<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

La frágil línea entre los riesgos y las precauciones a la hora de volar

  • Volar siempre ha sido el sueño del hombre. Pero hay que hacerlo tomando precauciones. FOTO cortesía Alex Villa
    Volar siempre ha sido el sueño del hombre. Pero hay que hacerlo tomando precauciones. FOTO cortesía Alex Villa
Por Oswaldo Bustamante e. | Publicado el 24 de junio de 2019

Lo primero que se debe establecer es que no es lo mismo parapentismo deportivo que recreativo. Y por ende los riesgos y las precauciones que se deben tomar deben ser, además de extremas, apegadas a las recomendaciones de quienes saben y lo practican y de las autoridades que lo reglamenta.

Los dos más recientes casos de accidentes con desenlaces fatales, uno en el Valle del Cauca y otro, el pasado fin de semana, en San Félix, corregimiento de Bello, donde murió el estudiante de Comunicación Social, Juan David Mena, de 19 años de edad, vuelven a poner el tema en la mesa: error humano, confianza, falta de previsión, desconocimiento de las plataformas de despegue y lugares de aterrizaje, calidad del parapente, falta de información meteorológica, ausencia de supervisión...

Diez años atrás, mientras Andrea Jaramillo, hoy una de las más expertas pilotos del país en vuelos individuales y tándem (dos personas) captaba con su cámara de video los vuelos y ejercicios en tierra que un grupo de personas realizaban en el voladero de Chicamocha, Santander, su esposo, Jimmy Álvarez, perdió la vida cuando intentaba abrir su paracaídas de emergencia practicando un vuelo acrobático, una de las modalidades de competencia de este deporte, en la que apenas empezaba a encarretarse.

Para Andrea, diseñadora visual y quien se recupera de una lesión de ligamento cruzado en una de sus rodillas, producto de un mal aterrizaje cuando cumplía un vuelo tándem, al incrustársele su pierna en una raíz de un árbol, la mayoría de accidentes que se presentan tienen que ver con errores humanos, con la certificación de empresas que asumen la “enseñanza”, con la falta de conciencia al embarcarse en vuelos sin cumplir las medidas básicas y con el bajo nivel de escolaridad de muchos jóvenes que se lanzan en aventuras desconociendo normas y haciendo caso omiso a recomendaciones técnicas y condiciones de clima.

Ojo con los descuidos

“Esto no es volar por volar. Tiene su ciencia”, advierte esta mujer que lleva una década metida entre las velas (así se denomina al implemento de vuelo).

“Velocidad y altura conservan la dentadura”, es un viejo adagio que hace carrera entre los profesionales. Y viene muy al caso cuando se habla de riesgos y precauciones que se deben tomar a la hora de realizar estos vuelos. “Un viento no te coge y te tira”, afirma Andrea para señalar que lo más normal en un accidente es echarle la culpa a una ráfaga de viento.

“Por lo general siempre hay un descuido del piloto que, a la vez, no alcanza a reaccionar”. Y le puede pasar a cualquiera ya sea un piloto avezado o un simple turista. En este cuento, no obstante, hay vacíos grandes, pues mientras los parapentistas de competencia cumplen con los requisitos de contar con licencia y una experiencia comprobada en manejo de factores meteorológicos y aerodinámicos, quienes se atreven, en solitario, a “turistiar” sin conocimiento, arriesgan más que su vida, las de los demás .

Contexto de la Noticia

despegue y cuidados

La Federación Colombiana de deportes aéreos regenta esta disciplina en nuestro país.

Un parapente es un ala flexible diseñada con una tela que no se desgarra y que se controla con cuerdas que forman parte de la estructura. Cada piloto va sentado en una silla sujeta al ala mediante otras cuerdas o hilos, usa casco y ropa de abrigo.

Consiste, dice Fedeaéreos, en despegar desde un sitio alto y aprovechar las corrientes de aire (térmicas) para hacer subir el parapente. Las frías provocan el descenso. Recomienda tener en cuenta que el sitio desde donde se despega debe ser un área libre de arbustos y cuerdas de luz porque el implemento tiene muchas cuerdas y ellas pueden enredarse fácilmente, provocando accidentes.

Equipo y no volar solo

No es lo mismo ser el piloto del parapente que tomar vuelos de bautismo o turismo (con un piloto experto, en vuelos llamados tándem o biplazas). En este último es importante elegir bien con quién se hace (piloto con una licencia de Fedeaéreos). Tener, igualmente, nociones de meteorología -para conocer todo el tema del clima- y de aerodinámica -para saber de maniobras básicas de descenso y ascenso, a girar en el aire, a hacer aproximaciones y aterrizar en llanos o en sectores de montaña. Básico es usar el equipo adecuado según el nivel de experiencia, porque hay velas diseñadas para principiantes y otras para los más experimentados. “Nunca hay que volar solo, hacerlo en grupo, con varios parapentes volando a la vez, por precaución”.

otras advertencias

-Siempre observar las condiciones del clima. No hacerlo con amenaza de nubes.

-Chequear el estado del equipo de vuelo: que se encuentre en buen estado (la tela no esté remendada ni descolorida, pues estas velas pierden capacidad de vuelo).

-En caso de un viaje de placer (turismo), solicitarle al piloto credencial y licencia.

-Verificar que desde tierra se esté controlando el vuelo.

-No perderle el respeto al parapente. Un despiste puede ser fatal, incluso estando en tierra en tareas de despegue o aterrizaje. No fiarse pues en esta actividad se depende de un elemento que no vemos: el viento.

-Constatar que las plataformas de despegue sean adecuadas y tengan autorización. Mínimo de 20 metros de largo.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS