<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Petro se suma a la ola de mandatarios de izquierda en Latinoamérica

Gustavo Petro se suma a la nueva ola de mandatarios de izquierda que han ganado la presidencia en los países de América Latina, ¿Cómo se puede leer el ascenso de estos políticos en la región?

  • El presidente electo llega con un saco lleno de promesas y las expectativas de sus electores muy arriba. Sus posturas son de talante de izquierda moderada para los académicos, ¿qué significa? FOTO COLPRENSA
    El presidente electo llega con un saco lleno de promesas y las expectativas de sus electores muy arriba. Sus posturas son de talante de izquierda moderada para los académicos, ¿qué significa? FOTO COLPRENSA
  • En la imagen Francia Márquez la nueva vicepresidenta de Colombia y Gabriel Boric presidente de Chie. Foto de Twitter @FranciaMarquezM
    En la imagen Francia Márquez la nueva vicepresidenta de Colombia y Gabriel Boric presidente de Chie. Foto de Twitter @FranciaMarquezM
Sara Marín Valencia | Publicado el 06 de agosto de 2022

La posesión de Gustavo Petro en la Presidencia de Colombia es un hecho que marcará la historia del país, pues es el primer político abiertamente de izquierda que logra llegar al máximo cargo en la República.

Pero su victoria electoral no se puede ver como un hecho aislado de la actual realidad política que está viviendo Latinoamérica, donde varios países han dado giros a la izquierda.

Entre estos está Chile con la victoria de Gabriel Boric, que obtuvo el 55,87% de los votos; Pedro Castillo en Perú, quien venció a la tradicional política Keiko Fujimori, y yéndonos un poco más atrás está Andrés Manuel López Obrador en México. Es posible que a esta lista de presidentes de izquierda se sume Lula da Silva en Brasil, pero aún hay que esperar.

Sin embargo, es importante aclarar que los movimientos de izquierda actuales en la región no se pueden entender como uno solo. “Los ascensos de gobiernos de izquierda no responden a un movimiento internacional u homogéneo, ¿qué quiere decir eso? que la izquierda suele ser más heterogénea”, analiza Mario Urueña, doctor en Derecho de la Universidad del Rosario y magíster en Geopolítica.

Agrega que los gobiernos de derecha en general se caracterizan más por su pragmatismo, donde a pesar de las diferencias en dos o tres asuntos, usualmente logran buscar entre ellos consensos y gobernar en un frente unido, algo que según Uñera no existe en la izquierda.

Con la llegada de estas nuevas figuras políticas de izquierda a la presidencia de países en la zona se ha recordado la llamada “marea rosa” que comenzó en 1988 con la elección de Hugo Chávez en Venezuela y de la que hicieron parte el entonces presidente Evo Morales en Bolivia y Rafael Correa en Ecuador.

Pero el momento actual de cambio político en Latinoamérica se da bajo nuevas condiciones y es posible reconocer algunas diferencias. Por ejemplo, lo que tiene que ver con los temas ambientales, que son clave en este momento en varios países de América Latina, pues buscan transitar a economías verdes, a diferencia de lo que ocurrió en la marea rosa, cuando se tomó provecho de la venta de materias primas o venta de “commodities”, donde primaba el extractivismo.

La segunda diferencia que se puede resaltar es la importancia que ha adoptado el tema de los derechos humanos en los nuevos gobiernos, que incluyen las reivindicaciones feministas, de la comunidad LGTBIQ+ y sobre todo los derechos políticos y civiles, que no fue un tema primordial en los años 2000. “Por ejemplo, Rafael Correa en Ecuador, e incluso otros presidentes, tenían comentarios y actitudes homofóbicas”, recuerda Urueña.

¿Por qué se da el giro a la izquierda política?

Desde hace décadas había predominado en América Latina la derecha política en varios países, pero ahora se consolidó un mapa diferente.

“El giro en la región se explica por el desgaste de los gobiernos conservadores, Macri (Argentina), Martín Vizcarra (Perú) (...) la derecha está muy desprestigiada, y en segundo lugar la gente grita cambio, lo vimos en todos los levantamientos que hubo en América Latina”, explica Mauricio Jaramillo Jassir, Profesor de la Universidad del Rosario, master en ciencia Política del Instituto de Estudios Políticos de Toulusey y geopolítica de la Université Paris.

Pero hace énfasis en que esta nueva ola de políticos pertenecen a movimientos de izquierda “moderados”. La posesión de mandatarios que compartan algunas bases ideológicamente hablando abre la probabilidad de una mayor cooperación en América Latina.

“Creo que podría haber un eje importante, tienen una visión más latinoamericanista, ahí podría haber algo interesante”, dice Urueña.

Agrega que si Lula sube en Brasil y está AMLO en México se podría pensar en un escenario de cooperación, pero no descarta situaciones geopolíticas de confrontación, teniendo en cuenta que el país carioca y el centroamericano tienen un peso económico importante.

“Entonces claro obviamente por más que sean gobierno de izquierda no ve uno a un Lula cediendo ante un AMLO o viceversa”, dice Urueña. Las nuevas izquierdas que han sido protagonistas en la región presentan variedades.

Por esto se afirma que Petro y Boric en Chile hace parte de una izquierda mucho más moderada comparados con otros homólogos. Ambos necesitaron seducir más personas de centro y hacer alianzas para poder llegar a gobernar.

En el caso de Colombia se cuestionó a Petro por las alianzas que hizo con políticos que hacían parte de colectividades tradicionales, como el Partido Conservador y el Partido Liberal. Aún así, en su movimiento el nuevo presidente también incluyó militantes del Partido Verde y de la Coalición Centro Esperanza.

La izquierda tiene el reto de mostrar que aprendió las lecciones de Venezuela, que no es radical, que respeta la democracia que no se va a atornillar, que respeta la iniciativa empresarial y la economía de mercado”, afirma Jaramillo Jassir.

Pero que por ser de izquierda es más sensible al tema de la justicia social, agrega Jaramillo. Además considera que hay un reto interesante para esta nueva izquierda y es meter en la agenda regional el tema ambiental y la transición energética.

¿Qué se espera del gobierno de Petro?

El mensaje de Gustavo Petro durante la campaña a la Presidencia fue claro, que busca un cambio, y la esperanza de sus votantes está puesta sobre. Esperan una modificación de los asuntos que no funcionan, ni han funcionado bien en el país hasta el momento para ellos.

Al hablar de lo que se espera del gobierno entrante Tomás Molina, politólogo y doctor en Filosofía, hace mención de dos puntos de vista en relación a las expectativas del mandato Presidencial de Petro.

“En este país la derecha espera un desastre, porque el discurso de ella consiste en igualar todos los regímenes de izquierda con el chavista, entonces si un gobierno es de izquierda, inevitablemente el país va a terminar como Venezuela como si no hubiera otras posibilidades”, puntualiza Molina.

En la imagen Francia Márquez la nueva vicepresidenta de Colombia y Gabriel Boric presidente de Chie. Foto de Twitter @FranciaMarquezM
En la imagen Francia Márquez la nueva vicepresidenta de Colombia y Gabriel Boric presidente de Chie. Foto de Twitter @FranciaMarquezM

El otro punto va direccionado a la concepción de la izquierda, donde hay “una gran esperanza en los gobiernos que empiezan ahora, bueno con Petro en Colombia y posiblemente con Lula en Brasil, donde se configura un nuevo bloque de izquierda en la región. Pero creo que también los más realistas dentro de la izquierda están viendo que la situación económica en estos momentos no está para los grandes triunfos sociales de los 2000”, dice.

Molina afirma que el mismo gobierno de Petro está bajando sus propias expectativas. Menciona el valor de la reforma tributaria, que en un principio era muy ambiciosa, pero finalmente tuvo que acoplarse a la realidad económica del país y bajar el plan de recaudo de 50 billones de pesos a 25 billones de pesos, al menos para el año en curso.

Petro tiene que cumplir. Si es capaz de introducir modificaciones al modelo socioeconómico, es decir que el Estado intervenga más en economía y se genere una sensación de bienestar, si cumple con la reactivación pos pandemia y hay un sistema más equilibrado, yo pienso que la izquierda va a quedar muy bien parada, creo que por eso a gente votó”, concluye Jaramillo.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Notas de la sección