<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Ricardo Sierra Moreno
Columnista

Ricardo Sierra Moreno

Publicado el 16 de marzo de 2015

La sencillez del poder

Presidente de Distrihogar

Conocí a Nicanor Restrepo en el año 1978, cuando fui invitado a un almuerzo en la finca de Guillermo Moreno, entonces Presidente de Suramericana de Seguros.

Lo que para mí en ese momento era un evento social, realmente era una “entrevista de trabajo” y allí empezó una amistad que habría de crecer día a día, durante 37 años.

Madrugador como ninguno, así que compartíamos siempre esos primeros momentos del día, en el que sus propuestas, creatividad, enorme facilidad con la palabra y espectacular humor hacían que el trabajo con Nicanor fuera cada día un verdadero aprendizaje.

Su oficina fue siempre de puertas abiertas. Por ella desfilaban todo tipo de personajes: sindicalistas, banqueros, conductores, presidentes de compañías, directores de fundaciones etc., y a todos escuchaba con atención y tenía para cada uno las palabras precisas.

En la época más oscura de nuestra sociedad, donde nuestra ciudad fue amenazada y golpeada duramente por el narcotráfico, con su firmeza y su liderazgo apuntaló los pilares morales que permitieron que nuestras empresas siguieran las sendas de un manejo ético, transparente y socialmente responsable.

Su liderazgo, serenidad y cordura para hacer frente a los problemas, y su enorme visión para proyectar el futuro hacen que el Grupo que él lideró sea ejemplo en el contexto nacional e internacional.

El tema de la paz fue para él una obsesión y siempre estuvo dispuesto a colaborar sin ningún protagonismo en la consecución de este objetivo que creía fundamental para el futuro del país.

Lo estudió con seriedad y siempre era un tema recurrente en cualquier agenda que le proponían para charla o conferencia.

A todos los que estuvimos cerca de él nos queda el compromiso de que todo este legado perdure.

Trabajé 12 años con él, y tuve el privilegio de conservar al amigo, para recibir sus consejos, sus enseñanzas y para disfrutar de su humor y sus innumerables anécdotas.

Poderoso, pero sencillo.

Firme, pero cariñoso.

Claro, pero respetuoso.

Ese era Nicanor Restrepo mi amigo y compañero.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

EL VICHE

Quedó protegida y reconocida como bebida ancestral y patrimonio del Pacífico colombiano por nueva ley.

$titulo

ENRIQUE VIVES CABALLERO

Aparentemente trata de evadir su responsabilidad en el accidente que dejó seis muertos y un herido.