<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x

una de las primeras instituciones que adoptó el bilingüismo en la ciudad cumplió siete décadas de enseñanza, graduando más de 2.800 mujeres en el mismo lapso. el aniversario será celebrado en una serie de eventos, entre ellos un foro educativo.

con una eucaristía en la catedral metropolitana de la ciudad, comenzó la celebración de los 70 años de historia del colegio marymount, ubicado en la comuna de el poblado, en medellín.

el centro educativo fue fundado en 1954, cuando las religiosas del sagrado corazón de maría trajeron por primera vez una oferta educativa bilingüe femenina a la ciudad de medellín.

su historia como uno de los primeros colegios privados de la ciudad, relata también la transformación colombiana. “cuando comienza el colegio en los años 50, se buscaba educar a las mujeres con herramientas que les permitiera ser líderes en la sociedad y contar con el manejo de una segunda lengua que era el inglés. se funda el colegio, y a finales de los años 50 y 60 viene todo este auge de las mujeres, de la libertad, del liderazgo, del empoderamiento, es por esto que creemos que nuestras religiosas fueron muy vanguardistas”, comentó catalina guzmán urrea, rectora del marymount.

por sus aulas han pasado medallistas olímpicas, campeonas mundiales deportivas, importantes investigadoras científicas internacionales, médicas reconocidas a nivel mundial, directoras de fundaciones y ong, empresarias, directoras de teatro y líderes culturales, actrices, gerentes de empresas, periodistas destacadas y un incontable número de mujeres que se han dedicado a dejar huella, un legado en la sociedad.

“tenemos claro el contexto de estas estudiantes, que vienen de unas familias donde sus papás son líderes empresariales, en salud, financieros, en fin, dentro del sector productivo tienen un liderazgo, vienen con ese adn. entonces, como las estudiantes traen desde casa esas herramientas, buscamos formar buenos seres humanos que, con todo lo que tienen, puedan realmente impactar la sociedad; es esa ética de cómo me relaciono con el otro, qué hago por el otro, es mi bienestar, pero también es el bienestar del otro”, comentó guzmán.

según las directivas de la institución, esta fue pionera en adaptar los cambios tecnológicos que experimentaba el mundo perder su filosofía. de las máquinas de escribir pasaron rápidamente a los computadores y al uso de internet y la adopción de nuevas metodologías. en pandemia tuvieron un modelo exitoso de educación virtual y luego fue uno de los primeros colegios privados en abrir sus puertas tras la cuarentena.

“siempre ha dado respuesta a lo que ha pasado en lo social en ese momento, entonces ahora la pregunta es ¿qué vamos a hacer con todo este tema de inteligencia artificial, con la tecnología, las redes sociales? ¿cómo formamos estudiantes para que tengan esas herramientas, pero también pensando en cómo van a impactar en lo social? esto nos hace unos abanderados en esa educación pertinente, pero que también es de vanguardia”, explicó la directiva.

uno de los giros trascendentales que ha tomado la institución recientemente es la inclusión en sus aulas de niños, convirtiendo al marymount en una institución de educación de calidad ahora mixta. hasta la fecha se han matriculado 21 niños para la vigencia 2024.

además, su énfasis actual es la inteligencia emocional. “a la par del currículo académico tenemos el currículo socio emocional, es la posibilidad de que los niños y los padres de familia vean ese seguimiento de ese ser humano, que no solamente da cuenta del rendimiento académico, sino de cómo vas como persona, qué hábitos has desarrollado, desde tu proceso evolutivo, cómo va esa relación con el otro y contigo mismo”, relató la rectora.

el marymount medellín tiene doble acreditación internacional proporcionada por las agencias cis y neasc, proceso que se realiza cada cinco años. este año se acreditará bajo una nueva ruta que les permitirá documentar sus cuatro nuevos proyectos: espacios de aprendizaje siglo xxi, educación mixta

un cambio de mentalidad, sistema institucional de evaluación y el currículo internacional en preescolar, basado en el juego.

según indicaron desde el marymount, este es el segundo mejor colegio de la ciudad y ocupa el lugar 15 en el país, según el ranking col sapiens 2023

2024.

la celebración por los 70 años también acogerá el foro “educación pertinente para un mundo cambiante” que se llevará a cabo en el auditorio del colegio el próximo 6 de marzo, desde las 8:00 a.m. y contará con 300 invitados presenciales en el auditorio y transmisión en streaming por el canal de youtube del colegio para toda la comunidad que quiera conectarse.

language COL arrow_drop_down

Panorama complejo para salvar el acuerdo nuclear con Irán

Las negociaciones en Viena cumplen un mes. Situación interna de países complica resultados.

  • El acuerdo nuclear preveía que el Organismo Internacional de Energía Atómica podría realizar visitas sorpresa a las instalaciones nucleares de Irán para constatar si se cumplía el pacto. FOTO Getty
    El acuerdo nuclear preveía que el Organismo Internacional de Energía Atómica podría realizar visitas sorpresa a las instalaciones nucleares de Irán para constatar si se cumplía el pacto. FOTO Getty
03 de mayo de 2021
bookmark

Este 2 de mayo se cumplió un mes del inicio de una de las operaciones de “rescate” geopolítico más difíciles que el mundo esté viviendo. En Viena, la capital de Austria, siete países intentan salvar el acuerdo nuclear con Irán, un pacto herido de muerte desde que el Estados Unidos de Donald Trump decidiera desconocerlo en 2018 y reanudar las sanciones contra el gobierno iraní. Las perspectivas de éxito se chocan con una realidad política que da poco espacio a la esperanza.

El acuerdo nuclear con Irán es un milagro de esos poco usuales en la comunidad internacional. En 2015, durante el gobierno estadounidense de Barack Obama y después de dos años de negociación, EE. UU., Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania firmaron con la potencia asiática lo que se conoció como el Plan Conjunto de Acción Comprehensiva (JCPOA, por sus siglas en inglés).

En términos simples, el acuerdo buscaba (y busca, aún), limitar el programa de tecnología nuclear que Irán lleva desarrollando desde mediados del siglo XX y que implica enriquecimiento de uranio, un elemento químico que puede ser utilizado para producir energía, pero también para armar una bomba atómica, a cambio de que la comunidad internacional, y especialmente EE.UU., levante las sanciones económicas que pesan sobre la economía iraní.

Pese a que el acuerdo fue celebrado por gran parte de la comunidad internacional, también tuvo grandes detractores. Israel y Arabia Saudí calificaron la decisión de “error histórico”; y los republicanos, en ese entonces (2015) mayoría en el Congreso de EE.UU., también se opusieron con base en la desconfianza de que Irán cumpliera con sus compromisos. Fue precisamente eso lo que esbozó Donald Trump en mayo de 2018 cuando retiró a su país del pacto. “El mayor patrocinador del terrorismo podrá adquirir las armas más peligrosas en el mundo. Por eso anuncio que EE. UU. se retirará del acuerdo nuclear de Irán”, afirmó.

No está claro que Irán estuviera incumpliendo el acuerdo. De hecho, durante ese mismo mes, la OIEA (Organismo Internacional de Energía Atómica) confirmó mediante un comunicado todo lo contrario: “Al día de hoy (9/05/2018) Irán está cumpliendo sus compromisos relacionados con energía nuclear”. Con la salida de Estados Unidos y el reinicio de sus sanciones, el pacto perdió interés para Irán. Joe Biden señaló desde la campaña electoral su intención de regresar el país al acuerdo, pero 2021 es un escenario mucho más adverso para eso que 2015.

Panorama político

Los contextos políticos internos en ninguno de los dos países favorecen una solución pronta. La república islámica está en pleno año electoral. El 18 de junio de 2021 elegirá a su nuevo presidente. Hasán Rohani, que lleva dos períodos de 4 años frente al gobierno, no se puede presentar a un tercer mandato porque así lo impide la ley iraní. Rohani firmó el acuerdo nuclear y es considerado un reformista moderado. Su posición actual es tan débil políticamente que hace poco probable que tenga el apoyo para retornar al acuerdo.

“Rohani confió y fue traicionado por la administración Trump, que básicamente lo dejó solo”, explica Rafael Piñeros, analista internacional de la Universidad Externado de Colombia. “Él negoció con Obama confiando en que el acuerdo se respetaría. Ahora no tiene el apoyo político interno que necesita. En su país creen que EE. UU. se burló de él. No hay consenso en volver al acuerdo”. Si bien Irán regresó a la mesa de negociación el pasado 2 de abril, su posición ha consistido en condicionar cualquier paso a que EE. UU. elimine las sanciones.

Algo a lo que Biden no puede ceder tan fácilmente. “Él tiene la disposición, pero sabe que un cambio tan abrupto frente a un país con el cual las relaciones no han sido fáciles en los últimos 40 años, tampoco es un paso sencillo de dar”, señala Piñeros. Ya está claro, además, que Irán no está cumpliendo con el pacto. El pasado 23 de febrero la OIEA señaló que Irán está enriqueciendo uranio al 20 % de pureza, cuando el límite que pone el acuerdo es del 3,67 %. El organismo anunció, además, que la república islámica puso fin a las inspecciones sorpresa que la OIEA podía adelantar en las instalaciones nucleares del país por efectos del pacto.

Las amenazas tampoco han dejado de subir de tono. El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, señaló a finales de febrero que el país está preparado para aumentar el enriquecimiento de uranio al 60 % (para usos militares, el porcentaje debe ser del 90 %). Aún así, las negociaciones para un posible retorno de EE. UU. y una activación plena del acuerdo continúan en Viena.

Este 1° de mayo, tras una ronda de conversaciones, el negociador ruso, Mijail Ulianov, resaltó en Twitter “los indiscutibles avances” del proceso de diálogo, pese “a que quedan muchas cuestiones sin resolver”. Los representantes de los países se volverán a sentar el 7 de mayo en unas negociaciones que, según han dicho, no tienen fecha límite. Sí la tiene las elecciones de Irán, en las que podría ganar un candidato menos dispuesto al diálogo que Rohani. Y en ese caso, las esperanzas de revivir el acuerdo nuclear se darían casi por enterradas

2018
año en el que Estados Unidos se retiró del acuerdo nuclear con Irán.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*