<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x

una de las primeras instituciones que adoptó el bilingüismo en la ciudad cumplió siete décadas de enseñanza, graduando más de 2.800 mujeres en el mismo lapso. el aniversario será celebrado en una serie de eventos, entre ellos un foro educativo.

con una eucaristía en la catedral metropolitana de la ciudad, comenzó la celebración de los 70 años de historia del colegio marymount, ubicado en la comuna de el poblado, en medellín.

el centro educativo fue fundado en 1954, cuando las religiosas del sagrado corazón de maría trajeron por primera vez una oferta educativa bilingüe femenina a la ciudad de medellín.

su historia como uno de los primeros colegios privados de la ciudad, relata también la transformación colombiana. “cuando comienza el colegio en los años 50, se buscaba educar a las mujeres con herramientas que les permitiera ser líderes en la sociedad y contar con el manejo de una segunda lengua que era el inglés. se funda el colegio, y a finales de los años 50 y 60 viene todo este auge de las mujeres, de la libertad, del liderazgo, del empoderamiento, es por esto que creemos que nuestras religiosas fueron muy vanguardistas”, comentó catalina guzmán urrea, rectora del marymount.

por sus aulas han pasado medallistas olímpicas, campeonas mundiales deportivas, importantes investigadoras científicas internacionales, médicas reconocidas a nivel mundial, directoras de fundaciones y ong, empresarias, directoras de teatro y líderes culturales, actrices, gerentes de empresas, periodistas destacadas y un incontable número de mujeres que se han dedicado a dejar huella, un legado en la sociedad.

“tenemos claro el contexto de estas estudiantes, que vienen de unas familias donde sus papás son líderes empresariales, en salud, financieros, en fin, dentro del sector productivo tienen un liderazgo, vienen con ese adn. entonces, como las estudiantes traen desde casa esas herramientas, buscamos formar buenos seres humanos que, con todo lo que tienen, puedan realmente impactar la sociedad; es esa ética de cómo me relaciono con el otro, qué hago por el otro, es mi bienestar, pero también es el bienestar del otro”, comentó guzmán.

según las directivas de la institución, esta fue pionera en adaptar los cambios tecnológicos que experimentaba el mundo perder su filosofía. de las máquinas de escribir pasaron rápidamente a los computadores y al uso de internet y la adopción de nuevas metodologías. en pandemia tuvieron un modelo exitoso de educación virtual y luego fue uno de los primeros colegios privados en abrir sus puertas tras la cuarentena.

“siempre ha dado respuesta a lo que ha pasado en lo social en ese momento, entonces ahora la pregunta es ¿qué vamos a hacer con todo este tema de inteligencia artificial, con la tecnología, las redes sociales? ¿cómo formamos estudiantes para que tengan esas herramientas, pero también pensando en cómo van a impactar en lo social? esto nos hace unos abanderados en esa educación pertinente, pero que también es de vanguardia”, explicó la directiva.

uno de los giros trascendentales que ha tomado la institución recientemente es la inclusión en sus aulas de niños, convirtiendo al marymount en una institución de educación de calidad ahora mixta. hasta la fecha se han matriculado 21 niños para la vigencia 2024.

además, su énfasis actual es la inteligencia emocional. “a la par del currículo académico tenemos el currículo socio emocional, es la posibilidad de que los niños y los padres de familia vean ese seguimiento de ese ser humano, que no solamente da cuenta del rendimiento académico, sino de cómo vas como persona, qué hábitos has desarrollado, desde tu proceso evolutivo, cómo va esa relación con el otro y contigo mismo”, relató la rectora.

el marymount medellín tiene doble acreditación internacional proporcionada por las agencias cis y neasc, proceso que se realiza cada cinco años. este año se acreditará bajo una nueva ruta que les permitirá documentar sus cuatro nuevos proyectos: espacios de aprendizaje siglo xxi, educación mixta

un cambio de mentalidad, sistema institucional de evaluación y el currículo internacional en preescolar, basado en el juego.

según indicaron desde el marymount, este es el segundo mejor colegio de la ciudad y ocupa el lugar 15 en el país, según el ranking col sapiens 2023

2024.

la celebración por los 70 años también acogerá el foro “educación pertinente para un mundo cambiante” que se llevará a cabo en el auditorio del colegio el próximo 6 de marzo, desde las 8:00 a.m. y contará con 300 invitados presenciales en el auditorio y transmisión en streaming por el canal de youtube del colegio para toda la comunidad que quiera conectarse.

language COL arrow_drop_down

Serie documental muestra que las canchas y los balones también están hechos para las mujeres

Este 8 de marzo, a las 7:30 p.m., Telemedellín presenta “El llamado”, una serie documental que cuenta la historia de algunas jugadoras colombianas que sueñan con hacer eco en un deporte diseñado por y para los hombres.

  • “El llamado”, cuenta la historia de tres mujeres que han decidido enfocar todos sus esfuerzos a ser jugadoras profesionales de fútbol. Foto: Cortesía
    “El llamado”, cuenta la historia de tres mujeres que han decidido enfocar todos sus esfuerzos a ser jugadoras profesionales de fútbol. Foto: Cortesía
  • “No me gustaba perder y siempre los pelados, como sabían que no me gustaba perder, se burlaban. Es que siempre que perdía terminaba llorando, nunca me ha gustado perder”, cuenta Yimara Rojas. Foto: Cortesía
    “No me gustaba perder y siempre los pelados, como sabían que no me gustaba perder, se burlaban. Es que siempre que perdía terminaba llorando, nunca me ha gustado perder”, cuenta Yimara Rojas. Foto: Cortesía
  • “Yo quiero estudiar idiomas, ser futbolista profesional y jugar en Europa”, Shara Córdoba. Foto: Cortesía
    “Yo quiero estudiar idiomas, ser futbolista profesional y jugar en Europa”, Shara Córdoba. Foto: Cortesía
  • “Yo sentí el llamado del balón desde muy pequeña, mis padres cuentan que yo veía un balón y me iba detrás de él”, Manuela Vanegas. Foto: Cortesía
    “Yo sentí el llamado del balón desde muy pequeña, mis padres cuentan que yo veía un balón y me iba detrás de él”, Manuela Vanegas. Foto: Cortesía
07 de marzo de 2023
bookmark

“Si el balón de fútbol es como un imán que lanza una especie de solicitud al cuerpo humano, ¿qué tan diferente reaccionan el cuerpo femenino y el cuerpo masculino a ese llamado?”, fue una de las preguntas que llevó a Adrián Franco, director de “El llamado”, a lanzarse a las canchas en busca de esos gestos provocados por la pelota y que concluyó al borde de otra pregunta: “entonces, ¿por qué la desigualdad y la discriminación cuando son las mujeres las que corren en las canchas?”, pues si hubo algo que permeó los resultados de toda su investigación, es que el fútbol no tiene género.

Por eso, “El llamado” gira entorno a las historias de tres jóvenes que encontraron en los goles y en las gambetas un recurso para revolucionar a una sociedad que por tradición ha dicho, aunque en silencio, que ese no es un buen lugar para ellas. Se trata de Yimara Rojas, de 15 años, Shara Sofía Córdoba de 14 y Manuela Vanegas de 22, tres dignas jugadoras y representantes de lo que está pasando en los escenarios deportivos, puesto que ya no tienen miedo de “reclamarle al mundo que las dejen jugar en libertad, con valentía y con talento”.

La serie documental está compuesta por 3 capítulos, a través de los cuáles se puede conocer sus protagonistas y sus historias, por ejemplo, la de Yimara, que vivía en un pueblo minero del Bajo Cauca y que pudo mudarse a Medellín para jugar y para moldear un presente lleno de triunfos, aunque la ausencia de sus familiares le represente uno de los tantos obstáculos que le ha tocado enfrentar. “A mí me haría feliz verme jugando fútbol profesional. A veces me acuesto y me pongo a pensar y es elegante, elegante, y así sepa que es muy difícil yo sigo luchando. Por eso siempre digo que me tengo que impresionar y superarme a mí misma”, cuenta.

“No me gustaba perder y siempre los pelados, como sabían que no me gustaba perder, se burlaban. Es que siempre que perdía terminaba llorando, nunca me ha gustado perder”, cuenta Yimara Rojas. Foto: Cortesía
“No me gustaba perder y siempre los pelados, como sabían que no me gustaba perder, se burlaban. Es que siempre que perdía terminaba llorando, nunca me ha gustado perder”, cuenta Yimara Rojas. Foto: Cortesía

La de Shara que pertenece a la Selección Antioquia de Fútbol y a la que la vida en uno de los tantos barrios de Medellín le propone retos que debe superar a diario para cumplir sus sueños de dedicarse al fútbol profesional, jugar en Europa y estudiar idiomas, algo que no ve tan alejado de su realidad puesto que ese imán que es el balón siempre la ha llevado hacia el campo de juego: “Yo era una niña muy inquieta que siempre buscaba algo para chutar, lo que fuera, una tapa o un tarro, y que me la pasaba esperando a ver si compraban un balón o cómo conseguir un balón para poder seguir jugando”.

“Yo quiero estudiar idiomas, ser futbolista profesional y jugar en Europa”, Shara Córdoba. Foto: Cortesía
“Yo quiero estudiar idiomas, ser futbolista profesional y jugar en Europa”, Shara Córdoba. Foto: Cortesía

También le puede interesar: Vivir Quintana: “Te mereces un amor bonito, libre, honesto, compañero”

Y por último, la de Manuela que hace parte de la Selección Colombia Femenina de Mayores, que pertenece a La Real Sociedad de Fútbol Femenino, un club español con el que jugó la Champions League, y que es un ejemplo para muchas más niñas de Copacabana, su pueblo natal, en donde creo una escuela de fútbol con el fin de mejorar las oportunidades de aquellas con quienes comparte sueños. “Soy una jugadora ambiciosa en el buen sentido de la palabra, a la que le gusta ganar, que se proyecta, que sueña en grande, pero que también entiende que el fútbol es un juego en el que se puede empatar o perder”.

$!“Yo sentí el llamado del balón desde muy pequeña, mis padres cuentan que yo veía un balón y me iba detrás de él”, Manuela Vanegas. Foto: Cortesía
“Yo sentí el llamado del balón desde muy pequeña, mis padres cuentan que yo veía un balón y me iba detrás de él”, Manuela Vanegas. Foto: Cortesía

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*