Grammatica: un espacio literario de imaginación infinita

  • La nueva librería infantil está ubicada en el primer piso de la Casa Teatro El Poblado. FOTOS Camilo Suárez Echeverry.
    La nueva librería infantil está ubicada en el primer piso de la Casa Teatro El Poblado. FOTOS Camilo Suárez Echeverry.
Por Valeria Murcia Valdés | Publicado el 13 de marzo de 2019

Para un librero con más de 20 años de experiencia es un hecho que charlar con un lector es casi como entrar en una experiencia terapéutica. Ese intercambio de palabras, que se traduce en recomendaciones de historias, es una de las razones por la que las librerías siguen vivas, o al menos eso piensa Wilson Mendoza, de Grámmata.

“El librero se convierte muchas veces en un confesor – dice con tono suave y con cierta complicidad – porque conoce tantas cosas a través de la lectura del otro, que el lector puede llegar a confiar en él incluso para contarle secretos”.

Esa ha sido su clave para mantener Grámmata viva en épocas en las que librerías en el mundo deciden cerrar sus puertas. Se dio cuenta de que más que vender libros, el negocio se trataba de esas conversaciones y de entender que un texto podría encajar como un guante a un lector. Quizá no conseguiría subsistir vendiendo cualquier volumen solo por el hecho de hacerlo.

Su tienda abrió en 2013. La principal queda en el barrio Estadio y en vez de achicarse va buscando nuevos espacios para expandir su misión cultural. Según Mendoza, es un trabajo que se sostiene por la pasión y eso se traduce en un alto nivel de compromiso por las historias que un autor decide compartir y, sobre todo, que lleguen a las manos de quien las necesite.

Cuando esa relación se establece, cree él, el resultado es que el negocio no cae, sino que multiplica sus fuerzas. Deja claro, eso sí, que “quien abra una librería pensando que se va a hacer rico, abra otro negocio, porque esto se hace por vocación, por placer”.

El rédito de conocer de manera minuciosa a los libros tanto como a sus clientes es el nacimiento de nuevos lectores y la gestión de varios proyectos que están por estrenarse.

Servir a la imaginación

Una de sus dos nuevas aventuras está dirigida a los más pequeños, se llamará Grammatica y se alojará en la entrada de la Casa Teatro El Poblado.

Aunque la librería principal siempre ha tenido un espacio destinado a ellos, este busca ser una guarida en constante cambio donde ellos podrán leer y oír historias, casi de manera dramatizada.

“En la primera infancia cultivamos todo ese amor por la lectura, más que por los libros”, dice él, y cuando eso se desarrolla es posible que una persona se deje llevar con mayor facilidad por la magia que esas letras producen.

Además, “un libro que para un adulto puede no ser atractivo, puede ser fascinante para un niño”, añade la autora Claudia Restrepo, quien es socia del proyecto. La tienda ya está lista para recibir a sus primeros visitantes, aunque se presentará de manera oficial este jueves 14 de marzo con la participación de Mario Mendoza desde las 6:30 p.m.

Más y más letras para todos

La segunda hazaña en la que Grámmata trabajará este año es estrenar una nueva sede en Laureles. Esta librería de barrio pretende “darle más espacio a los lectores que a los mismos libros”, señala Mendoza.

Otro de sus propósitos, además de importar títulos que no se consiguen con facilidad en Colombia, es divulgar el trabajo de escritores latinoamericanos que de pronto no alcanzan a llegar a las vitrinas. “Hay un montón de autores que aquí no se consiguen por ser de editoriales pequeñas –insiste–, entonces lo que hemos hecho es destacar la literatura independiente”.

Para no perder el contacto constante y personalizado, Mendoza estará viajando entre sus sedes y ya está capacitando a nuevos libreros para que asuman la labor confesionaria con toda la seriedad.

La inauguración oficial de la sede en Laureles estará a cargo de Juan Diego Mejía y Pablo Montoya en un conversatorio sobre la reedición del libro La Sed del Ojo.

Contexto de la Noticia

radiografía Más páginas para leer en la ciudad

Otra librería que se dispuso a crecer es Exlibris, que hasta ahora solo tenía una única sede en Carlos E. Restrepo y ahora planea brindarle una nueva opción cultural a los ciudadanos. La idea es llegar, a partir de abril, al centro comercial Oviedo en El Poblado y crear alianzas con ese espacio para que los libros sigan haciendo parte activa de la actividad cultural del sector. Aunque el espacio físico de la librería tendrá la capacidad como para hacer presentaciones de libros (de unas 20 personas), se tiene entre planes utilizar otros espacios del centro comercial para hacer propuestas culturales más amplias. De hecho, se está contemplando la posibilidad de organizar en mayo una feria del libro en ese lugar.

Valeria Murcia Valdés

Periodista que entiende mejor el mundo gracias a la música, que atrapa cada momento que puede a través de su lente fotográfico y a la que le fascina contar historias usando su voz.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección