<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Generación — Edición El Cambio
Cerrar
Generación

Revista Generación

Edición
Conversar

Generación es la revista cultural de EL COLOMBIANO. Conversar, redescubrir ese placer tan humano es la edición para leer en enero.

  • Si te atreves a jugar este otro juego

Si te atreves a jugar este otro juego

DANIEL JIMÉNEZ QUIRÓZ | Publicado el 04 de diciembre de 2022

noregna: cómics 2012-2015

m . a . noregna

.q.b. cómics, 2022

80 páginas

Con casi treinta años de trayectoria, en sus mejores momentos los cómics de m . a . noregna (Medellín, 1977) se han distinguido por ser novedosos y provocadores. Con un trabajo que comprende cientos de viñetas desperdigadas en formatos impresos y digitales, a esos rasgos de singular invención artística se les suman muchas veces cualidades disfuncionales, ensimismadas y sentimentales. La reciente publicación de la antología noregna: cómics 2012-2015 —editada por el nuevo proyecto editorial .q.b., donde noregna hace las labores editoriales en compañía de Juliana Devis— nos brinda una oportunidad para repasar las creaciones de una personalidad ineludible en la genealogía del cómic hecho en Colombia.

Con la excepción de algunas páginas hasta ahora inéditas (de las mejor ejecutadas en la antología), y una que otra editada aleatoriamente en fanzines o parajes digitales, esta publicación vuelca su total atención a atar los cabos de «noregna», una críptica e irregular serie que conocimos en el blog de El Globoscopio entre febrero de 2013 y diciembre de 2014. Por aquel entonces, a razón de una plancha por semana, «noregna» ofreció una ventana a los ejercicios de estilo de quien se ha caracterizado por su apropiación personal y lúdica del medio.

Este cómic representa uno de esos buenos intentos en su recorrido autoral. «noregna» no busca desplegar lo que podríamos llamar una historia, con patrones, estructuras y personajes sólidos. Leída mejor como un ejercicio de gimnasia caprichosa con tics expresionistas, en «noregna» cada fragmento representa la voluntad de examinar dos disputas. Ambas son enfrentadas en clave de deriva situacionista. La primera es una acción de ruptura frente a las restricciones formales del lenguaje del cómic: la extensión y el diseño de la página, los bordes de las viñetas, los globos de palabras, el color como sujeto narrativo, las decisiones sobre el estilo de dibujo para aclarar o enmarañar sensaciones. La segunda —que es recíproca a la primera en consideración de su elasticidad y conflicto— exterioriza con cierto humor algunas cuestiones de la identidad: las inseguridades de la autodefinición, el rompimiento con los paradigmas del género, las oscilaciones entre la ambigüedad y la desorientación emocional. La publicación de noregna: cómics 2012-2015 es bienvenida porque nos permite aproximarnos a esos pliegues ahora con el peso de casi toda una década encima. No exenta de manierismos, esta recopilación revela su vigencia.

Este libro atraerá por la fluidez del dibujo, el color bien hecho, o por la sensual extravagancia de sus formas. Pero, como a veces sucede con el trabajo de noregna, no será una lectura cómoda para quienes se aproximen a ella: en los primeros vistazos algunas páginas despertarán una gran emoción. Luego, con un par de lecturas pasadas, se convertirán en apenas una promesa. Con curiosidad y apertura, quizás pueda convertirse en un sofisticado objeto para ser gozado, percibido y revisitado en su drama estilizado, celebrando cada viñeta como un gesto efímero, con sus declinaciones poéticas, su invención fortuita y su escurridiza nitidez.

Si quiere más información:

Revista Generación

Revista cultural con 82 años de historia. Léala el primer domingo de cada mes. Vísitela en www.elcolombiano.com.co/generacion y en el Instagram revista_generacion

Revista Generación

© 2022. Revista Generación. Todos los Derechos Reservados.
Diseñado por EL COLOMBIANO