<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Dudas del fármaco que Trump viralizó

  • Esta es la presentación de la hidroxicloroquina, uno de los medicamentos que se han usado para la covid- 19, pero que aún no tienen una evidencia médica certera de su efectividad. FOTOS: EFE - GETTY
    Esta es la presentación de la hidroxicloroquina, uno de los medicamentos que se han usado para la covid- 19, pero que aún no tienen una evidencia médica certera de su efectividad.
    FOTOS: EFE - GETTY
  • Dudas del fármaco que Trump viralizó
JULIANA GIL GUTIÉRREZ | Publicado el 27 de mayo de 2020
180

pruebas con cloroquina e hidroxicloroquina están en proceso: Tableau Public.

73

pruebas con plasma se están haciendo en convalecientes: Tableau Public.

en definitiva

Cuando se trate de asuntos del coronavirus es mejor revisar qué dicen los médicos sobre el tema en lugar de creer en opiniones de los políticos. La cura de la covid está en proceso de investigación.

Tal vez usted no había escuchado hablar de la hidroxicloroquina hasta hace unos días, cuando el nombre de ese medicamento comenzó a hacerse viral por cuenta de presidentes como Donald Trump y Jair Bolsonaro, quienes, sin ser profesionales de las ciencias de la salud, lo están recomendando de manera indiscriminada para tratar el coronavirus.

Cloroquina e hidroxicloroquina son medicamentos recetados para el lupus y el paludismo. Se comenzó a hablar de su uso para el covid cuando Didier Raoult, profesor del Instituto y Hospital Universitario de enfermedades infecciosas de Marsella, compartió un estudio chino que reseñaba su posible utilidad. De ahí que Raoult sea uno de sus principales defensores, citado por el sector de la comunidad médica que defiende el fármaco.

Lea también: ¡Pilas! La infodemia se expande y también puede contagiarlo

Por cuenta de dos presidentes se hizo, literalmente, viral. Trump dijo que estaba tomándolo a diario mientras que Bolsonaro recomendó usarlo en Brasil aún para pacientes con síntomas leves. Esa determinación llevó a la renuncia del exministro de Salud Nelson Teich, el segundo encargado de la cartera en dimitir durante la pandemia.

Hablar de medicamentos y covid-19 es complejo, empezando porque no se ha comprobado un tratamiento totalmente eficaz para tratarlo y mucho menos se tiene una vacuna, desarrollo que llegaría mínimo en 2021. De ahí que lo que hacen los profesionales de la salud cercanos a los pacientes es buscar los tratamientos que pueden ser más eficaces para la enfermedad.

Puede ver: ¿Cómo interpretar mil contagios de covid en una jornada?

Con la hidroxicloroquina y cloroquina su uso se hizo frecuente, por supuesto, bajo receta médica y en pacientes que están en etapa de hospitalización. Hace un mes, con las declaraciones de Bolsonaro y Trump, hubo un debate sobre el tema cuando aún había escasa evidencia científica. Pero el pasado viernes la revista The Lancet publicó el estudio más completo hasta la fecha sobre el medicamento.

Lo que se dice del fármaco

La investigación tomó en cuenta casos de 96.032 pacientes de 671 hospitales diagnosticados entre diciembre y abril, quienes estaban internados en Norteamérica, Europa, Asia, África, Suramérica y Australia. A estos se les suministró hidroxicloroquina y cloroquina, solas o combinadas con un macrólido, que es un tipo de antibiótico.

El estudio de The Lancet indicó que no se pudo confirmar un beneficio de este en los resultados hospitalarios de la covid-19. “Cada uno de estos regímenes farmacológicos se asoció con una disminución de la supervivencia en el hospital y una mayor frecuencia de arritmias ventriculares cuando se usa para el tratamiento”, indica el documento. Incluso, lo conectan con la aparición de complicaciones cardiacas.

¿Por qué se medica? El infectólogo de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia, Juan Carlos Cataño, explica que al principio de la covid se encontró que esta producía inflamación. “Siendo medicamentos antiinflamatorios se pensó que podría servir. Con más experiencia en los tratamientos y a medida que se publicaron más estudios se encontró que podría no estar favoreciendo el desenlace final”, comenta Cataño. Es decir: en ciertos pacientes con comorbilidades particulares en el corazón, puede aumentar la probabilidad de padecer una arritmia severa.

Le puede interesar: Lo que sigue para Suramérica ahora que es epicentro de la covid

El cambio en el relato sobre la hidroxicloroquina y la cloroquina se debe a que “a medida que se avanza en la pandemia se han podido hacer estudios de mejor calidad, conocer más este tipo de coronavirus”, dice. A partir del estudio de The Lancet, la OMS suspendió el sábado las pruebas con el fármaco y varios países como Colombia y Francia están dejando de recetarlo para la covid-19 por temor a un eventual resultado adverso.

La Medicina avanza contra el tiempo y los gobiernos reaccionan sobre la marcha, según la evidencia científica que se va acomulando de los tratamientos que se ensayan. Al final, son eso: una prueba constante que se efectúa con criterios médicos para buscar el mejor tratamiento hasta que aparezca una cura definitiva. Y aunque ese estudio de The Lancet ha tenido una acogida notoria, aún no es suficiente.

El PhD en Farmacología y profesor de la Universidad CES, David Galvis, afirma que este tipo de estudios se quedan con unos datos específicos o han sido mal diseñados desde el punto de vista clínico. “Esto es un gran problema que nace de la urgencia de tratar el coronavirus. Y tampoco nos ayuda que personas que no tienen conocimiento médico y son líderes políticos como Trump salgan a decir que los están tomando”, comenta.

Galvis concuerda con los autores en que la asociación de estos dos fármacos con la mortalidad en los pacientes se debe interpretar cuidadosamente, ya que existen factores confusos y no se puede inferir todavía que haya una relación de causa y efecto con los medicamentos. Sobre todo, cuando muchos de los pacientes que han fallecido por la covid padecen comorbilidades como hipertensión, diabetes o tiene una avanzada edad.

Aún con el estudio de The Lancet permanecen interrogantes. Aunque ya hay evidencia de que pacientes fallecidos recibieron esos fármacos, eso no significa que estos sean los causantes de los decesos. El consejo, es uno: créale a la ciencia y no a las declaraciones sueltas de los presidentes . n

Contexto de la Noticia

Paréntesis un cambio en la información

La médica Elsa Arango comenta que durante varias semanas hubo publicaciones a favor del uso de estos dos medicamentos, por lo que duda de la exactitud del estudio de The Lancet. “En un mes recogieron toda la información cuando normalmente esto puede tardar cuatro. El estudio relaciona la muerte del paciente con el medicamento, pero posiblemente este también tenía un problema cardíaco. Esto quiere decir que la información puede estar sucia, el motivo del deceso podría ser la comorbilidad y no el uso del fármaco. Los médicos están haciendo su labor de buscar respuestas”, dice.

Juliana Gil Gutiérrez

Periodista internacional, amante de los perros y orgullosa egresada de la facultad de Comunicación Social - Periodismo de la Universidad Pontificia Bolivariana.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Notas de la sección