<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

El milagro de vida de Neyder Moreno, nuevo jugador de Nacional

  • Neyder es un joven lleno de fútbol e ilusiones que se quiere ganar un lugar especial en los hinchas de Nacional y está decidido a esforzarse por lograrlo. FOTO Juan antonio sánchez
    Neyder es un joven lleno de fútbol e ilusiones que se quiere ganar un lugar especial en los hinchas de Nacional y está decidido a esforzarse por lograrlo. FOTO Juan antonio sánchez
John eric gómez marín | Publicado el 10 de julio de 2019

Los milagros existen y Neyder Moreno, refuerzo de Nacional para el segundo semestre, es prueba de ello. EL COLOMBIANO dialogó con él sobre este hecho y lo que ha sido su carrera deportiva, la cual lo trajo hasta la institución verdolaga.

Es un jugador rápido, hábil, de buen pase y buena mediadistancia, al que el técnico Juan Carlos Osorio quiere potenciar para que sea influyente con Nacional este semestre y convertirse en un futbolista de talla internacional.

Alguna vez el técnico Francisco “Pacho” Maturana, dijo que al fútbol se le han ido los jugadores de barrio, esos que son espontáneos, con sentido de pertenencia y la chispa para hacer cosas distintas. Neyder recupera esa esencia.

¿Cómo se inició en el fútbol?

“En mi barrio, El Socorro. Allí había una escuelita que llevaba ese mismo nombre, estuve en ella hasta los 7 años cuando pasé a la institución del Envigado y ahí hice todo el proceso hasta ser profesional”.

¿Vivió siempre en El Socorro?

“Sí, 21 años, hasta hace el pasado cuando me mudé a Envigado. Mucha gente piensa que el barrio era solo violencia, pero hay mucho talento, muchas personas buenas, no todo es malo. Sí, es una comuna (la 13) que ha pasado por situaciones críticas, pero la mayoría de personas es muy buena y cuando el ambiente está agradable hay mucha alegría en los niños, mucho deporte, y eso es para destacar”.

¿Quién le inculcó el amor por el fútbol?

“Un tío de Juan Fernando Quintero con el que empecé mi proceso en el barrio. Mi casa queda ubicada a 20 pasos de la cancha y me era muy fácil ir a entrenar y jugar. Ya cuando pasé a Envigado, mi abuelo me colaboraba con los pasajes y, junto con mi abuela, iban a todos los partidos”.

¿Se crió con sus abuelos?

“Sí, ellos tienen gran significado en mi vida. Ella se llama Luz Elena Betancur, y él Ramón Alonso Moreno. El acompañamiento ha sido constante porque mi mamá tenía que trabajar y les reconozco su importancia también para mi carrera profesional”.

¿Cuál ha sido el momento más difícil de su vida?

“Cuando tenía 7 meses, vivíamos en una casa de tres pisos, y para ir del segundo al tercero había que subir unas escalas de madera, de las que sobresalían varios clavos. No recuerdo quien bajó y dejó el pasador de la puerta abierto, yo estaba en mi caminador, y rodé por esas escalas. En el hecho un clavo se me incrustó en la cabeza, por lo que me tuvieron que realizar una cirugía para extraerlo. Incluso, los médicos no entendían cómo no iba a tener secuelas, porque si se hubiera enterrado un centímetro más, no estaría contando la historia”.

¿Eso fue un milagro?

“Sí, no tengo dudas y así me lo cuentan mi mamá y mis abuelos. Los médicos todavía se sorprenden porque era un caso muy delicado. Esa fue la mano de Dios sobre mí, superé esa situación y hasta acá he logrado lo que me propongo”.

Volviendo al fútbol, ¿siempre se ha desempeñado como extremo?

“Sí, por izquierda y derecha y muchas veces en Envigado los profesores Juan Carlos Ramírez, Rubén Bedoya y Eduardo Lara me utilizaron como un volante mixto con llegada”.

¿Cuál es el mejor consejo que le han dado y quién?

“Me lo dio el profesor Eduardo Lara. Me dijo que siguiera trabajando humildemente como cuando era un deportista aficionado y que así voy a conseguir muchas cosas. Por eso trabajo como si aún no hubiera logrado nada. Todo sirve para crecer y formarme”.

¿Cuál ha sido la sensación con el técnico Osorio?

“A él se le nota la pasión por el fútbol, por el jugador, se esmera porque el futbolista entienda sus funciones y las realice bien. Es muy exigente, porque él se entrega al máximo y les pide lo mismo a los jugadores. Hay que sacarle provecho a sus indicaciones y a lo que quiere que hagamos en el campo de juego”.

Aparte del fútbol, ¿qué otra actividad le hubiese gustado realizar?

“No fui muy bueno para el estudio, pero más por descuido que por capacidad, porque me mantenía jugando fútbol. Gracias a Dios terminé mi bachillerato, me hubiera gustado estudiar Ingeniería Industrial o trabajar en algo afín, porque en mi caso mi familia pasaba necesidades, de ahí que tocó trabajar para brindar apoyo”.

¿A quién admira?

“Fui recogebolas en Envigado cuando en el club militaba Neider Morantes, un jugador que deleitaba con su juego, pero mi mayor ídolo y el que más me ha impactado es el portugués Cristiano Ronaldo”.

¿Cuáles son sus anhelos?

“Ya cumplí uno que era llegar al equipo más grande de Colombia (Nacional), pero ahí no paran los sueños. La idea es hacer las cosas muy bien aquí para ser llamado a la Selección Colombia. Representar a mi país es un anhelo de niño. Y, porqué no, más adelante, ir al fútbol internacional”.

Finalmente, ¿cuál es su principal pasatiempo?

“Descansar y compartir con amigos. También los videojuegos, la Playstation. Me gusta la música de todos los géneros, no tengo problemas con eso”.

Contexto de la Noticia

radiografía está esperando su primer hijo

Neyder lleva 5 años y medio con su novia, Daniela Galeano, a la que conoció también en el barrio El Socorro, y están muy contentos porque esperan su primer hijo.

“Todavía no sabemos si va a ser niño o niña, esta semana nos vamos a enterar ya que tenemos la ecografía de los cinco meses”. Él no se cambia por nadie, y sigue ligado también a los amigos de ese sector y familiares que aún viven allá, con los que comparte la felicidad de lo que significa ser papá, pese a su corta edad (22 años). “Estoy muy contento y sé la responsabilidad que esto implica, gracias a Dios tuve unos abuelos que me han guiado por este camino y eso se lo transmitiré a mi hijo o hija”.

John Eric Gómez

Comunicador Social-Periodista bilingüe, amante de los deportes. He trabajado en Radio Bolivariana, RCN y Telemundo. Actualmente hago parte de El Colombiano.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS