<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

53 tortugas regresaron a su hábitat natural

  • La liberación fue de tortugas hicoteas y palmeras. Foto: Donaldo Zuluaga.
    La liberación fue de tortugas hicoteas y palmeras. Foto: Donaldo Zuluaga.
  • Había tortugas de diferentes tamaños. No es posible saber su edad, pero algunas llevaban en el Parque de la Conservación varias décadas. Foto: Donaldo Zuluaga
    Había tortugas de diferentes tamaños. No es posible saber su edad, pero algunas llevaban en el Parque de la Conservación varias décadas. Foto: Donaldo Zuluaga
  • Algunas trataron de escaparse antes, había mucho movimiento. Foto: Donaldo Zuluaga.
    Algunas trataron de escaparse antes, había mucho movimiento. Foto: Donaldo Zuluaga.
  • Una de las 53 tortugas, antes de ser liberada. Foto: Donaldo Zuluaga
    Una de las 53 tortugas, antes de ser liberada. Foto: Donaldo Zuluaga
  • Una cadena humana para llevar las tortugas hasta un punto de agua. Foto: Donaldo Zuluaga
    Una cadena humana para llevar las tortugas hasta un punto de agua. Foto: Donaldo Zuluaga
  • Después de tocar el agua, algunas sacaban la cabeza. Otras se hundieron y se fueron. Foto: Donaldo Zuluaga.
    Después de tocar el agua, algunas sacaban la cabeza. Otras se hundieron y se fueron. Foto: Donaldo Zuluaga.
  • Debían usarse guantes para protegerlas de algún microorganismo, y también a quien la sostenía. Foto: Donaldo Zuluaga.
    Debían usarse guantes para protegerlas de algún microorganismo, y también a quien la sostenía. Foto: Donaldo Zuluaga.
Publicado el 24 de octubre de 2021

Las dos tortugas tenían afán de ser libres: se salieron de las cajas en las que viajaron, en compañía de otras 51, desde Medellín hasta un lugar en Puerto Triunfo donde iban a ser liberadas. Un viaje que duró más de cinco horas, el último antes de volver a su hábitat natural. No había cómo volarse antes, iban bien protegidas en el carro, pero ellas estaban listas para salir de primeras, y aunque las volvieron a poner en las cajas para llevarlas a los puntos de agua, ahí donde iban a empezar la nueva vida, sacaban la cabeza, se montaban encima de las otras, intentaban salirse.

En ese recorrido otras cuatro, tal vez seis, se contagiaron del movimiento, pero las demás estaban muy quietas, algunas con la cabeza escondida entre el caparazón. De todas...


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS