<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Julián Posada
Columnista

Julián Posada

Publicado el 01 de agosto de 2020

Mañana

Mi admiración al equipo humano de Inexmoda que fiel a una tradición que nunca permitió que Colombiamoda se suspendiese se la jugó este año volcando el evento al mundo digital, es necesario garantizar el futuro de la industria de la moda a pesar de la pobrísima calidad visual de lo visto en las primeras puestas en escena virtuales.

Para la comunidad Nasa “El futuro queda hacia atrás” ... personalmente creo que la moda necesita construir narrativas de esperanza, si miramos la historia entenderemos que ella ha sido prolija en hacerlo luego de grandes crisis, recuerdo lo que sucedió con la silueta y el vestuario después de la primera y segunda guerras mundiales cuando aparecieron las siluetas rectilíneas de las flappers y la del New look inspirada en el siglo XIX y relanzada por Dior al finalizar la segunda guerra. Frente a la actual incertidumbre quedan los sueños, la intuición y la osadía, las oportunidades están ahí pero hay que confiar más en el andar a tientas y creer menos en tanto experto que vaticina el futuro como si ya conociese el desenlace de esta pausa que ninguno había enfrentado o previsto, el futuro se crea no se anticipa, se diseña no se espera, es ya, no es mañana.

Creo firmemente que construir una narrativa de sueños toma tiempo, que es hoy más que siempre el verdadero lujo, y ¿para qué queremos tiempo? Para pensar, diseñar, experimentar, transformar, producir, comunicar y comercializar cada una de las ideas que una mente verdaderamente creativa debería estar en capacidad de generar. Tiempo para desarrollar y articular voces e historias fuertes que resulten creíbles, sólidas y únicas y que sean el reflejo de un mundo interior fértil y rico y no la imitación de gustos y necesidades impostadas, y de un universo exterior exuberante pleno de referentes simbólicos y matices culturales. Es hora de que entendamos que para ser coherentes hay que saber que fondo y forma son exactamente lo mismo.

Esas narrativas deberían partir siempre de un profundo respeto por el otro, entendiendo a ese otro como el lugar que habito o los individuos y seres con los que comparto el entorno, debemos finalmente entender que somos parte de un ecosistema al que debemos honrar, basta de usar el suelo, los seres humanos, las comunidades y los pueblos ancestrales como un mero insumo del cual se extraen materiales e ideas que solo sirven para construir una supuesta identidad y diferenciar tu voz frente al mundo, es la hora de devolverles a ellos la dignidad, el conocimiento y la sabiduría que muchos extraen, es hora de pensarnos como comunidad, de construirnos y entendernos como una unidad. Necesitamos más empatía, compasión, conciencia, dignidad, coherencia, contexto y propósito.

Quisiera concluir con una cita de Bertolt Brecht que es una metáfora de muchas cosas y de todo ... “la piel de no rozarla con la piel, se va agrietando. Los labios de no tocarlos con los labios, se van secando. Los ojos de no cruzarlos con los ojos, se van cerrando. El cuerpo de no sentirlo con el cuerpo se va olvidando. El alma de no entregarla con el alma, se va muriendo”.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas