<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Republicanos trazan un rápido juicio político a Donald Trump

  • Adam Schiff, Jerry Nadler, Zoe Lofgren, Hakeem Jeffries y otros miembros del Partido Demócrata ingresan al Capitolio para juicio político a Trump. FOTO EFE
    Adam Schiff, Jerry Nadler, Zoe Lofgren, Hakeem Jeffries y otros miembros del Partido Demócrata ingresan al Capitolio para juicio político a Trump. FOTO EFE
Por Juliana gil gutiérrez | Publicado el 22 de enero de 2020
en definitiva

El 31 de enero se conocería el resultado del juicio político a Trump. Lo más probable es que salga absuelto porque el Partido Republicano tiene la mayoría en el Senado, que es la Corte.

Mientras el presidente de Estados Unidos Donald Trump estaba en Davos, Suiza, en el Foro Económico Mundial, en su país comenzaba en el Senado el juicio político en su contra por los cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso. La cita comenzó a la una del medio día, en Washington, ante una cámara alta que actúa como Corte por tercera vez en la historia norteamericana.

Ya estaba anunciado que el proceso comenzaría en ausencia de Trump. Así, la atención se volcó sobre los demócratas que hacen las veces de fiscales, los republicanos que tomaron el rol de defensores y el conjunto de senadores quienes, independientemente de su afiliación política, son los jurados. Además del juez principal, John Roberts, presidente de la Corte Suprema encargado de presidir el juicio.

Hay algunos nombres clave. Los abogados de la Casa Blanca, Pit Cipollene, Jay Sekulow y Kenneth Starr, este último quien participó en el impeachment fallido contra Bill Clinton en 1998; los demócratas Adam Schiff y Jerry Nadler, cabezas de la delegación progresista que le apuesta a enjuiciar al mandatario; y, el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell.

Así va a ser el juicio
Al cierre de esta edición aún no culminaba la primera jornada del proceso que se celebró ayer en el Senado, clave para definir las reglas del juicio político, conocido en Estados Unidos como impeachment. Los republicanos, con 53 escaños, apelaron por una diligencia rápida, mientras los demócratas, con 45 curules, intentaron defender la posibilidad de tener un dictamen más reposado con la presencia de testigos orales.

En la noche del ayer martes todo indicaba que el juicio podría tardar unos diez días. Este miércoles 22, jueves 23 y viernes 24 de esta semana los demócratas presentarían sus argumentos; sábado 25 y lunes 27 y martes 28 de la semana entrante sería el equipo de Trump quien dé su defensa. Luego llegarían dos jornadas de preguntas, miércoles 29 y jueves 30. Posteriormente, el último día del mes, se debatiría sobre la posibilidad de citar a testigos, entre los que estarían el exsecretario de Seguridad, John Bolton, y Hunter Biden, quien es el hijo del precandidato demócrata Joe Biden que Trump habría pedido investigar.

Si no se alarga el proceso con esas citaciones, ese 31 de enero podría darse la votación para absolver o destituir a Trump.

Pero el reloj corre en contra de los republicanos, dado que el Discurso del Estado de la Unión será el 4 de febrero, una cita tradicional de los mandatarios estadounidenses en la que presentan ante el Congreso un informe sobre el país. Que Trump llegue a esa fecha siendo un mandatario en proceso de juicio depende del avance del Legislativo.

Su meta es salir invicto antes de esa fecha porque “mostraría que unificó al partido para apoyarlo frente a los demócratas, quienes probablemente no van a lograr alargar lo suficiente el proceso para que tenga que dar el discurso en medio del juicio”, explica el profesor de Ciencias Políticas de la Pontificia Universidad Javeriana, Juan Federico Pino.

El caso de Trump

Desde que fue elegido como mandatario en 2016 comenzaron los intentos de hacer un juicio político contra el republicano por la trama rusa, la presunta inherencia de ese país en los comicios presidenciales en los que fue elegido Trump; supuestamente, para beneficiarlo sobre su contrincante demócrata Hillary Clinton. Las pruebas y el procesos jamás se consumaron.

Fue hasta septiembre del año pasado que la palabra impeachment sonó nuevamente en las bancas de la mayoría demócrata de la Cámara de Representantes, encabezada por Nancy Pelosi. ¿La razón? La presunta investigación que habría pedido Trump a su homólogo ucraniano Volodímir Zelenski contra Hunter Biden, hijo del precandidato demócrata más opcionado a conseguir la nominación del partido para las presidenciales de noviembre, según el portal especializado Real Clear Politics.

El 21 de ese mes el mandatario admitió que habló con Zelenski sobre los Biden durante una declaración a la prensa, pero negó estar usando su poder para beneficiarse. Solo tres días después, el martes 24, los demócratas lanzaron el proceso del impeachment, que surtió efecto en diciembre, con los preparativos del juicio en la Cámara de Representantes. La diligencia se confirmó el 19 de diciembre.

Solo se tenía en el radar el cargo de abuso de poder, pero la negativa de la Casa Blanca de colaborar con la investigación llevó a los demócratas a presentar la acusación de obstrucción al Congreso. Trump ha sido hermético y asegura que el juicio es una “basura” para dañar su imagen, pero los demócratas han sumado puntos a su favor: el exembajador de Estados Unidos ante la Unión Europea, testigo clave, aseguró que se condicionó la ayuda a Ucrania a cambio de investigar a Biden.

Todo se define en las próximas semanas. Los abogados de Trump respondieron las acusaciones de los demócratas en un documento de 111 páginas y los escudos de las partes se conocerán en los próximas jornadas en el Senado. Aunque el juicio político capta la atención del mundo, lo más probable es que Trump salga invicto porque la cámara alta es liderada por su partido, que se ha mostrado firme en la defensa del presidente .

Contexto de la Noticia

INFORME Indicios demócratas contra trump

· La exembajadora de Estados Unidos en Ucrania, Marie Yovanovitch, testificó ante el Congreso asegurando que Trump presionó al Departamento de Estado para que la retiraran del puesto.

· El exembajador de Estados Unidos ante la Unión Europea, Gordon Sondland, dijo que Trump condicionó la ayuda militar a Ucrania a cambio de investigar a Biden.

· La Casa Blanca publicó grabaciones y transcripciones de las conversaciones de Trump con su homólogo ucraniano Volodímir Zelenski en las que pide la pesquisa.

· La defensa republicana se conocerá la otra semana.

Juliana Gil Gutiérrez

Periodista internacional, amante de los perros y orgullosa egresada de la facultad de Comunicación Social - Periodismo de la Universidad Pontificia Bolivariana.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS