<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
David Santos Gómez
Columnista

David Santos Gómez

Publicado el 20 de agosto de 2019

Pesadillas conocidas

Por estos días el ambiente de Buenos Aires es denso. Cuesta ver en las calles alguna risa o un gesto relajado. Es la cara real de la crisis, con la gente callada y pensativa mientras hace cuentas para estirar un salario que dejó de ser suficiente. Hablan del tema el periodista y el vendedor de verduras. El abogado y el estudiante. El taxista y el peluquero. La conclusión es la misma: Argentina desciende en barrena y puede que aún no se haya tocado fondo. La única solución es cambiar de aire ya. Urgente.

La derrota de Mauricio Macri en las primarias fue aplastante. El regreso del peronismo, con Aníbal Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, parece inminente y ese ente etéreo que llaman “mercado”, pero que a fin de cuentas es un grupo millonario que mueve el dinero a su antojo, reaccionó con furia. Su incomodidad radica más en las mentiras de la Casa Rosada -al utilizar la economía como carta para su reelección- que en el regreso de la centro izquierda al poder.

El lunes, a horas de los resultados electorales, el dólar se disparó en una corrida inimaginable. El peso perdió el 25% de su valor, los supermercados etiquetaron sus productos de nuevo y las acciones se hundieron. El pánico abrazó al país y el presidente, con una obstinación impensada, culpó del desastre al pasado y al posible futuro, no sin antes achacar responsabilidad a los votantes.

Nadie daba crédito a lo que veía. Su reacción de niño malcriado terminó de aplastar la economía. Fue tan evidente su torpeza, su personalismo y su distancia de la realidad, que horas después tuvo que pedir perdón público para ver si lograba calma. Alberto Fernández, ganador, salió a dar una mano y mostró moderación. Aceptó un diálogo con la presidencia y apaciguó el ventarrón.

Ahora se ponen paños de agua tibia al desangre y se da por hecho que en octubre las elecciones las ganarán los Fernández. Los argentinos dicen que ya vendrán tiempos mejores. Que la crisis es una maldición cíclica que hace parte de la esencia nacional y por eso repiten un famoso refrán: cuando un argentino se va de su país y vuelve a los 15 días, lo encuentra todo diferente; cuando un argentino se va y regresa a los 15 años, lo encuentra todo igual.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

LUIS ENRIQUE RODRÍGUEZ

Editor de Caracol Radio, recibirá el “Clemente Manuel Zabala” al editor ejemplar del Premio Gabo 2019.

$titulo

“GOTA A GOTA” MORTAL

Según la Policía, asesinato de dos venezolanos el pasado domingo en Medellín fue por deudas del “pagadiario”.