<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Carmen Elena Villa Betancourt
Columnista

Carmen Elena Villa Betancourt

Publicado el 13 de marzo de 2019

¡Felices 120 La Enseñanza!

No quería dejar pasar el tiempo sin felicitar al que fue mi colegio por sus 120 años recién cumplidos formando mujeres en Medellín. Fue en aquel lejano 1984 cuando ingresé a La Enseñanza con mi uniforme de cuadritos azules y mi lonchera de metal, temblorosa al verme perdida en ese tremendo campus situado en las laderas de la Loma de los Balsos que en aquel entonces era una zona campestre y apartada del bullicio y la polución.

Las religiosas de la Compañía de María llegaron a Medellín en para iniciar en 1889 la obra inspirada en Santa Juana de Lestonac, quien en 1607 funda esta congregación en Burdeos, Francia con el fin de integrar la contemplación y la dedicación a la formación de la mujer. Con una valentía ejemplar, Santa Juana inició esta comunidad a los 51 años, tras haber enviudado. Pudo haberse quedado llorando a su esposo Gastón de Montferrat pero prefirió, inspirada en la espiritualidad ignaciana, salir de la comodidad del castillo de Landiràs donde residía, para hacer concreto el llamado que tuvo de dedicarse a formar mujeres y no dejarlas perecer en las llamas de la ignorancia. Y esa actitud visionaria de Santa Juana, sigue haciendo eco hoy en las 1150 alumnas y decenas de miles de exalumnas del colegio La Enseñanza de Medellín.

En La Enseñanza aprendí a tener disciplina y hábitos de estudio. La carga académica y los contenidos nos educaron (sí o sí) para ser mujeres metódicas y organizadas, para no dejar para mañana lo que podemos hacer hoy. También le debo el gusto por la lectura. Recuerdo que me la pasaba tardes enteras en la biblioteca de mi colegio deleitándome con la rica colección de libros que ofrecía e intercambiando títulos con mis compañeras. Aprendí a tener grupos de estudio donde juntas nos apoyábamos cuando alguna de nosotras se iba quedando atrás. Aprendí a amar creación y admirarme con su perfección a través de las clases de biología, aunque luego me di cuenta de que este no era mi campo. Aprendí a descubrir mis talentos personales en diferentes actividades extracurriculares como el grupo de música, el coro, el grupo de teatro y, por supuesto el periódico Voces de Colegio. Otras compañeras forjaron allí su talento deportivo o su gusto por las matemáticas, la física o la química (áreas en las cuales, confieso, nunca fui buena).

Pero lo más importante, en La Enseñanza se pudo cultivar el tesoro de mi fe a través de las celebraciones que teníamos y del amor a la Virgen María (la Madre del Buen Consejo) que nos inculcaron desde pequeñas. Una fe que se traduce en obras solidarias: Todas las exalumnas de mi generación visitamos más de una vez el barrio Moravia en los programas de alfabetización y también en un programa de voluntariado denominado Compañeras de Santa María. Subimos más de una vez a El Pedregal, donde compartimos con niñas menos favorecidas y estudiantes del colegio hermano. Hacíamos eventos y rifas para otorgar becas a muchas niñas y jóvenes que de otra manera no hubiesen podido estudiar. Algunas tuvimos el privilegio de participar de viajes de misiones a lugres remotos y ver así a Jesús en nuestro hermano necesitado y olvidado.

Por ello, para todas las religiosas y profesoras de La Enseñanza solo tengo palabras de gratitud y espero que sean muchos años más los que este “mi dulce colegio”, como dice el himno de su escudo, sigua haciendo eco a las palabras proféticas de Santa Juana de Lestonac: “Educar una mujer es educar una familia”.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

DA VINCI EN LA UPB
En la Universidad Pontificia Bolivariana se abrió al público la maravillosa exposición Da Vinci 500.

$titulo

ALEJANDRO TOLEDO
El cuestionado expresidente peruano, que huía de la justicia de su país, al fin fue capturado en EE.UU.