<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Carmen Elena Villa Betancourt
Columnista

Carmen Elena Villa Betancourt

Publicado el 09 de junio de 2021

Perú: las divisiones de una nación

Mientras escribía esta columna no se sabía todavía si el Perú tendría nuevo presidente o nueva presidenta. El titular del diario El Comercio de Lima decía: “Castillo y Fujimori, los votos están en juego: la ruta de las actas observadas”.

Aún sin saber el resultado solo sé que me duele el Perú. Me duele la situación de extrema polarización política que vive. Una polarización que cada vez está marcando más nuestro continente.

Me duele porque viví siete años en este país y después de haber sido testigo del crecimiento económico, de haber visto como el Perú había aparentemente superado el terrorismo que padeció en la década de los 80, la actual situación política y la frágil democracia que ahora tiene hace que muchos jóvenes profesionales emprendedores estén pensando en irse del país. He hablado con muchos peruanos en estos días, quienes me han compartido que su voto en la segunda vuelta no fue para apoyar a un candidato determinado sino para evitar el triunfo de su contrincante.

La primera vuelta electoral del 11 de abril estuvo marcada por el individualismo y la lucha de poderes ya que se enfrentaron 18 candidatos que no fueron capaces de aliarse estratégicamente para concentrar las fuerzas en dos o tres aspirantes a la presidencia que asumieran el liderazgo y supieran representar los intereses de una colectividad. Los resultados de esa primera vuelta dejaron ver las divisiones profundas de esta nación donde, si bien muchos limeños de clases media y baja han logrado prosperar económicamente, millones de campesinos de la sierra y la selva peruana continúan padeciendo el olvido del Estado en materia educativa, de salud, infraestructura y empleo. Varias veces viajé de misiones a lugares muy apartados donde palpé la condición de aislamiento de tantos peruanos. Muchos de ellos incluso son solo quechuahablantes que no pueden ni siquiera comunicarse con un médico para describir los síntomas de sus dolencias. También duele ver los grandes asentamientos humanos en Lima (que en Perú se les llama “pueblos jóvenes”), conformados por personas que dejaron la provincia con sus tierras, sus cultivos, cansados del aislamiento, que ahora padecen nuevos dramas como el hacinamiento, la falta de cualquier tipo de servicios públicos, que tienen que caminar kilómetros descalzos sobre la tierra para tener un balde de agua.

Al ver el mapa electoral del Perú se constata la rebeldía, el cansancio de tantos peruanos por una nación plagada de corrupción y centralismo. Y entiende uno que elijan a un candidato que les dice: “no más pobres en un país de ricos”, con un modelo económico copiado de Venezuela.

Gane quien gane, el hecho de que el triunfo sea tan reñido (ni siquiera con un punto porcentual de diferencia) es casi la garantía de un país donde su próximo gobernante estará siendo hostigado por una fuerte oposición de la mitad del país que votó en su contra.

Ojalá el Perú no llegue a un punto de no retorno que temen tantos analistas. Que su ganador no decepcione a sus votantes y sepa dialogar con quienes no comparten sus propuestas de gobierno.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas