<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Una novela gamer? El libro de Daniel Bravo que acerca al metaverso

Niño Rata abarca los efectos que tiene la virtualidad en la realidad y viceversa.

  • Daniel Bravo, el creador de Funelor. FOTO: PAOLA CASTRO
    Daniel Bravo, el creador de Funelor. FOTO: PAOLA CASTRO
  • ¿Una novela gamer? El libro de Daniel Bravo que acerca al metaverso
Pablo Sierra Saldarriaga | Publicado el 07 de julio de 2022

Niño rata es la primera novela del escritor antioqueño Daniel Bravo. Un libro de un tema que no se ha tratado mucho en la literatura hasta el momento: los videojuegos. Será presentado el domingo 17 de julio a las 5:00 p.m. en la Parada Juvenil de la Lectura, su último evento en la ciudad antes de viajar a Bogotá con los mismos planes.

Un libro escrito pensado, según Bravo, en tres lectores distintos: uno, la persona que tuvo algún contacto con los videojuegos en su adolescencia, que ahora tiene alrededor de 30 años y le gusta la literatura. Dos, alguien mayor que no creció con la generación de los videojuegos pero que, precisamente por eso, quiere conocerlos para entender el mundo en que ahora vive. Y tres, el adolescente que justamente atraviesa la etapa de los videojuegos ahora, a este el libro lo toca directamente.

Bravo tiene un máster en Creación Literaria de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona y es comunicador social de la Universidad Eafit. Ha trabajado como periodista de EL COLOMBIANO y otros periódicos del país, ha sido guionista. Es editor del libro Escribir es cosa de mujeres (2021). Además, ha escrito textos literarios en diferentes revistas como Mercurio, Universo Centro y Generación. Es, desde hace unos años, director del grupo Letras, el taller de escritores de la Universidad Eafit.

Esta es una charla que sostuvo con EL COLOMBIANO.

¿Qué relación tiene este libro con el metaverso?

“El metaverso plantea una vida paralela a la realidad. Como el metaverso aún no existe tenemos que recurrir a la ficción para imaginarnos las posibilidades de esa vida paralela. Esta novela trata esas posibilidades. Cómo van a ser nuestras emociones, nuestro día a día, nuestros pensamientos, cómo esa vida paralela afectará a la real. Lo virtual produce efectos físicos y viceversa. Yo creo que eso es un riesgo muy grande, y me preocupa. Nos falta ser más conscientes de la fuerza del estímulo de los videojuegos. Y así el metaverso será el estímulo mayor porque implicaría todos los sentidos.

Es una novela que puede malinterpretarse como adolescente, pero no lo es. Se le confunde porque su temática es gamer, pero el tratamiento de ese tema es complejo.

Es un libro que se sale de la regla de la literatura colombiana...

“La literatura colombiana no se caracteriza por la ficción, cuando escribimos historias que no son reales solemos recurrir a ambientaciones, atmósferas, panoramas de nuestro contexto. Esa es un poco la camisa de fuerza de algunos escritores colombianos. Si usted va a escribir sobre Colombia, tiene que tener violencia, y si no la tiene, pues cómo no la va a tener”.

¿Por qué a un autor paisa lo editan en Bogotá y no en Medellín?

“Yo no le presenté este libro a muchas editoriales, pero sí a una de acá de Medellín. Su respuesta fue que les gustó mucho pero que no era la literatura que publicaban en su línea editorial. También la presenté a una editorial de Barcelona. Estábamos en medio de la pandemia y se generó un debate interno en ella por el hecho de que la novela estaba cerca de salirse de sus límites editoriales. Su respuesta fue que por el momento buscaban algo más seguro. Esta es una publicación de vanguardia y las editoriales están en su derecho de no arriesgarse”.

Leyendo la novela se siente asco y lástima por sus personajes ¿cuáles eran las emociones que quería generar?

“Yo creo que es válido sentir lástima por León (protagonista). El asco, por supuesto, es algo recurrente en la lectura. Es un libro que se puede leer de un tirón por su extensión, pero él te obliga a parar por su intensidad. Y eso también va con el lenguaje que hace que uno se extrañe, hay algunas palabras vetadas del libro. Las palabras Real y Virtual no están en el libro, lo mismo que Afuera y Adentro. La palabra Afuera solo aparece una vez en la segunda línea. Tampoco están Aquí y Allá. Porque el interés no está en plantear una dicotomía sino una comunión entre ambas cosas”.

Este es un libro, de lo mal escrito, muy bien escrito...

“Sí, es como algo que me decía un editor de que él creía que lo que yo hacía muy bien era escribir mal con conciencia. Para eso tenés que coger tu escritura y desarmarla para volverla a armar con otro tipo de gramática, como la de León que está rota. Él tiene sus propias reglas ortográficas”.

El libro está rodeado de escenas sexuales, ¿hay insumos de la vida real?

“Hay una mezcla de ficción y realidad. Yo intenté ponerme en los zapatos de los adolescentes que están chateando con torpeza pero son experimentados en eso. Leí muchas historias de condiciones similares que pasaran en videojuegos. Yo conocí a alguien en el chat de un videojuego y eso llegó hasta migrar a otro plano. Uno puede enamorarse en un videojuego, con seguridad veremos todo esto, sexo, violaciones, y mucho más, en el metaverso”.

¿Qué opina de los niños rata?

“Yo creo que si hay un chico que tiene 13 años y no sale a ver el sol por andar jugando videojuegos 8 horas al día, ahí hay un problema. Más que un insulto, un niño rata es una problemática. El problema es que un videojuego le da sentido a tu vida. Podés hacer una familia, comprarte una casa allí, tu personaje puede trascender y si vos en tu vida real sos un perdedor, pero en el juego un ganador, entonces cuál realidad voy a querer”.

Entre los diferentes conceptos que habitan en el libro, ¿qué es la distorsión rosa?

“La distorsión rosa son dos cosas: por un lado un glitch o una falla en el sistema que genera unos efectos particulares, y por otro es el misterio, lo inexplicable de la vida, en el juego. Aquello sobre lo que no tenemos control y, sin embargo, nos afecta. Es también el milagro”.

El libro se puede conseguir en la página web de la Editorial Zaíno y en las diferentes librerías independientes de Medellín.

$!¿Una novela gamer? El libro de Daniel Bravo que acerca al metaverso

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección