Paula Botero, crack entre grandes referentes del fútbol femenino

  • Antioquia logró el título juvenil en 2005, en Ibagué. Recibió el trofeo Paula Botero, capitana del equipo. Lo entregó el exárbitro Gilberto “Mecato” Aristizábal (q.e.p.d.). FOTO: archivo y cortesía Fifa
    Antioquia logró el título juvenil en 2005, en Ibagué. Recibió el trofeo Paula Botero, capitana del equipo. Lo entregó el exárbitro Gilberto “Mecato” Aristizábal (q.e.p.d.). FOTO: archivo y cortesía Fifa
  • Imagen de un torneo organizado por la Liga de Antioquia en Medellín. El auge femenino crecía en 2001.
    Imagen de un torneo organizado por la Liga de Antioquia en Medellín. El auge femenino crecía en 2001.
  • En 2004, en Envigado, las paisas sumaron un nuevo trofeo en su palmarés nacional. Aquí, el festejo.
    En 2004, en Envigado, las paisas sumaron un nuevo trofeo en su palmarés nacional. Aquí, el festejo.
  • Los colegios privados han respaldado esta práctica a lo largo de la historia. El Montessori, en 2006.
    Los colegios privados han respaldado esta práctica a lo largo de la historia. El Montessori, en 2006.
  • En 2008 se disputó el Nacional de mayores en Sabaneta, donde Antioquia fue campeón.
    En 2008 se disputó el Nacional de mayores en Sabaneta, donde Antioquia fue campeón.
  • Este grupo repitió corona en los Juegos Nacionales de 2008 antes de empezar un ayuno de cinco años.
    Este grupo repitió corona en los Juegos Nacionales de 2008 antes de empezar un ayuno de cinco años.
  • Liliana Zapata, con el equipo juvenil que estuvo en el torneo de la Dimayor. Otra camada en formación.
    Liliana Zapata, con el equipo juvenil que estuvo en el torneo de la Dimayor. Otra camada en formación.
Por Wilson Díaz Sánchez | Publicado el 21 de marzo de 2019
espere mañana

Los hombres que han aportado en el fútbol femenino. Desde entrenadores, pasando por patrocinadores y dirigentes. Un apoyo incondicional que valoran las mujeres del balón.

En las lomas de Manrique Oriental de Medellín empezó a pulir su talento desde muy joven, hasta convertirse en una de las jugadoras más emblemáticas del fútbol antioqueño.

Paula Botero Callejas, dicen sus entrenadoras, es la jugadora para exhibir como ejemplo ante las nuevas generaciones no solo por sus condiciones técnicas como volante creativa, sino por su interés por la academia y por intentar crecer todos los días como persona y como profesional.

Luz Estela Zapata cuenta que a finales de la década del 90 una amiga llevó a Paula al equipo que estaba conformando Liliana Zapata y desde ese momento, cuando la pequeña tenía 9 años y venía de batirse en la cancha contra niños porque en ese entonces escaseaban los elencos de mujeres, esta inició una carrera ascendente, marcada por la disciplina y el tesón.

Obviamente, de mano de su mamá (Patricia), de quien dice que es su “parcera”, y de un grupo familiar que llenaba la mitad de las tribunas cuando la muchacha de estatura baja, ojos achinados y cabello lacio, se presentaba.

La fama de su calidad traspasó fronteras y se convirtió en la primera antioqueña en actuar con clubes del exterior, nada menos que en Brasil, la Meca del balompié mundial. En 2008 jugó en la Universidad UNESC, en la que estudió Fisioterapia, becada año y medio. Luego pasó al club ADTB de Telêmaco Borba. Allí, además de ganar roce, perfeccionó el idioma portugués.

Se encariñó tanto con ese país que el año pasado regresó a jugar una temporada, pero antes tuvo “una enriquecedora vivencia” en el conjunto profesional de futsal de Valladolid, España. La crisis económica de esa nación hizo que retornara pronto al país.

Paula fue campeona con Antioquia y representó a Colombia en fútbol y fútbol de salón, modalidad con la que alcanzó el rótulo de campeona mundial en 2003, en Barrancabermeja, y fue tercera hace dos años en Cataluña.

“Todas estas oportunidades me las ha brindado el fútbol y yo las he sabido aprovechar”, relata la deportista que el año pasado jugó la Liga Profesional colombiana con Envigado Formas Íntimas.

Un deporte que pondera y del cual destaca que ha mejorado el nivel por la estructura de los equipos. “Noto más orden, preparación de los entrenadores. Con el torneo rentado, el fútbol femenino se hace más visible”.

Ella, a la que le tocó entrenar en un escenario en discreto estado, ahora ve con agrado canchas sintéticas y de césped natural que mejoraron ostensiblemente esta disciplina.

La academia y el deporte han ido de la mano en la vida de Paula. Gracias a sus condiciones innatas, que supo pulir, estudió sin pagar un solo peso la carrera de Profesional en Deportes en el Politécnico Jaime Isaza Cadavid.

Y como el deseo de aprender no mengua en ella, está pendiente de hacer una especialización en Entrenamiento Deportivo y un posgrado en Historia, que siempre le llamó la atención. “Yo, que trabajo con niñas, les insisto en que se preparen y que estudien. El fútbol tiene un límite y de ahí en adelante hay que buscar alternativas. Tener una carrera y ser profesional ayuda más”.

Actualmente está vinculada al Columbus School como profesora de fútbol y participa en un proyecto de Comfenalco para fortalecer el fútbol de salón. “Mientras pueda, ahí estaré para aportar. Me gusta el trabajo formativo con las pequeñas, pero en el futuro no descarto ser entrenadora de una selección (femenina o masculina), algo que exige mucha preparación”.

A sus 32 años continúa activa como futbolista en el club Formas Íntimas, a la espera de la Liga Profesional. “Me siento bien para jugar y entreno sin dificultades, afortunadamente no he tenido lesiones graves. Sin embargo, soy consciente del paso de los años y no quiero forzar mis límites. El día que sienta que debo parar lo haré con alegría, es verdad que me hará falta, pero tengo que ser agradecida”.

Paula Botero, referente de una generación en la que también brillaron, y aún lo hacen, Sandra Sepúlveda, Diana Ospina, Catalina Usme, Daniela Montoya, Nayla Imbachi, Yisela Cuesta y Jénifer Peñaloza, quienes valoran a quien, en un momento, fue su capitana.

Contexto de la Noticia

Sandra sepúlveda, dueña del arco

Relevó en la portería antioqueña a Liliana Franco y a Sandra Ortiz, y se convirtió en la más experimentada de Colombia al participar en los mundiales de Alemania-2011 y Canadá-2015, y en los Juegos Olímpicos de Londres-2012 y Río-2016. En este período estuvo escalafonada entre las 10 mejores porteras del mundo.

Su habilidad y reflejos, a pesar de no ser muy alta, la llevaron al fútbol internacional, pues fue campeona en la Liga de Israel con el club Maccabi Kiryat Gat, en 2016.

A los 6 años, en el barrio Niquia de su natal Bello, empezó su pasión por el balón. Jugó en Formas Íntimas, Piscimol (hoy Molino Viejo) e hizo todo el proceso en los seleccionados departamentales.

En la actualidad está dedicada a estudiar Licenciatura de Educación Física en el Jaime Isaza Cadavid y desde enero pasado, en compañía de sus amigas Diana Ospina (futbolista), Zaira Basto (médica) y Bibiana Cardona (profesional en Deportes) crearon el club que lleva su nombre y que está enfocado a proyectar nuevas figuras.

Dice que en 23 años de fútbol ha visto grandes progresos de las mujeres y quiere seguir aportando.

Diana Ospina,

Esta antioqueña también hace parte de la generación más exitosa del fútbol colombiano, a pesar de que llegó al alto rendimiento cuando tenía 17 años de edad.

Siendo muy pequeña y ante las pocas opciones que había de equipos femeninos en el sector de Cristo Rey, Guayabal, empezó a jugar con los hombres.

Cuenta que a los 12 años tuvo el primer acercamiento con Formas Íntimas, pero se alejó porque nunca había recibido orientación de cómo ubicarse en la cancha y otros movimientos tácticos. Lo suyo era disfrutar en las calles y la cancha de arenilla del barrio.

Para su fortuna y del balompié local y nacional, un día retornó al club que dirige Liliana Zapata, logrando así su despegue definitivo.

“Para mí el fútbol ha sido como una bendición, gran parte de lo que soy lo logré en este deporte. Me dio disciplina, me abrió puertas para estudiar (está terminando el posgrado de Profesional en Deportes), me ha permitido conocer otras culturas y competir a alto nivel”, señala la popular Chachis, quien fuera la capitana de Colombia en la Copa América de 2014, torneo en el que obtuvo el 2° lugar. Ahora solo piensa en los próximos Panamericanos.

la chachis paisa

Su amor por el balón comenzó en el fútbol de salón, deporte que practicó en Sabaneta, donde residía. Siendo casi una quinceañera se vinculó a Formas Íntimas, elenco con el que disputó siete ediciones de la Copa Libertadores. “Es una jugadora muy talentosa, pero de pocas palabras”, dice Luz Estela Zapata, coordinadora del club paisa.

“La mejor número 6 de Colombia”, como la llaman sus compañeras, luego de consagrarse con Antioquia. se puso la tricolor y con sus temperamento y goles alcanzó la consagración.

En 2015, en Canadá, marcó el primer gol del país en una Copa Mundo de mayores (9 de junio) para darle el empate 1-1 a Colombia ante México. Su remate fue incluido por la Fifa entre los mejores goles del torneo.

A pesar del buen desempeño allí, los directivos de la Federación la vetaron por reclamar premios, y se perdió los Olímpicos de Río-2016. Tras ese nefasto episodio se fue cuatro meses al Levante de España y regresó al país en 2017 motivada por la Liga Profesional que jugó con Envigado FI. Ese año se le abrieron de nuevo las puertas de la Selección. En 2018 jugó la Liga con Junior.

DaNiela Montoya, gol mundialista

Es la goleadora histórica de la Selección Colombia con 54 tantos en torneo oficiales, incluyendo Olímpicos y Mundiales. En Marinilla, municipio del Oriente antioqueño donde nació, recibió las primeras orientaciones técnicas, pero fue en Formas Íntimas de Medellín, del cual vive eternamente agradecida, donde pulieron su talento y adquirió el estatus que siempre buscó.

Allí despuntó muy rápido y ascendió a los seleccionados regionales, con los que fue campeona. Estos logros le permitieron ser becada en el Politécnico Jaime Isaza Cadavid, donde se graduó de Profesional en Deportes.

A la par con su carrera futbolística hizo sus primeros pinitos como entrenadora con el equipo infantil del DIM.

Hoy en día labora con el América de Cali dirigiendo el conjunto femenino sub-17. También hace parte del elenco que se alista para la Liga Profesional.

“El crecimiento del balompié antioqueño y colombiano en general ha sido increíble, como se refleja en lo que está sucediendo”.

Catalina agrega que en forma individual se sigue preparando para los Juegos Panamericanos, en una tierra que le abrió las puertas.

Catalina Usme,

Aunque nació en Timbío, Cauca, a los 21 años fue reclutada por el club Molino Viejo que la potenció hasta llevarla a la Selección Antioquia (jugaba con Tolima) con la que salió campeona nacional en 2004 y 2008.

En 2003 debutó con Colombia en el Campeonato Suramericano de mayores en el que jugo cinco encuentros y marcó un gol.

Su aporte es valorado por las mismas compañeras, que la han hecho sentir una paisa más. Ella se enamoró de esta tierra, tanto que se trajo a toda su familia a vivir en Medellín.

El deporte le permitió estudiar (está terminando su carrera de Deportes en el Poli) y sostenerse económicamente. El año pasado jugó la Liga Profesional con Formas Íntimas y en la actualidad se enruta hacia la dirección técnica con el club Futuro Antioquia. “La ilusión nuestra es que cada vez se apoye más la rama femenina. Hay mucho talento y esto hace que las niñas se entusiasmen para hacer del fútbol una carrera”, comenta la mujer que también ha sobresalido el fútbol de salón y futsal.

Caterine García, Yisela Cuesta y Jénifer Peñaloza, entre otras, son parte de esta generación ganadora.

Wilson Díaz Sánchez

Comunicador social periodista de la U. de A. Sigo el fútbol profesional y aficionado, la gimnasia, el voleibol y las otras disciplinas del ciclo olímpico. Redactor de El Colombiano

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
  • 1