<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Proantioquia
Columnista

Proantioquia

Publicado el 21 de septiembre de 2020

Empresas aliadas con la gente

Por Azucena Restrepo Herrera*

jmartinez@proantioquia.org.co

En el reciente documento “Liderazgo empresarial en tiempos de crisis” de la Fundación Ideas para la Paz, se reafirma que el empresariado colombiano debe asumir un nuevo rol en la sociedad. Su investigación indica que en Colombia el 83 % de los encuestados confía poco o nada en los empresarios del país, el 58 % sienten que el capitalismo hace hoy más daño que bien y el 82 % percibe este sistema como injusto (Edelman, 2020). Además, el 63 % de los encuestados dice que los políticos y las empresas están aliados en la defensa de sus intereses, el 47 % cree que el Estado favorece a los empresarios y apenas el 14 % cree que el Estado debería generar estímulos para mejorar las empresas.

La anterior percepción recae también sobre el empresariado de Antioquia, pese a la institucionalidad creada en la región por un grupo de empresarios para trabajar por las grandes causas públicas de la mano de los gobiernos, representada por Proantioquia. Esto ocurre porque los gobiernos no están logrando el desarrollo social necesario y la gente asume que las empresas son también responsables de este rezago social. Latinoamérica es el continente más desigual del mundo (no el más pobre) y Colombia el segundo más desigual, lo que sin duda ha propiciado el populismo. Es en este contexto que los colombianos le piden a las empresas y sus representantes que exijan a los gobiernos mayores avances sociales. Que sean aliadas de la gente.

Ser aliados de la gente exige conversaciones públicas sobre los grandes temas del país y del mundo. Los empresarios no deben conversar solamente en los círculos íntimos de las juntas directivas o en reuniones privadas con los gobiernos. Hace falta abrir nuevos escenarios de conversación: en la escuela, la universidad, los centros culturales, las organizaciones sociales, los barrios, la calle, las redes sociales, los medios de comunicación y los medios comunitarios. Por poner un ejemplo, Colombia y Latinoamérica tienen el deber de hablar al mundo del Amazonas y de generar la conciencia necesaria para defenderlo y, por supuesto, las empresas deben ser aliadas de esta causa, marchando por las calles por el Amazonas: las empresas con la gente. ¡Subamos las voces juntos por las causas que nos preocupan a todos!

Levantemos la voz por la paz, por el medio ambiente, por la primera infancia, por nuevos sistemas de bienestar, salud y vejez, por educación para este siglo, por la cultura, por la evolución del hábitat urbano, por el desarrollo rural, por las energías limpias, por la equidad de género, por las nuevas economías, por una amplia y real participación ciudadana y por mejores gobiernos. Por todas estas causas trabaja el empresariado antioqueño, por todos ellas trabajamos en Proantioquia; por lo tanto, debemos convertirnos en voceros nacionales y regionales de estas causas.

No está siendo suficiente que las empresas generen empleo, paguen impuestos, hagan aportes al sistema de seguridad social, salud, riesgos laborales y pensiones; hagan posible las cajas de compensación familiar, el Sena y el ICBF con aportes adicionales; y en general, soporten muchas de las grandes estructuras sociales del país. Esto no está siendo reconocido y no basta comunicarlo. La gente espera que las empresas logren que estas contribuciones se conviertan en desarrollo social y no caigan en manos de la corrupción, politiquería o populismo. No dejemos que el populismo se tome la vocería ilegítima de las demandas sociales, despreciando y calumniando al empresariado, mientras insultos de derecha e izquierda silencian las conversaciones fundamentales que necesitan Colombia y sus regiones. Levantemos la voz de las empresas.

* Presidenta Ejecutiva
Proantioquia

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas