<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Proantioquia
Columnista

Proantioquia

Publicado el 24 de mayo de 2021

Lograr el consenso y recuperar el control

Por Azucena Restrepo Herrera *

www.proantioquia.org.co

El fenómeno de que pocas personas participando en los movimientos de protestas logren efectos socioeconómicos considerables y consecuencias estructurales en las políticas de un país, es un asunto que ahora debe ser de gran preocupación para todos los ciudadanos y de gran responsabilidad para los líderes de los gobiernos.

Esto se explica porque antes el impacto de las protestas se medía por el volumen de la población que participaba y la divulgación se basaba en fotografías o videos de las masas que ocupaban plazas o calles. Esto cambió; el efecto de las manifestaciones ahora se basa en mostrar videos dramáticos de actos de descontrol de los manifestantes desaforados o de las fuerzas de orden que buscan controlar la situación a veces de manera desproporcional. Estos contenidos viajan por las redes digitales, creando un efecto de miedo colectivo e inseguridad de los ciudadanos, sumado al desprestigio de la imagen del país. Adicionalmente, está siendo estudiadado por científicos sociales1 que concentrar las manifestaciones de unos pocos en un tiempo prolongado, aunque sean pacíficas, puede lograr el efecto de una fuerza social desestabilizadora.

Esto es lo que estamos viviendo en nuestro país desde el pasado 28 de abril, hace ya 26 días, y por eso nuestro llamado es a lograr el consenso, poner al diálogo ciudadano en el centro y a recuperar el control. Encontrar un punto medio, donde se escuche la totalidad o la mayoría de las necesidades de un lado y del otro, siempre será un reto para cualquier consenso. Colombia pocas veces se ha caracterizado por encontrar los puntos medios a tiempo, antes de que la violencia y la tragedia hagan comprender que el camino es la construcción con el otro, ceder de ambos lados ante la diferencia y reconocer los propios errores.

Los paros en Colombia han tenido un libreto común durante décadas: peticiones que hacen un llamado a resolver ineficacias del Estado o desigualdades estructurales; y han tenido las mismas respuestas de los gobiernos y promesas muchas veces incumplidas. Pero esta vez, el descontento generalizado de los jóvenes, la crisis social y económica agudizada por la pandemia y una historia política que se sigue construyendo sobre la desconfianza y la hostilidad, son el perfecto escenario para todas las tragedias posibles.

Por eso es urgente que se logren los acuerdos a nivel nacional y regional. Hasta ahora, las sesiones de conversaciones entre el gobierno nacional y el comité nacional del paro no han llegado a establecer la mesa nacional de negociación, en consideración a que la condición es que se levanten los bloqueos ilegales y cesen los actos de vandalismo por parte de algunos manifestantes en todo el país, con las garantías del Estado para el ejercicio de la manifestación pacífica.

Por su parte, en Antioquia, con el liderazgo del gobernador (e) Luis Fernando Suárez, ya se iniciaron los diálogos sociales en tres niveles: con la Asamblea Departamental, con distintos sectores y con grupos sociales diversos.

El llamado es a que encontremos los puntos en común y tomemos decisiones audaces, como ya lo hizo el gobierno nacional con el anuncio de la gratuidad de la educación superior en instituciones públicas para los estudiantes de estratos 1, 2 y 3. Otro gran paso sería vacunar con prioridad a todos los maestros del departamento en un día y los del país en dos días; la capacidad del proceso de vacunación lo permite. Con esto, pongámonos como punto máximo de retorno a las aulas el 1º de agosto y beneficiemos a 8 millones de niños, niñas y jóvenes que han llevado la peor parte de la crisis de la pandemia: consecuencias emocionales, rezago escolar, y lo peor, muchos de ellos han padecido inseguridad alimentaria e inseguridad física, por estar fuera del entorno protector de las instituciones educativas

* Presidenta Ejecutiva Proantioquia

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas