<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Julián Posada
Columnista

Julián Posada

Publicado el 20 de julio de 2019

Cuestionar

A principios del siglo xx un objeto, en particular, alteró para siempre la idea de lo que sería el arte, se trataba de un orinal, que al ser expuesto en una galería como si fuese una escultura, cuestionaba conceptos clásicos como el de la representación, la técnica o la originalidad de lo que un artista produce, a partir de ahí, la capacidad y talento del artista no estarían sólo ligados a su destreza para representar imágenes copiadas de un modelo o producto de su imaginación, el arte empezaba entonces a transitar sobre el terreno de las ideas y en algún lugar de su evolución, el concepto llegaría a ser más importante que la obra. Ese artista del orinal se llamaba Marcel Duchamp, que en un momento de su vida se dedicó al ajedrez mientras producía en absoluto silencio una última obra de arte que aún asombra al mundo.

Los movimientos artísticos, se sucedían y traslapaban como reacción de unos artistas y sus búsquedas a lo que otros hacían, el arte pop, por ejemplo, surgió en los Estados Unidos, como una reacción al expresionismo abstracto, el pop retomaba ideas de eso que Duchamp había producido 50 años antes, exaltaba el objeto cotidiano y la reproducción mecánica de los mismos y además retomaba elementos de la cultura de masas y de una naciente generación urbana de posguerra, esa glorificación de lo trivial y popular (pop) molestó a muchos artistas que en oposición empezaron a producir unas obras despojadas de esa ambición materialista del pop, a esa corriente opositora llamó Richard Wolheim en 1965, minimalismo, especialmente potente en el terreno de la escultura, en el que establece una relación absolutamente inédita del objeto con el espacio, mediada por el tamaño y la ubicación de la obra, aunque casi cualquier escultura modifica el espacio, en el minimalismo esa relación es intencional. “La mayoría de las obras minimalistas son poliedros regulares, aislados o en serie, de apariencia pobre o industrial, colores brillantes o apagados, materiales opacos o transparentes, o incluso construidas con ladrillos, neones o contrachapado; se trata de objetos geométricos simples en toda clase de materiales”.

¿A qué viene esta pequeña introducción nada exhaustiva de historia del arte? Hay en el Museo de Arte Moderno de Medellín una exposición que reúne 18 obras del artista norteamericano Dan Flavin (1933 - 1996), representante del minimalismo, que a través de sus esculturas elaboradas con luces fluorescentes, logra por medio de la luz y el color que ella emana, alterar y transformar de manera singular la arquitectura y los espacios del museo, la experiencia, como en las catedrales góticas lo hacía la luz que se filtraba a través de los vitrales, es casi mística y bien vale una visita.

Dan Flavin no está solo, si el minimalismo cuestionaba el arte pop, la obra de Pablo Mora, otro de los artistas que exhibe en el MAMM, cuestiona la idea de modernidad, progreso y estado que nos han vendido como sociedad, el nuestro parece ser un modelo de fracasos que evoca sombríamente el artista. También se hace arte con el sonido, escuche la obra de Beatriz Eugenia Díaz y a través de la inmersión sonora descubra un “jardín del edén” donde se cuestionan y conviven lo real y lo sintético, lo producido y lo hallado. Pero el arte también puede ser útil, la escultura de Iván Hurtado ubicada en la terraza, señala el territorio, enmarca geografías de la ciudad y permite habitarla para ignorar la realidad que nos circunda o cuestionarla como a veces hace el arte.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

ANDES, REY DEL FÚTBOL SALA Su selección ganó, invicta, el oro del balompié de salón en Juegos Departamentales. Destronó a Bello.

$titulo

JHON RENÉ GÉLVEZ G.

Alias “Orbitel”, condenado por un juez de Valledupar a seis años de prisión por amenazar a periodistas.