<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Tribugá: el puerto que pidió Chocó y que ahora no quiere

  • De acuerdo con los estudios, este sería el puerto de aguas profundas en Suramérica más cercano al canal de Panamá. Su construcción aunque le apuesta al desarrollo impactaría, según expertos, los manglares. FOTO jaime pérez
    De acuerdo con los estudios, este sería el puerto de aguas profundas en Suramérica más cercano al canal de Panamá. Su construcción aunque le apuesta al desarrollo impactaría, según expertos, los manglares. FOTO jaime pérez
Por: María Victoria Correa | Publicado el 04 de junio de 2019
Infografía
Tribugá: el puerto que pidió Chocó y que ahora no quiere
20

por ciento de la fauna del país se concentra en la zona costera del Pacífico.

90

por ciento de cobertura en acueducto tiene Nuquí, pero alcaldía admite deficiencias.

en definitiva

Aunque desde 2016 se escuchan voces a favor de la construcción de un puerto en Tribugá, Nuquí, comunidades afirman que nunca se les consultó el asunto y que prefieren un modelo distinto.

En 2016, Chocó estuvo paralizado durante una semana por cuenta de un paro cívico que logró, entre otras cosas, que el Gobierno Nacional se comprometiera con vías y acueductos. Pues bien, tres años después, uno de los puntos que exigían los chocoanos en esa protesta los tiene divididos.

Una de las peticiones era, se lee textualmente: “Construcción colectiva de la política portuaria del Pacífico y trámite de estudios y licencia ambiental del puerto de Tribugá”. Sin embargo, eso quedó en nada, el gobierno de Juan Manuel Santos no aceptó dicha petición y no se consignó en los acuerdos finales.

Así fue como, por varios meses, el puerto de Tribugá quedó enterrado y no se volvió a hablar de él. Sin embargo, desde hace un par de semanas apareció a flote al quedar oficializado en el Plan Plurianual de Inversiones, donde se lee: “Construcción del Puerto Multipropósito de Tribugá”.

¿Por qué ahora no quieren su construcción? ¿cuál es la molestia de los ambientalistas? Básicamente se oponen porque, dicen las comunidades, no les han consultado. Los que lo apoyan (ver recuadro) hablan de desarrollo y de una nueva fuente de ingresos. Ahora bien, en la mitad de la discusión, sobre si va o no el puerto, quedan 1.500 hectáreas de manglar que se podrían ver afectadas por su construcción, según el Consejo Comunitario de Nuquí.

Sin embargo, desde el Gobierno hay un “sí” en el Plan de Desarrollo y pone como ejemplo que por el puerto de Buenaventura se moviliza la mayor cantidad de carga internacional del país con 13,8 millones de toneladas en 2017, según el Ministerio de Comercio, lo que impulsa la economía de la región y del país.

A pesar de que esta información está consignada en el documento, la ministra de Transporte Ángela María Orozco, a principios de mayo, negó la construcción del puerto y dijo que la información se estaba malinterpretando. “En el Plan quedó la posibilidad de que exista un nuevo puerto en el Pacífico sin nombre propio y eso venía desde el Plan de Desarrollo anterior”, dijo.

Sin embargo, la información que se conoce a través del Proyecto Arquímides –empresa que promueve los proyectos de infraestructura en el Pacífico– ya tiene datos sobre cómo sería ese puerto. Tendría muelles de hasta 3.600 metros de longitud, una profundidad entre 15 y 20 metros a 1,5 kilómetros de la playa y, entre otras cosas, una capacidad de recibir barcos de hasta 200.000 toneladas para navíos de 50 pies de calado.

Es de anotar que en el Plan de Desarrollo actual de Nuquí (municipio donde quedaría el puerto) hay un “sí” para el proyecto. Allí se lee que “debe reconocerse que es una necesidad urgente del país en el propósito de insertarse en el mercado mundial. Esto viene siendo liderado por Arquímedes, de la cual hacen son socios tanto la Gobernación del Chocó como el municipio de Nuquí”, dijo.

Oposición al proyecto

Luis Alberto Angulo, líder comunitario del Consejo General los Riscales de Nuquí, le dice un “no” contundente al puerto. Su posición se basa en que lo primero que hay que hacer es una consulta previa y generar un espacio de interlocución con todos los actores.

“Nosotros decimos ‘no’ porque desde nuestra postura venimos haciendo unos procesos de concertación en el territorio, estamos trabajando el tema de las áreas protegidas, el plan de manglares, estamos convencidos de la educación ambiental, del reciclaje; todos esos temas van en contravía a lo que propone el puerto. Además, esa construcción no se va a hacer pensando en nosotros. Ese progreso que nos están vendiendo no está cobijado a lo que como comunidad venimos trabajando”, dijo.

