<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
David Escobar Arango
Columnista

David Escobar Arango

Publicado el 24 de junio de 2019

De las empresas para el sector social

Querido Gabriel,

Hace poco, una directora de una institución cultural me escribió que ella dudaba mucho de “eso del emprendimiento social”, que tenía miles de preguntas sobre el tema. No es la primera vez que alguien de ese mundo, o del educativo y cultural me pregunta por esto, porque entre lo que algunos llaman “lo social” y lo empresarial ha habido tradicionalmente distancias, desconfianza, arrogancia y desconocimiento mutuo. ¿Hablamos de emprendimiento social?, ¿conversamos de lo que pueden aprender de las empresas las organizaciones sin ánimo de lucro?

Así como cada empresa tiene una estrategia para ganar, lo mismo deben hacer las fundaciones. Deben comprender cuál es su mercado, su propósito, y, sobre todo, tener claro su propio significado del verbo “ganar”. Tan solo ser buenas personas, esforzarse, o tener un proyecto bellísimo no conforma una estrategia, porque esta se trata de escoger, de construir un secreto que nos haga únicos y relevantes. ¿Crees que las fundaciones podrían usar con tranquilidad palabras como estrategia o como victoria? Ganar, en el siglo xxi, no implica la derrota del otro. Quizá, en este caso, se trate de cómo, evidente y mediblemente, se mejora la vida a las personas. Ganar es tener impacto, generar valor para todos.

Por otro lado, siento que, aún hoy, algunas personas del sector social temen a la idea de la autosostenibilidad. Por supuesto que hay actividades sociales altruistas, que provienen del genuino deseo de vivir en una sociedad más justa. La mayoría de las veces, además, estas no pueden ser financiadas totalmente por las personas que se benefician de ellas: no son sostenibles con tarifas. Por eso, es necesario convencer a alguien que comparta esos ideales o esa agenda de desarrollo, para que pague en su lugar. La sostenibilidad requiere recursos públicos, aportes de empresas, donaciones o los cada día más atractivos bonos de impacto social. ¿No crees que seducir aliados, vender nuestros sueños y movilizar con ideales sea también mercadeo?

Observemos, adicionalmente, a esas empresas que saben que el orden es clave para la claridad mental y la creatividad. Ellas entienden que, solo trabajando con juicio, evitamos que nos abrumen los problemas y podamos crear las cosas más importantes. Saber de talento humano, contratación, presupuestos y comunicación no es asunto solamente de las organizaciones con ánimo de lucro. ¿Será que las mejores fundaciones son al mismo tiempo grandes empresas, que admiran y emulan a las privadas más exitosas?

Ejemplos hay muchos, incluso locales y nacionales, pero quisiera inspirar la tertulia con Sammy Azout, que ha tenido, como pocos, foco, disciplina y convicción al crear aeiotú (primera infancia) y Fútbol con Corazón, entidad a la que dedica ahora una buena parte de su tiempo. Ha aplicado estas ideas y muchas más. Organiza, inspira, hace estrategia, comunica bien, vende sueños y consigue dinero de estados, empresas y personas. No le da vergüenza ser empresario y ser, además, social, quizás el más entusiasta y serio de todos. ¿Qué tal si lo invitamos a conversar para hablar de la importancia de la empresa y del empresarismo, proyectados a lo social? De pronto, con él, recordaremos lo que pueden aprender las empresas privadas de lo social sobre idealismo y propósito, así como las lecciones de estrategia, mercadeo y organización que estas tienen para darle a las entidades sociales, e incluso a las públicas.

* Director de Comfama

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

EDGARDO RODRÍGUEZ JULIÁ

Escritor puertorriqueño, ganador de la cuarta edición del Premio León de Greiff al mérito literario.

$titulo

DEPREDADOR DE INTIMIDAD

Un colombiano fue capturado en Madrid por grabar ilegal y subrepticiamente a cientos de mujeres.