<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
HISTÓRICO
La nube: gestión de información
  • La nube: gestión de información
Por DORIS LILIANA HENAO HENAO | Publicado el 25 de abril de 2012

Uno de los temas con "pocos seguidores" en los entornos organizacionales tiene que ver con el manejo y gestión de la información.

Aunque esta situación ha cambiando de la mano de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) siguen existiendo elementos que hacen que la gestión de la información y documentación sea una carga para las organizaciones. Sobre todo, por las nuevas exigencias frente a la importancia de la disposición de la documentación para la productividad y la necesidad de implementar sistemas de gestión de calidad.

El almacenamiento y la disponibilidad de la información son elementos clave.

Hace apenas dos o tres décadas, las organizaciones se enfrentaban a la necesidad de contar con espacios físicos para el almacenamiento de su información. Por los costos que esto les representaba, la opción de contratar con empresas especializadas en servicios de archivos comenzó a ser muy atractiva, pero de una manera temerosa se fue posicionando en el mercado.

Esta sigue siendo una muy buena opción que se caracteriza por la seguridad en el manejo de la información y la disminución en costos.  Más allá del manejo de los espacios físicos, trascendemos en el nuevo siglo a la posibilidad de tener nuestra información almacenada y disponible en la nube, "Cloud Computing".

Así se conoce esta nueva forma de disposición final de la información, que funciona como un modelo de almacenamiento en línea, donde los datos se almacenan en servidores virtuales, en algún lugar de la web, disponibles desde cualquier sitio con la utilización de un navegador.

Este concepto comienza en 2005 con firmas como Google, Yahoo, e-Bay y Amazon, que potenciaron toda su capacidad de gestión de información y comenzaron a vender servicios en Internet, que lo ratifican como el gran repositorio de información.

Si pensamos en los bajos costos de mantenimiento, en la integración de los diferentes tipos de dispositivos móviles y en el acceso ilimitado a la información, entre otras, las ventajas de almacenar información en la nube son bastante fuertes.

Surgen sin embargo también numerosos interrogantes frente a la seguridad en términos de confiabilidad, integridad y disponibilidad de la información, por estar almacenada en una "nube" a la que casi todo el mundo tiene acceso. Este tema apenas comienza.