Frente al por qué antes sí querían el puerto –al menos así estaba en el acuerdo del paro cívico– el líder indicó que nunca les consultaron. “¿Será que nos preguntaron si queríamos puerto?, ¿o fue una decisión que tomaron alrededor de una lucha que estaba allá en Quibdó? Una lucha que, de hecho, apoyamos en el tema de educación, pero un puerto no se decide así. Claro que el Chocó quiere desarrollo, pero hay decisiones que no se toman en gestas, se toman en comunidad. No podemos ser irresponsables”.

A manera de paréntesis es importante saber que a Nuquí se llega por aire o por mar, los gobiernos llevan varias décadas tratando de sacar adelante la carretera Ánimas-Nuquí. En su zona rural hay ocho horas diarias de energía y aunque hay cobertura de acueducto y alcantarillado con cobertura que alcanza el 90 %, su servicio, según la alcaldía, es malo.

Ante esta realidad, la pregunta es: ¿por qué se oponen al desarrollo? El líder insiste que lo que piden es que el Gobierno “no nos deje tan abandonados, que nos invierta en salud, en educación, en vías, que nos pregunten qué es lo que queremos. Por ejemplo, tenemos un brote de paludismo ya que en menos de un mes van 96 casos y no se ha hecho nada”.

Protección ambiental

Julián Idrobo, doctor en Gestión Ambiental y de Recursos Naturales del Instituto de Recursos Naturales de la Universidad de Manitoba, Canadá, y uno de los académicos que más ha investigado Tribugá, indicó que el impacto, básicamente, se debe a que van a poner un puerto en la mitad de un área que es ecológicamente sensible y que está en la zona de amortiguación del Parque Nacional Ensenada de Utria.

“Hablamos de un lugar donde hay mangle, corales y ecosistemas bastante frágiles. Poner un puerto ahí lo que hace es interrumpir esas dinámicas, se va a afectar el tránsito de las ballenas. Además, los barcos van a contaminar las aguas donde están naciendo los ballenatos y fuera de eso van a afectar las rutas de navegación de peces migratorios. El manglar es la guardería de casi todas las especies marinas”, dijo.

William Klinger Brahan, director del Instituto de Investigaciones Ambientales del Pacífico, le dijo a EL COLOMBIANO, que su postura personal es por el ‘no’ al puerto.

“Mi ‘no’, no es porque las ballenas dejen de venir o porque las aves migratorias ya no vuelvan. No es un tema de biodiversidad. El asunto es que la costa Pacífica escogió un modelo de desarrollo económico propio y distinto del resto del Chocó que se basa en la conservación de sus recursos y lo que está en juego es un modelo que tiene cosas ejemplarizantes para el resto del país. Por ejemplo, ellos participaron en la creación de un parque nacional, de un distrito de manejo integrado, de una zona exclusiva de pesca artesanal”, explicó.

A renglón seguido subrayó que la postura institucional es: “Que con puerto o sin puerto hay muchas cosas por mejorar, pero en el marco de ese desarrollo económico. El Instituto tendrá que estar en el territorio –con o sin puerto– para que las cosas sean como la ciudadanía quiere que sea”.

Indicó que ambientalmente este es uno de los ecosistemas más ricos del departamento por sus arrecifes, sus manglares, por ser un sitio de anidación de tortugas y de ballenas. “Mire, ambientalmente no hay discusión, pero la competencia científica para opinar sobre lo ambiental no la tenemos nosotros”, dijo.

Esta megaobra fue el sueño, entonces, del Paro Cívico. Sin embargo, al día de hoy las opiniones encontradas y es más, los líderes consultados por El COLOMBIANO, no reconocen que dentro del pliego de peticiones haya quedado incluido el puerto de Tribugá.

Contexto de la Noticia

A FAVOR desarrollo para el chocó

De acuerdo con la Cámara de Comercio de Manizales y Arquímides “con su construcción y operación se generaría un inmenso potencial de inversiones en sectores estratégicos como la minería, la industria maderera, la pesca y demás actividades comerciales. Será sin lugar a dudas la redención del, paradójicamente, rico departamento del Chocó, que con sus 46.530 kilómetros y 454.000 habitantes, ha vivido abandonado por siglos y sometido al olvido”.

EN CONTRA la afectación es clara

La bióloga Blanca Huertas manifestó que “cada vez que se hace una construcción de esa escala tiene un impacto con el ambiente. El problema es que esta es una de las zonas con mayor concentración de biodiversidad de todo Colombia y del mundo. En esta zona está el 20 % de la fauna del país. Si hay un puerto, independiente de que se haga en las mejores condiciones, todo eso tendrá un impacto ambiental irreparable. Sabemos que allá hay desarrollo de ecoturismo, pero se hace con conciencia ambiental”.

María Victoria Correa Escobar

Soy periodista y candidata a máster en Humanidades. Me gusta el periodismo que se hace caminando. El Chocó, la infraestructura y el vallenato son mi ruta.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección