<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Nayib Bukele arremete contra la prensa en El Salvador

El Salvador promulga ley que condena a 15 años a periodistas que difundan mensajes emitidos por MS13 y Barrio 18

  • Ley en El Salvador censura libertad de prensa. Crédito de: Getty
    Ley en El Salvador censura libertad de prensa. Crédito de: Getty
Manuel David Villegas Sierra | Publicado el 18 de abril de 2022

Con el pretexto de combatir las pandillas, el gobierno de Nayib Bukele, el presidente de El Salvador, impulsó un estado de excepción que le permitió al Congreso aprobar medidas que han sido tildadas de arbitrarias. Entre otras cosas, el legislativo le dio luz verde a una norma que sanciona con 15 años de cárcel a quien difunda mensajes emitidos por las pandillas Mara Salvatrucha (MS13) y Barrio 18.

Para la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) se trata de una clara censura a los medios de comunicación. APES señaló en un comunicado “Consideramos estás reformas como un claro intento de censura a los medios de comunicación”. En primer lugar dijeron, no informar la realidad que viven las personas que habitan los barrios controlados por las pandillas, no hará que cambié, además no mencionar a estos grupos no hará que desaparezcan.

En segundo lugar dijeron, a causa de las investigaciones periodísticas, el mundo ha podido conocer los diferentes acuerdos qué los gobiernos salvadoreños ( incluido el actual) han pactado con estos grupos.

El estado de excepción, además, suspende por 30 días, hasta el 27 de abril, los derechos a la libertad de asociación y reunión y la privacidad de las comunicaciones, así como varias garantías al debido proceso.

Esta medida fue tomada por el gobierno debido a la alta tasa de homicidios ocurridos en el país en estos primeros tres meses del año. En enero se registraron 85 asesinatos, en febrero 79 y 86 en marzo, según informes policiales.

Los organismos de Derechos Humanos tienen los ojos puestos en El Salvador desde el inicio del estado de excepción. Tamara Taraciuk Broner, directora para Las Américas de Human Rights Watch (HRW) le solicitó una reunión al presidente Bukele para evaluar la situación en el país, debido a la arbitraria forma de actuar de las fuerzas de seguridad contra la población sospechosa de pertenecer a estas pandillas.

Además de las organizaciones no gubernamentales, países como Estados Unidos se muestran profundamente preocupados por esta medida. El pasado 10 de Abril, el secretario de Estado de ese país, Antony Blinken, manifestó que esta ley “criminaliza el periodismo sobre ciertas actividades de las pandillas” y “da pie a intentos de censurar a los medios y prevenir las informaciones sobre corrupción y otros asuntos de interés público”.

Bukele justificó esta medida, poniendo de ejemplo el proceso de desnazificación que se dio en Alemania después de la Segunda Guerra Mundial. La desnazificación tenía como propósito eliminar todo lo referente a la ideología nazi de la sociedad alemana (instituciones, entidades y medios de comunicación).

“Cuando los alemanes querían erradicar el nazismo, prohibieron por ley toda la simbología nazi, así como los mensajes, apologías y todo lo que fuera dirigido a promocionar el nazismo. Nadie dijo nada, era entendible que fuera así. Ahora nosotros haremos eso con las pandillas”, ha escrito Bukele en Twitter.

Este intento de censurar a la prensa no es el primero. A comienzos de este año, varios periodistas del medio salvadoreño El Faro denunciaron que fueron hackeados por Pegasus, un software utilizado por el ejército israelí en la lucha contra el terrorismo.

Aunque Bukele y sus funcionarios negaron las “chuzadas” en contra de los periodistas, todas las pistas apuntan a su administración: la empresa que provee el servicio de Pegasus solo se los vende a los gobiernos, debido a que este tipo de programas son considerados como armas.

Además, un informe sobre las interceptaciones a periodistas en El Salvador, que fue elaborado por Citizen Lab, un laboratorio de la Universidad de Toronto (Canadá), determinó que sus celulares habían sido atacados por operadores domésticos, ubicados en El Salvador.

Manuel David Villegas Sierra

Historiador de la UPB. Me encanta la historia poco conocida en occidente: Asia, África y Oceanía para entender las diferentes culturas.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS