<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
The New York Times
Columnista

The New York Times

Publicado el 15 de febrero de 2020

Cuando las mujeres blancas querían un monumento en honor a las ‘mamis’ negras

Por Alison M. Parker

En 1923, un grupo de mujeres blancas quería construir lo que llamaron un “monumento a las fieles mamis de color” en Washington. Estas mujeres, miembros de las Hijas Unidas de la Confederación, presionaron a los legisladores en el Congreso para que presentaran un proyecto de ley. El Senado lo aprobó, pero el proyecto de ley se estancó en la Cámara después de la feroz oposición de las mujeres negras, incluidas Mary Church Terrell y Hallie Quinn Brown, miembros de la Asociación Nacional de Mujeres de Color.

La lucha por un monumento propuesto a las “mamis” negras expone la mentira de quienes describen los monumentos confederados como celebraciones inocuas de la herencia sureña. Los memoriales de Causa Perdida son símbolos públicos hirientes de supremacía blanca. Tenga en cuenta que la mayoría de los monumentos confederados no fueron erigidos por viudas o familiares afligidos inmediatamente después de la Guerra Civil. La mayoría fue creada en la década de 1890 y principios de 1900 por los blancos del sur con la esperanza de justificar la propagación de Jim Crow mientras borraba el legado de la Reconstrucción, una época en que los afroamericanos habían obtenido la ciudadanía y los derechos de voto.

Ahora hay alrededor de 1.747 monumentos, estatuas, banderas, nombres de lugares y otros símbolos que tienen que ver con la Confederación en espacios públicos de todo el país, sin contar más de 2.600 marcadores, campos de batalla, museos y cementerios que conmemoran a los muertos confederados o los cientos de estatuas de segregacionistas acérrimos. Hasta la fecha, solo se han eliminado alrededor de 115. En marcado contraste, menos de 100 monumentos rinden homenaje al movimiento de derechos civiles.

Las mujeres blancas del sur en organizaciones como las Hijas Unidas de la Confederación, fundada en 1894, recaudaron fondos para construir muchos de los monumentos confederados y colocaron placas de “esclavos leales” cerca. Estas celebraciones de la “lealtad” de las personas anteriormente esclavizadas implican que habían sido más felices en la subordinación, todavía eran desiguales y, por lo tanto, deberían segregarse y tratarse como inferiores. Además de las placas, se propusieron muchos monumentos formales a los “esclavos fieles”; tres fueron construidos, incluido el Monumento al Esclavo Fiel en Fort Mill, Carolina del Sur, en 1895.

El intento más exitoso de las Hijas Unidas de la Confederación para conmemorar la esclavitud a nivel nacional ocurrió durante la presidencia de Woodrow Wilson, quien institucionalizó la segregación en el gobierno federal. En 1914, la organización defendió el Monumento Confederado en el Cementerio Nacional de Arlington, que presenta paneles que representan esclavos “leales” y una figura “mami” con dos niños blancos cargados. El afecto de los blancos por las “mamis de color” pasó por alto la violencia y el dolor infligidos a las mujeres esclavizadas que destrozaron a sus familias.

Pero las mujeres del club y reformadoras afroamericanas no aceptaron el estereotipo de “mami”. Muchas eran hijas y nietas de mujeres esclavizadas que se habían visto obligadas a trabajar como cuidadoras de los hijos de otras mujeres. Rápidamente se movilizaron y lideraron a sus aliados afroamericanos en el N.A.A.C.P. y la prensa negra en la lucha contra el monumento propuesto a través de cartas a los editores. Su resistencia desafiante hizo que los estadounidenses blancos se dieran cuenta.

La activista feminista y de derechos civiles Mary Church Terrell escribió un editorial ampliamente reproducido en The Evening Star, un periódico blanco de Washington. Al acusar a las mujeres blancas del sur que propusieron el monumento, la crítica mordaz de Terrell reveló su complicidad pasada y actual en el abuso sexual de las mujeres negras por parte de los hombres blancos: “Cuando uno considera hasta qué punto la ‘Mami’ negra fue víctima de la pasión y el poder de su amo o de cualquier otro hombre blanco que pudiera mirarla con ojos lujuriosos”, escribió, es difícil entender cómo “las esposas, madres y hermanas de dueños de esclavos podrían haberse sometido sin protestas frecuentes y vigorosas a tal degradación de la feminidad de cualquier raza”. Ella agregó: “Y es más difícil entender por qué sus descendientes deberían querer ver un recordatorio perpetuo de las condiciones desgarradoras bajo las cuales las Mamis Negros se vieron obligadas a vivir”.

Terrell pidió a sus lectores que vieran a las mujeres negras esclavizadas como seres humanos tridimensionales que estaban psicológicamente atormentadas por la perspectiva de vender a sus hijos.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

RADAMEL FALCAO GARCÍA

El futbolista donó 1.300 mercados para afectados por la crisis, y dinero para tratar el cáncer de niños.

$titulo

IVÁN MORENO ROJAS

Tiene nueva medida aseguramiento. Ahora se le investiga otro desfalco por contrato de ambulancias.