<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Ni la presión aleja a Mariana de su objetivo

  • Mariana Higuita, en la foto, y Laura Galeano definirán el título femenino de sub-14. FOTO Cortesía LATtenis

    Mariana Higuita, en la foto, y Laura Galeano definirán el título femenino de sub-14.

    FOTO Cortesía LATtenis

Por jESSICA qUINTERO Serna | Publicado el 19 de julio de 2019

Con solo 12 años, Mariana Isabel Higuita Barraza ha tenido que tomar decisiones que muy pocos de su edad siquiera pensarían. Y aceptarlas.

Una de esas fue el tener que separarse de su mamá, Paola Karina Barraza, para hacerse un futuro en el tenis, deporte por el que suspira.

Esta adolescente, oriunda de Sabanalarga, Atlántico, reside hace dos años en Medellín luego de que sus padres decidieran trasladarse a la ciudad para que su hija creciera más en esta disciplina.

Mariana, quien se inició por el “deporte blanco” a los 5 años, entrenaba en Barranquilla, pero cuenta Luis Alberto, su papá, que “hubo un momento en el que sentimos que la niña no avanzaba y más bien estaba retrocediendo, entonces con la mamá decidimos movernos para que ella pudiera mejorar y como soy de Frontino nos quedaba más fácil llegar aquí”.

Cuando le expusieron la idea a Mariana no dudó un segundo en aceptar; sin embargo, ese cambio le costó tener que alejarse de su mamá que, por asuntos laborales, se tuvo que quedar en Sabanalarga.

“Hablamos sobre lo que iba a pasar, pero asimiló muy bien las cosas y aunque físicamente estemos separados, permanecemos unidos, nos comunicamos por video llamadas y viajamos constantemente para compartir juntos”, expresa Luis.

Una de esas razones para reunirse es, precisamente, los campeonatos a los que Mariana asiste, como la Copa Ciudad de Medellín, evento en el que la menor participa en el cuadro del torneo de la Confederación Suramericana de Tenis, conocida como Cosat, y en el que ayer clasificó a la final de la categoría 14 años.

En la semifinal, la joven raqueta venció 6-2 y 7-5 a la casanareña Sofía López.

“El primer set lo jugué muy bien, pero el segundo se me estaba complicando, Sofía hacía muchos globos, pero gracias a Dios los pude controlar”, manifestó la jugadora del registro de la Liga Antioqueña de Tenis.

Fue en esos momentos de presión en los que su mamá le transmitió calma fuera de la cancha. “Paciencia hija. Muévete, no te quedes quieta para que puedas responder. Ánimo, yo creo en ti”, fueron las palabras de aliento de Paola, quien escondía una aparente tranquilidad.

“Esto es muy difícil, uno quisiera meterse en la cancha para ayudarles, pero hay que darles confianza para que logren todo lo que se proponen”, comenta la progenitora, que junto a Luis y Carlos Héctor Zuluaga, su entrenador, la vieron clasificar a su primera final Cosat.

“Es debutante en este torneo, se ha medido a niñas más grandes que ella y verla ganar nos llena de mucho orgullo”, afirma Luis Alberto.

En el partido por el título del torneo suramericano, Mariana se medirá a otra colombiana: Laura Galeano, con quien no se ha enfrentado.

Carlos Héctor y Luis coinciden que en esta final, Mariana deberá sacar a flote sus principales características: la velocidad y el juego agresivo.

“Ella tiene una derecha muy fuerte y potente, el golpe de revés lo estamos perfeccionando para que también se convierta en una de sus habilidades”, explica el entrenador de la estudiante de séptimo grado de la Institución Educativa Marco Fidel Suárez.

De vencer hoy, en el Club Campestre, Mariana completará un año dorado tras lograr, junto a Valeria Amorocho, y Valentina Mediorreal (Bogotá) el título del Suramericano sub-12 en Argentina.

William Sigue los pasos de su tía

Image

Como su tía, la extenista María Paula Ribero, el santandereano William Yovanny Ribero, de 15 años, afronta su segunda experiencia en un torneo ITF en la parada Junior Grado 5, en la que las raquetas participantes pueden sumar sus primeros puntos en el escalafón mundial de la Federación de esta disciplina. Fue, precisamente, el año pasado, en Medellín, donde el deportista ganó su primer punto en este ranquin. Ahora, un año después, aparece en la posición 545 del mundo.

“El objetivo de estos torneos es ganar el mayor número de partidos posibles para ir sumando en el ranquin y así poder ubicarse en el cuadro principal de torneos internacionales y puntuar”, explica William, quien ayer perdió en los cuartos de final con parciales de 6-2, 2-6, 6-0 ante el bogotano Tomás Gómez.

Contexto de la Noticia

Jessica Quintero Serna

Cuyabra. Comunicadora social-periodista de la Universidad del Quindío. Redactora del área de Deportes.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS