<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Invitado
Columnista

Invitado

Publicado el 11 de diciembre de 2019

Paro, clientelismo
y corrupción

Por Armando Estrada Villa
aestradav@une.net.co

Imposible no estar de acuerdo con el comité organizador del paro nacional en su solicitud al Gobierno de combatir la corrupción, definida por Fukuyama como “apropiación de recursos públicos en beneficio privado”, y como “abuso de función pública para obtener rédito personal”, según Transparencia Internacional. Es claro que el interés por este combate obedece a que las reiteradas apropiaciones y abusos de recursos y funciones públicas convierten la corrupción en uno de los más grandes y graves problemas del país.

Demuestran esta situación, de una parte, el Índice de Percepción de la Corrupción elaborado por Transparencia Internacional, que, en el informe de 2019, arroja el siguiente resultado para Colombia: puesto 99 entre 180 países con un puntaje de 37, donde cero puntos es muy corrupto y 100 muy transparente, con una media mundial de 43. De otra parte, las encuestas muestran que los colombianos incluyen la corrupción entre los problemas más sentidos. Así, en la encuesta Gallup de este mes de diciembre, 84 % de los encuestados consideran que la corrupción está empeorando, y frente a la pregunta de cuál es el principal problema del país, la corrupción aparece en el segundo lugar con el 22 %, por encima de salud, educación, seguridad, economía.

Empero, para atacar la corrupción deben conocerse sus causas. Y entre ellas se mencionan: ineficiencia, impunidad, precaria formación ética que ofrece el sistema educativo, ambiente político que no ejerce presión moral, violencia, financiación de las campañas políticas, sobrerregulación administrativa, conducta deshonesta del actor público, desconocimiento de la meritocracia, incumplimiento de la normatividad vigente, afán por el dinero fácil, narcocorrupción, mala calidad del control, discrecionalidad, falta de sanción social a los corruptos y en especial el clientelismo.

El clientelismo, “mermelada” en el lenguaje político colombiano, consiste en el intercambio de favores entre ministros que asignan cupos indicativos, cuotas burocráticas y contratos a congresistas a cambio de apoyo político y votos favorables a los proyectos de ley que presentan. Por tratarse de un intercambio privado, secreto y carente de regulación normativa, el clientelismo crea un ambiente favorable para prácticas corruptas, que, como sostiene Allen Hicken; “refleja y alimenta altos niveles de corrupción”, en tanto que para Fukuyama “es un fenómeno que se identifica con la corrupción”. Por su lado, Cepeda Ulloa habla “contra la corrupción derivada del clientelismo” y Elizabeth Ungar manifiesta que “se constituye en caldo de cultivo para la corrupción”.

Debe destacarse que la mermelada es dañina por la corrupción que induce y también por su elevado costo: 56 billones de pesos se gastaron en cupos indicativos en 14 años, 17 billones en 6 años en el gobierno de Álvaro Uribe y 37 billones en 8 años en el de Juan Manuel Santos, según la Contraloría. Así, la suma asignada a los congresistas amigos del Gobierno, les garantizó un congreso obediente y sumiso. Ahora que el presidente Duque se niega a repartir mermelada tiene un congreso díscolo y hostil, que le dificulta la gobernabilidad.

Ahora bien, si el clientelismo o mermelada es uno de los principales causantes de la corrupción, que vale 50 billones cada año, no cabe duda que el presidente Duque, al suprimir los cupos indicativos y romper con el clientelismo en el empleo público y la contratación, está cumpliendo trascendental tarea respecto al combate a la corrupción.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

EFRAÍN “EL CAIMÁN” SÁNCHEZ

Lección de vida ejemplar deja este legendario deportista, primer arquero mundialista de Colombia

$titulo

DESPOJO DE VIVIENDAS

Bandas criminales expulsan y se apropian de las viviendas de sus víctimas en zonas de Belén.