<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Cómo preparar a su perro y a su gato para la alborada

  • Hay espacios en el hogar que son seguros para las mascotas. Permítales estar en esos lugares. FOTO sstock
    Hay espacios en el hogar que son seguros para las mascotas. Permítales estar en esos lugares. FOTO sstock
Publicado el 28 de noviembre de 2019
en definitiva

Viene una de las épocas más complejas del año para los animales que conviven en los hogares. Las detonaciones de pólvora, en especial, causan miedo y ansiedad a perros y gatos.

Usted está durmiendo profundamente, ¿cómo reaccionaría si explota una papeleta en su cuarto? “Para empezar es el despertar súbito por el susto y viene luego el incremento de la frecuencia cardiaca y el impacto en el oído por el fuerte sonido”, explica la médica veterinaria del CES, Sara Isabel Sierra González. Es un símil de lo que pasa con su mascota en la alborada: “Así siente un perro o un gato el sonido de la pólvora o hasta el de un trueno, aún cuando no suceda tan cerca a ellos, y esto pasa porque el sistema auditivo de ambos animales es de 5 a 7 veces más sensible que el de los humanos”.

Andrés Mauricio Valencia Hincapié, zootecnista, adiestrador canino y etólogo, señala que esto les afecta el sistema nervioso central: “Se evidencia un aumento del ritmo cardiaco, de la respiración, la salivación, el jadeo excesivo en los perros, y en general bastante desorientación. Van a estar, tanto perros y gatos, nerviosos y asustados”.

A largo plazo

La profesional explica que el tema de prevención es vital y que desde hace varios meses los dueños de mascotas debieron haber empezado. “No debemos comenzar un acto preventivo dos o tres días antes de que comience la época de diciembre, de hecho hay varios eventos en el transcurso del año que pueden servir de preparación, cuando hay partidos de fútbol o celebraciones”.

Lo primero es identificar si perro o su gato es sensible a los ruidos fuertes, ya que hay algunos a quienes no les inquieta (a pesar de que lo oigan tan intensamente). “Es importante acudir al veterinario de confianza, ya que debe hacerle un examen clínico completo para revisar si tiene una patología que empeore su situación como problemas cardiológicos o de tipo convulsivo”, precisa Sierra González.

Otra recomendación en este trabajo previo es el acompañamiento con etólogos, quienes estudian el comportamiento animal. “Hay veterinarios que tienen esta especialización y ellos te van a ayudar en el tema del ambiente, el entorno social, de hacer un análisis para empezar y luego trabajar de manera preventiva para eliminar la ansiedad con acciones concretas”.

Y ahora qué

Si no alcanzó a hacer un trabajo previo, y es la primera vez para su mascota, vaya donde el veterinario, ya que este les puede formular algún medicamento acorde con su raza, peso y condición médica si el animal es demasiado ansioso, “ya que ahí hay que pasar a un tema farmacológico que es el profesional de la salud quien lo debe recetar”, indica ella.

Algo importante es identificar su comportamiento ante ruidos fuertes. “Si tiene un lugar en el que se esconde ese es el espacio en el que se siente protegido, usualmente son los armarios, ya que la ropa aísla un poco el ruido”. La sugerencia es adaptarles ese sitio concreto con un tapete cómodo, aromas relajantes como el de la lavanda y hasta música suave que pueda mantenerlos tranquilos.

La etapa cuenta

El zootecnista Valencia apunta que cuando se trata de cachorros la reacción será de novedad y ahí es importante no incentivar el miedo, “tratando de calmarlos con mimos, palmaditas o cargarlos. Hay que observarlos muy bien, ellos en esa edad pueden calmarse solos en un lapso de uno o dos minutos. Cargarlos y mimarlos fortalece el miedo. Lo ideal es que pasados esos primeros minutos se les busque juego o se les cambie de actividad, y si quiere acarícielos, después y siempre con la mano pegada en su pelaje”.

La doctora Sierra considera que si la mascota es geriátrica necesita un cuidado especial ya que tienen mayor riesgo, “igual si es una hembra en gestación porque puede perder los cachorros por el exceso de estrés”. Consulte al médico.

Lo que no se debe hacer

Un error de los dueños de las mascotas es dejarles el televisor o el radio encendido en cualquier programa de los de fin de año o alguna serie o película que estén emitiendo.

Valencia precisa que es preferible la música clásica instrumental, “ayuda bastante al equilibro e impacta positivamente el sistema nervioso central”. La doctora Sierra recuerda que el canal Nat Geo trae cada año un contenido para proteger a las mascotas durante las explosiones de juegos pirotécnicos de la noche de año nuevo con un especial con música clásica e imágenes relajantes.

Otra falla es administrarles sedantes o alguna droga sin prescripción médica. “Los sedantes como tal no me gustan ya que el perro aparentemente se ve tranquilo, pero por dentro esta asustado”, dice el zootecnista, quien añade que tampoco los debe regañar o castigar. “Ellos llenos de miedo, y para colmo los castigan, eso potencializa esa conducta insegura”.

Ambos profesionales concluyen que lo más importante es no quemar pólvora. Ponerse en los zapatos de los animales que conviven en casa no es fácil, pero recuerde la escena inicial: ¿cómo reaccionaría con un ruido fuerte cuando está durmiendo?.

Contexto de la Noticia

CLAVES para cuidarlos los días de pólvora

1
El ejercicio es vital. Juegue o salga a caminar con sus mascotas ese día para que quemen energía.
2
Hay terapias como las homeopáticas o las de aromas que a las mascotas les van bien. Pregúntele al veterinario.
3
En el espacio más cerrado en el que ellos se escodan, cree una guarida en la que tengan un entorno de calma.
4
La música clásica funciona mucho en las mascotas, pero no 10 minutos antes del año nuevo. Todo el día.
5
Los aromas son otra solución, el olor a lavanda es un relajante muy usado para mantener a las mascotas calmadas.

informe las aves silvestres sufren

Muchos pájaros, al sentir el sonido de la pólvora, huyen del ruido y eso implica que dejen hasta el nido y no vuelvan “por el tema de explosión, el olor”, indica la veterinaria del CES, Sara Isabel Sierra González, quien confirma que además pueden morir. “Los animales de fauna silvestre son mucho más estresables, por decirlo de alguna forma, que las mascotas de casa. Los sonidos de la pólvora genera en ellos una liberación más marcada de una sustancia llamada catecolamina que les puede generar la muerte inmediata, algo similar, aunque no es exactamente igual, a un infarto en una persona”.

Claudia Arango Holguín

Periodista, presentadora y locutora hoy inmersa en el mundo digital. Fui DJ de radio, escribir siempre ha sido un gusto y leer una pasión. Amo los animales y mi afición son los viajes. Periodista de tendencias en elcolombiano.com

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección