<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
x

una de las primeras instituciones que adoptó el bilingüismo en la ciudad cumplió siete décadas de enseñanza, graduando más de 2.800 mujeres en el mismo lapso. el aniversario será celebrado en una serie de eventos, entre ellos un foro educativo.

con una eucaristía en la catedral metropolitana de la ciudad, comenzó la celebración de los 70 años de historia del colegio marymount, ubicado en la comuna de el poblado, en medellín.

el centro educativo fue fundado en 1954, cuando las religiosas del sagrado corazón de maría trajeron por primera vez una oferta educativa bilingüe femenina a la ciudad de medellín.

su historia como uno de los primeros colegios privados de la ciudad, relata también la transformación colombiana. “cuando comienza el colegio en los años 50, se buscaba educar a las mujeres con herramientas que les permitiera ser líderes en la sociedad y contar con el manejo de una segunda lengua que era el inglés. se funda el colegio, y a finales de los años 50 y 60 viene todo este auge de las mujeres, de la libertad, del liderazgo, del empoderamiento, es por esto que creemos que nuestras religiosas fueron muy vanguardistas”, comentó catalina guzmán urrea, rectora del marymount.

por sus aulas han pasado medallistas olímpicas, campeonas mundiales deportivas, importantes investigadoras científicas internacionales, médicas reconocidas a nivel mundial, directoras de fundaciones y ong, empresarias, directoras de teatro y líderes culturales, actrices, gerentes de empresas, periodistas destacadas y un incontable número de mujeres que se han dedicado a dejar huella, un legado en la sociedad.

“tenemos claro el contexto de estas estudiantes, que vienen de unas familias donde sus papás son líderes empresariales, en salud, financieros, en fin, dentro del sector productivo tienen un liderazgo, vienen con ese adn. entonces, como las estudiantes traen desde casa esas herramientas, buscamos formar buenos seres humanos que, con todo lo que tienen, puedan realmente impactar la sociedad; es esa ética de cómo me relaciono con el otro, qué hago por el otro, es mi bienestar, pero también es el bienestar del otro”, comentó guzmán.

según las directivas de la institución, esta fue pionera en adaptar los cambios tecnológicos que experimentaba el mundo perder su filosofía. de las máquinas de escribir pasaron rápidamente a los computadores y al uso de internet y la adopción de nuevas metodologías. en pandemia tuvieron un modelo exitoso de educación virtual y luego fue uno de los primeros colegios privados en abrir sus puertas tras la cuarentena.

“siempre ha dado respuesta a lo que ha pasado en lo social en ese momento, entonces ahora la pregunta es ¿qué vamos a hacer con todo este tema de inteligencia artificial, con la tecnología, las redes sociales? ¿cómo formamos estudiantes para que tengan esas herramientas, pero también pensando en cómo van a impactar en lo social? esto nos hace unos abanderados en esa educación pertinente, pero que también es de vanguardia”, explicó la directiva.

uno de los giros trascendentales que ha tomado la institución recientemente es la inclusión en sus aulas de niños, convirtiendo al marymount en una institución de educación de calidad ahora mixta. hasta la fecha se han matriculado 21 niños para la vigencia 2024.

además, su énfasis actual es la inteligencia emocional. “a la par del currículo académico tenemos el currículo socio emocional, es la posibilidad de que los niños y los padres de familia vean ese seguimiento de ese ser humano, que no solamente da cuenta del rendimiento académico, sino de cómo vas como persona, qué hábitos has desarrollado, desde tu proceso evolutivo, cómo va esa relación con el otro y contigo mismo”, relató la rectora.

el marymount medellín tiene doble acreditación internacional proporcionada por las agencias cis y neasc, proceso que se realiza cada cinco años. este año se acreditará bajo una nueva ruta que les permitirá documentar sus cuatro nuevos proyectos: espacios de aprendizaje siglo xxi, educación mixta

un cambio de mentalidad, sistema institucional de evaluación y el currículo internacional en preescolar, basado en el juego.

