organismo”, puntualiza Rojas.

Por otro lado, Restrepo Bravo recalca que la primera dosis es de sensibilización, mientras que la segunda es de potenciación. “Con la segunda se alcanzan ya niveles de anticuerpos iguales o superiores a los generados por una persona que estuvo naturalmente infectada”.

En constante cambio

Como se esbozó al inicio, bajo algunas circunstancias específicas siempre serán necesarias dosis de refuerzo:

Primero, si se trata de un patógeno que varía. En el caso del SARS-CoV-2, un virus que, por su naturaleza de virus ARN, muta constantemente.

“En casos como esos (de alta variabilidad), la vacuna puede ir perdiendo efectividad. Habría que hacerle unos cambios en el laboratorio y volverla a aplicar”, complementa Restrepo Bravo.

Segundo, si los resultados científicos arrojan que los anticuerpos específicos tienden a disminuir. “Puede pasar que el sistema inmune tenga una caída de defensas en el tiempo y por ende sean necesaria otras dosis”, agrega.

Los estudios continúan

El esquema de vacunación, es decir, cuántas dosis tendrá una vacuna, se define de acuerdo con los resultados de las investigaciones permanentes. Si bien los estudios clínicos hechos para la de la covid-19 definieron que hay un beneficio mayor comparado con los posibles riesgos (inherentes a cualquier medicamento), su diseño continúa estudiándose y así será durante todo su ciclo de vida, es decir, desde su investigación temprana hasta su uso en diversas poblaciones.

“A las primeras personas vacunadas a mediados del años pasado, para los estudios de fase 1 de Pfizer, se les continúa haciendo seguimiento, por ejemplo, para saber exactamente cuánto tiempo continúan presentes los títulos de anticuerpos”, complementa Restrepo Bravo.

Por esto, con base en los resultados más recientes de sus investigaciones, Pfizer anunció que sería probable la necesidad de una tercera dosis. “Se han dado cuenta de que los títulos de anticuerpos duran de 6 a 12 meses, por eso podría ser necesario un refuerzo después de las dos dosis iniciales”. Moderna, por su parte, que tiene un diseño similar, igual está realizando estudios para la aplicación de una tercera dosis.

Tiempo entre dosis

La vacunación debe cumplirse según las indicaciones del fabricante. “Si este establece que la primera dosis es hoy, y la segunda en cuatro semanas, es porque los resultados de eficacia, obtenidos durante la investigación, arrojaron esa información; por eso solo podría recomendarse el beneficio de la vacuna cuando se usa bajo esas condiciones”, expresa el vacunólogo Rojas.

El inmunólogo Restrepo Bravo agrega que ponerse la segunda dosis unos cuantos días después no generaría problemas significativos. “No hay que ser completamente estrictos con los días de las vacunas, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) dicen que se pueden aplicar hasta 4 días antes o 7 días después del plazo definido por el productor. Lo ideal es aplicarla en el tiempo que recomienda el fabricante, pero hay un rango de días”.

Por su parte, Nathalia López, subsecretaria de Salud de Medellín, además de hacer énfasis en la importancia de cumplir con los plazos, agrega: “Hay que tener en cuenta que tanto la primera como la segunda pueden provocar algo de sintomatología, bien sea dolor de cabeza, febrícula o malestar general”.

Incluso desde los CDC ratifican que a pesar de que se hayan tenido síntomas con la primera dosis, debe recibirse la segunda, a no ser de que “un proveedor de vacunas o su médico le indique que no se la aplique.”

López hace énfasis en la importancia de informar previamente al personal de salud si se han tenido síntomas de gripa o malestar en los días anteriores. “Cualquier alteración de salud, cualquier síntoma, sea o no relacionado con covid-19, debe ser informado antes de aplicarse la vacuna. Esto con el fin de descartar una posible contraindicación relativa o absoluta para la vacunación”.

Es importante no relajarse

Si bien las vacunas actuales contra la covid evitan que a causa del virus se tenga una enfermedad grave o la muerte, estas no aseguran una protección total contra la infección.

Por eso los expertos consultados coinciden en recordar que es importante continuar con las medidas de bioseguridad (uso de tapabocas, lavado constante de manos y distanciamiento físico) incluso si ya se está vacunado.

Además, los tres expertos consultados coinciden en que la inmunidad colectiva solo será alcanzada cuando entre el 65% y 70 % de la población esté vacunada.

En Colombia, hasta el 25 de abril, de las 35 millones de personas que se esperan vacunar, solo 1.411.553 han completado el esquema de dos dosis, según cifras del MinSalud. Eso representa el 4 %. “En el país el proceso va despacio. Además, las personas, aunque estén vacunadas, se pueden infectar (asintomática o levemente) y pueden, en cierto grado, seguir extendiendo la enfermedad”, dice Restrepo Bravo. “Por eso hay que continuar con las medidas: por uno y por los demás”.

En ese mismo sentido, López, desde la Subsecretaría de Salud, hace énfasis en la importancia de actualizar los datos con la EPS para facilitar la comunicación, “además que estén muy atentos al avance de las diferentes etapas para continuar con el Plan”.

Para finalizar, el vacunólogo Rojas afirma que es fundamental recordar que “ante la emergencia actual, la mejor vacuna es la que esté disponible”.

12.7 %
es el porcentaje de personas que han recibido la primera dosis en el país: MinSalud.
Infográfico

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS OMS sobre vacuna oxford, AstraZeneca

El Comité Consultivo Mundial sobre Seguridad de las Vacunas, de la Organización Mundial de la Salud (subcomité sobre covid-19), examinó la información disponible y determinó que sus beneficios continúan siendo superiores a los riesgos, además reiteró que “tiene un enorme potencial de prevención de la infección por el SARS-CoV-2 y de reducción de la mortalidad en todo el mundo”, en un comunicado oficial. Adicionalmente, afirmó que de acuerdo a los datos disponibles, la administración de vacunas contra el covid-19 no ha provocado un aumento global de trastornos relacionados con la coagulación: “Las tasas notificadas de tromboembolias tras la administración de estas vacunas se corresponden con la cifra esperada de diagnósticos de estos trastornos, que ocurren de forma natural y no son infrecuentes”.

Vacuna de ARN mensajero (Pfizer y Moderna)

Es usado un fragmento del material genético del virus. Gracias a este las células son capaces de fabricar copias de la proteína viral del SARS-CoV-2 (sin causar enfermedad). El sistema inmune las reconoce, desarrolla la defensa y la memoria. Pfizer y Moderna usan este diseño. La segunda dosis para cada una funciona así: Pfizer (de 21 a 42 días después de la primera dosis); Moderna (28 días después).

Vacuna de vector viral (Janssen y Astrazeneca)

Un virus modificado, en este caso un adenovirus, transporta un fragmento del material genético del SARS-CoV-2. Ingresa a la célula, hace que esta fabrique copias de la proteína viral y que se desencadene la respuesta inmune. El vector viral no se replica en el organismo. Janssen y AstraZeneca usan este diseño. Sus dosis funcionan así: Janssen (una sola dosis) y AstraZeneca (84 días después de la primera).

Virus inactivado (Sinovac)

Este tipo de vacuna utiliza al virus SARS-CoV-2, pero “muerto”, por lo que no puede infectar ni replicarse. El virus inactivado ingresa a la célula, sus proteínas son reconocidas y el sistema inmune genera la respuesta de defensa. Sinovac usa este tipo de diseño. La segunda dosis debe ser aplicada entre los 28 y 56 días despúes de la primera.

Laura Franco Salazar

Periodista convencida de la función social de su profesión, de la importancia del apoyo mutuo, la educación y el arte.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección