<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Juan Camilo Quintero
Columnista

Juan Camilo Quintero

Publicado el 25 de junio de 2019

Amistad

Carlos Fuentes, amigo de nuestro Nobel Gabriel García Márquez, decía que lo que no tenemos lo encontramos en el amigo. Creo que los verdaderos amigos perduran y saben resistirse a los vaivenes y a las vueltas que los días traen consigo. La amistad es perseverancia. Pero también creo que, como dice la canción de Pearl Jam, los amigos van y vienen, es la dinámica de la vida, la amistad también es la posibilidad de elegir, siempre con lealtad, si queremos estar o no.

Algunos amigos entran en nuestra vida solo para decirnos algo, para revelarnos una parte de nosotros y del mundo que no conocíamos. Luego se van. La Amistad es ese misterio que se inspira en encontrar en otras personas afinidades secretas e imposibles. Por eso no hay nada que se parezca menos a nosotros que un buen amigo. Los amigos son el espejo alma, son aquellos con quienes nos sinceramos para escuchar el otro lado de lo que queremos escuchar, van entonces, desde lo más íntimo hacia lo más banal, están ahí para caminar, para volver la vida menos áspera, más agradable, para hacer la vida más sincera. Los amigos nos revelan su mundo, pero más que nada nos ayudan a comprender el propio para no perdernos en la confusión del día a día. Son esa ancla casi imposible entre los sueños y el pragmatismo.

Tengo pocos amigos. No los he buscado, más bien la vida me ha llevado a ellos por caminos imposibles para que al llegar nos inspiren. No vale la pena forzar nada cuando de amistad se trata, la verdadera está llena de aparentes contradicciones: implica converger pero también disentir, después de todo, esa es la clave de cualquier acuerdo y la amistad sí que sabe de ello.

No hay que estar siempre con los amigos al lado, la verdadera amistad maneja sus tiempos. Cuando he atravesado momentos difíciles los verdaderos amigos llegan a mí sin que los llame. Y cuando ellos me han necesitado alguna situación imprevista me ha llevado a ellos. Cultivar la amistad es de muchas formas cultivar la esperanza, cierto optimismo, es darle una razón más a la vida.

Ir por la vida sin amigos debe ser triste, trato de ser el mejor amigo de mis amigos, estar a la altura de la bondad y generosidad que me brindan, y aunque no sé si siempre lo logro, sí puedo asegurar la sinceridad de mi esfuerzo.

A todos en la vida y en algún momento se nos ha ido algún amigo, cada cual guarda sus razones. La etimología de la palabra amistad nos remite a un apego mutuo. Pero también la vida nos enseña a veces, que ser amigo es desapegarse, dejar ir y perdonar, y acaso esperar a que algún día, si ha de ser, el tiempo y la vida traigan de nuevo a los amigos que se han ido, lo importante es seguir caminando con la tranquilidad de que los amigos están allí, algunas veces más lejos que cerca, pero al final de todo seguirán siendo amigos, porque en algún momento de la vida nos enseñaron que en la diversidad y la contradicción también se puede ser amigo.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

MUSEO DE ARTE MODERNO

Hoy abre al público la exposición “Dan Flavin, Espacio y Luz”, organizada con la Dia Art Foundation.

$titulo

EDUARDO ANDRÉS MERCHÁN P.

Capitán de la Policía, sancionado por la Procuraduría por la violación de una teniente de la institución.