<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Francisco Cortés Rodas
Columnista

Francisco Cortés Rodas

Publicado el 02 de abril de 2019

EXPROPIACIÓN DE TIERRAS Y CAPITALISMO

En el paro indígena del Cauca la cuestión de la tierra se manifestó como un asunto crucial. Este es un viejo problema que ha ocupado la atención del país de manera reiterada y hasta ahora ningún gobierno ha podido ofrecer una alternativa razonable y justa para los campesinos e indígenas sin o con pocas tierras. En el Acuerdo Final (AF) se planteó hacer una reforma rural integral, que despertó muchas expectativas, pero que es considerada inaceptable por algunas organizaciones.

Según José Félix Lafaurie, plantear de nuevo el problema de la tierra, con el pretexto del paro indígena, es inoficioso y demagógico. Las expectativas creadas por el AF en relación con la distribución de tres millones de hectáreas y con la restitución de tierras, son irrealizables, y son expresión de una política irresponsable, que llevará al país a nuevos conflictos (Semana).

En contra de los cálculos del presidente de Fedegan, debo decir que es innegable la existencia de una desigualdad en la tenencia de la tierra y de una inmensa pobreza en el campo. “En el orden político existente la tierra se ha concentrado en pocas manos, hasta llegar a un índice Gini de 0,92. Según los datos disponibles, el 77% de la tierra está en manos del 13% de propietarios, pero el 3,6% de estos tiene el 30% de la tierra” (Alejandro Reyes).

¿Cómo se produjo esta concentración de la tierra? La explicación es compleja para hacerla aquí. Se puede afirmar, sin embargo, que es un fenómeno que se remonta a los inicios de la República en el siglo XIX, bajo la forma de vastos dominios de ganadería extensiva, que se mantienen. Pero el conflicto armado permitió a los grupos paramilitares, a sus aliados apoderarse de millones de hectáreas, provocando además un desplazamiento de más de seis millones de personas. Debo decir que las Farc también expropiaron.

La expropiación, que produjo tanto dolor y muerte, y que el AF busca corregir, es también un fenómeno del capitalismo. La expropiación hace parte de los mecanismos de este para conseguir todo aquello que requieren los propietarios del capital para expandirse de forma ilimitada y apropiarse de la plusvalía del trabajador. No hay que ser un Carlos Marx para entender que el paramilitarismo y sus aliados civiles produjeron mediante la expropiación de tierras una corrección fundamental para recuperar la rentabilidad del capital. “La expropiación canaliza la riqueza hacia los circuitos de acumulación del capital donde pasa a enlazarse con la explotación” (Fraser y Jaeggi).

Desde la lógica del capitalismo, la expropiación de las tierras y el desplazamiento campesino hechos por el paramilitarismo son algo así como una necesidad histórica irrefrenable de la acumulación del capital. Estos procesos que cambiaron en gran medida la propiedad de la tierra, son cuestionados desde la concepción política del AF, que busca una solución de la cuestión agraria en beneficio de los campesinos. ¿Cómo puede alguien considerar legítima la expropiación mencionada y afirmar que es una irresponsabilidad la política de tierras contenida en el AF?.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

CABLE A PALMITAS

Todo a punto para que reanude el servicio este sistema de transporte, esencial para los habitantes del sector.

$titulo

SUR DEL ABURRÁ, COLAPSADO

Diferentes obras, accidentes y falta de control vial convierten el tráfico diario en la Vía Regional en un caos.