<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Taller de Opinión
Columnista

Taller de Opinión

Publicado el 11 de noviembre de 2019

Mermelada o no mermelada

Por Nicolás Osorio López

Universidad EAFIT
Facultad de Derecho, 10 semestre
nicolasosoriolopez@gmail.com

Los dos años de la presidencia de Iván Duque se han caracterizado por una fuerte puja entre el Ejecutivo y el Legislativo. El choque entre estas dos ramas del poder público se explica – en principio– en la política establecida por este gobierno buscando modificar la relación de estas dos ramas.

La dinámica vigente antes de la implementación de la mencionada política podía ilustrarse de siguiente manera: si el Ejecutivo quería materializar una de sus promesas de campaña o realizar alguna reforma de cierta magnitud, era necesario empezar a repartir lo que se ha conocido como la famosa mermelada. La mermelada no es nada diferente a que el Ejecutivo le entregue a los partidos puestos, cupos indicativos o, en el peor de los casos, contratos. Se convirtió en un mal necesario.

Si bien es un lugar común afirmar que es un objetivo deseable pretender acabar con esa perversa práctica, esta decisión ha afectado gravemente la gobernabilidad de Duque. No pretendo con esto atribuir todos los males que han golpeado el Gobierno al congreso, ya que hay otras situaciones que no les cabe otra denominación que un yerro del gobierno.

Con los eventos de los últimos meses, en especial la declaratoria de inexequibilidad de la Ley de Financiamiento, la renuncia del ministro Botero y los múltiples rumores de debates de control político con miras a una moción de censura al ministro Valencia y al canciller Holmes Trujillo, el presidente Duque se enfrenta a un dilema que puede marcar una tendencia para los años que le restan a este gobierno.

Si el presidente Duque decide ceder ante las presiones del Congreso y empezar a repartir mermelada, sin duda sus indicadores de gobernabilidad mejoraran, podrá sacar a delante el nuevo trámite al texto de la Ley de Financiamiento y se crearía un mejor ambiente para el trámite de la reforma pensional que ya se encuentra anunciada para el otro año.

No obstante, esto dejaría claro dos cosas: 1. En este país no es posible gobernar sin mermelada. 2. El Ejecutivo entregó al Legislativo, y quien gobernaría sería el Congreso.

Por el otro lado, el presidente Duque podría mantenerse firme en su posición de no mermelada. Duque sería conocido como aquel presidente que se hundió siguiendo sus convicciones, a pesar de no lograr nada, por culpa de las dinámicas de la política colombiana.

*Taller de Opinión es un proyecto de
El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión
joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades
e instituciones vinculadas con el proyecto.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

HAY FESTIVAL JERICÓ

La hermosa población antioqueña acoge desde hoy, hasta el lunes, un evento cultural de categoría mundial.

$titulo

PABLO IGLESIAS

Vicepresidente de España, sacó a relucir su pasado chavista al despreciar y bloquear a Juan Guaidó.