según indicaron desde el marymount, este es el segundo mejor colegio de la ciudad y ocupa el lugar 15 en el país, según el ranking col sapiens 2023

2024.

la celebración por los 70 años también acogerá el foro “educación pertinente para un mundo cambiante” que se llevará a cabo en el auditorio del colegio el próximo 6 de marzo, desde las 8:00 a.m. y contará con 300 invitados presenciales en el auditorio y transmisión en streaming por el canal de youtube del colegio para toda la comunidad que quiera conectarse.

language COL arrow_drop_down

La transición energética será muy cara: costará 21.000 millones de dólares al año

El exministro Mauricio Cárdenas calculó que la transición energética costará 7% del PIB al año.

  • La transición energética será muy cara: costará 21.000 millones de dólares al año
  • La transición energética será muy cara: costará 21.000 millones de dólares al año
25 de octubre de 2023
bookmark

¿Cómo financiar la transición energética? Esta fue la pregunta que jalonó la discusión de la segunda jornada de la VI Cumbre de Petróleo, Gas y Energía, que se realiza en Cartagena.

Para responder a este interrogante, el economista Mauricio Cárdenas, exministro de Hacienda, sentó algunas bases e ideas para la reflexión de cuánto le costaría a Colombia su transición de combustibles fósiles a energías renovables.

Ya hace un año, en la anterior cumbre, el mismo Cárdenas había advertido que el país tiene sobre la mesa unas metas muy ambiciosas, por ejemplo, bajar 51 % las emisiones a 2030, que para él “Colombia quedaría mal”.

Incluso estimó que el costo de la transición energética en Colombia estaría entre 8 % y 11 % del PIB por año, lo que representa en ‘plata blanca’ al menos 30.000 millones de dólares.

Pero este año llegó con un nuevo cálculo. Según Cárdenas, la transición energética le costaría a Colombia el 7 % del PIB al año, esto se traduce a 21 mil millones de dólares anuales. Además, se atrevió a decir que el país necesita nuevas inversiones para esa meta por el orden del 1,5 % del PIB por año.

“Para lograr la financiación también se deben buscar nuevas fuentes de ingresos, como más impuestos, más eficiencia del gasto público e ingresos fiscales de carbono”, dijo el exministro.

El cálculo de la financiación

Cárdenas explicó que para llegar a ese dato tuvo en cuenta que Colombia es de los países más expuestos al cambio climático, un país muy dependiente a los combustibles fósiles, tanto en sus exportaciones, ingresos fiscales e inversión extranjera directa. Al igual se revisó que la principal fuente de emisiones es el uso del suelo.

“Colombia tiene unas metas tan ambiciosas en su transición, que debe primero buscar soluciones económicas y políticas para arrancar con la reducción de emisiones del uso del suelo, principalmente de la deforestación”, detalló el economista en su exposición delante de un auditorio de al menos 2.500 participantes en la cumbre.

Puntualizó que el cálculo también se basó en tres indicadores: la reducción de emisiones, la adaptación al cambio climático y los ingresos que se pierden de los combustibles fósiles, “esta es la fórmula para calcular cómo financiar la transición”.

¿De cuánto se está hablando? Cárdenas dijo que no es tan sencillo ponerle precio a cada una de esas actividades: mitigación, adaptación y pérdida de ingresos. Por eso, para él, la respuesta es compleja, e insistió que el 51 % en disminución de gases de efecto invernadero a 2030 es la meta más ambiciosa de América Latina.

Otros cambios

El economista también planteó que la transición tiene otros costos y riesgos en el país como los activos de la industria de hidrocarburos, el cambio de actividad económica principal a la agroindustria y el freno a la deforestación. “Entonces, Colombia tiene riesgos de los petroleros, del agro y el uso del suelo”.

Asimismo, alertó que no todo se puede hacer al mismo tiempo, sino que la transición se debe hacer por fases, y puso el ejemplo de la electrificación del transporte público en Colombia, que es un sector que aporta el 12 % de las emisiones de gases de efecto invernadero en el país.

Para él, esto debe ser una carrera de relevos y la cuota inicial es reducir las emisiones de la deforestación. “Esto no se logra con buenas intenciones y discursos, es un problema complejo sobre cómo monitorear y verificar, y cuál son las soluciones para esas familias y empresas que están deforestando”.

En el 2022, la deforestación se redujo en 29,1 % en Colombia, respecto al 2021, pasando de 174.103 hectáreas de bosque perdidas en 2021 a 123.517 en 2022.

Según las cifras de deforestación reportadas por el Sistema de Monitoreo de Bosques y Carbono del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), históricamente, la Amazonía concentra el 65 % de la deforestación del país en cuatro departamentos: Guaviare, Meta, Caquetá y Putumayo, los tres primeros alcanzaron una reducción significativa de 34 %, 25 % y 31 % en 2022, respectivamente.

“Necesitamos una federación para los interesados en reducir emisiones con el uso del suelo, en reforestar, vender esos créditos al mercado de carbono, y llevar los bienes y servicios esenciales a esas poblaciones más apartadas”, señaló Cárdenas.

Según su presentación, el problema de Colombia es creer que otros van a financiar la transición, cuando “nosotros debemos resolver nuestros problemas de deforestación, descarbonización y adaptación”.

Propuestas verdes

La transición energética será muy cara: costará 21.000 millones de dólares al año

Cárdenas propuso que para el Presupuesto General de la Nación del 2025 haya un presupuesto verde, como una solución sobre el impacto de las emisiones y adaptación al cambio climático. Y para el del 2024 se ponga una marca o una etiqueta a los sectores que tiene mayor y menor impacto para la transición energética.

También recomendó realizar una reforma al Sistema General de Regalías para incluir una bolsa de recursos para financiar proyectos de transición. Así mismo, habló de una regla fiscal verde y de potenciar los impuestos verdes, como el impuesto al carbono, “no ganamos nada con tener impuestos al carbono y al mismo tiento subsidiar a los combustibles fósiles”.

Cárdenas enfatizó en que el país necesita a la industria de hidrocarburos para generar ingresos y así resolver el problema de emisiones porque está en la deforestación. “Si marchitamos esta industria nos quedamos sin el pan y sin el queso porque no habría suficientes ingresos y al mismo tiempo quedaríamos con el problema de emisiones”.

Emisiones y reducción

Gran parte de la población piensa que el mayor contaminante del mundo a nivel de desarrollo es la industria, pero en realidad no lo es. La mayor concentración de la contaminación se encuentra en el uso de la tierra, la tala de árboles y la quema de carbón vegetal.

De acuerdo con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y la última actualización de los Indicadores de Naturgas, el sector de la agricultura es el que más emisiones de gases efecto invernadero genera en Colombia. En los últimos dos años, generó el 59 % del total de las emisiones, en comparación con el sector energético que emitió el 14 %.

El inventario de emisiones del BUR3 en el país, expuesto en la presentación de los resultados del estudio de la Hoja de ruta para la Transición Energética en Colombia a 2050 realizado por el Centro Regional de Estudios de Energía, CREE, indica que de 280 millones de toneladas de CO2 (emisiones brutas) que se emiten en el país, el sector energético emite casi la tercera parte, es decir unos 80 millones de toneladas, lo que demuestra que, aunque el sector energético realice esfuerzos por descarbonizarse, si los demás sectores no cumplen con los mismos parámetros, el país no va a lograr sus objetivos a 2030 – 2050.

La ganadería, la agricultura y el cambio de uso del suelo son los sectores que más generan emisiones en Colombia, de acuerdo con el último inventario de gases efecto invernadero del Ideam y el Ministerio de Ambiente, además de señalar que el principal aporte de emisiones de metano lo realizan las actividades de ganadería, tratamiento y eliminación de aguas residuales y disposición final de residuos.

Te puede interesar

El empleo que busca está a un clic

Las más leídas

Te recomendamos

Utilidad para la vida

Regístrate al newsletter

Acepto el tratamiento y uso del dato Personal por parte del Grupo EL COLOMBIANO*