<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Santiago Silva Jaramillo
Columnista

Santiago Silva Jaramillo

Publicado el 03 de septiembre de 2015

Populistas y distractores

La democracia es el mejor sistema que se le ha ocurrido a la humanidad -o según Churchill, el menos peor- para gobernar sus asuntos políticos. Pero frente a todas sus ventajas y beneficios, resaltan sus vicios. Uno de ellos se presenta constantemente durante las épocas de campañas electorales, cuando los pretendientes del voto se dedican a recolectar el apoyo popular que les permita ocupar un cargo de elección popular.

El sistema electoral de las democracias representativas contemporáneas se sustenta en la relación entre el candidato, sus propuestas y la legitimidad de su elección por medio del voto popular que, en teoría, apoya a ese candidato y sus propuestas. Esto supone un papel fundamental en el sistema de las propuestas de campaña y las promesas de lo que, como funcionario electo, ese aspirante pretende llevar a la realidad.

De esta manera, el sistema incentiva que las promesas de campaña se concentren en decir “lo que la gente espera escuchar” y no necesariamente lo que la resolución de problemas sociales necesita. Y en esta brecha florece el populismo, las propuestas de politiqueros que apuntan a suplir algunos de los deseos más primarios e individualistas de los votantes en una apuesta por ganar su voto a como dé lugar. Por eso escuchamos propuestas para eliminar las fotomultas en Medellín, una promesa que se sustenta en excusar un comportamiento incumplidor y que intenta recolectar apoyos de esa inclinación a defender prerrogativas individualistas.

Pero no solo las propuestas inconvenientes o irreales pueden convertirse en vicio de las campañas en una democracia, también la distracción de los temas pertinentes por los temas populares. El mejor ejemplo son los candidatos a las elecciones locales, colombianos que están uniéndose a los comentarios e incluso asumiendo posiciones y acciones políticas frente a la crisis fronteriza entre Venezuela y Colombia. De igual manera, algunos candidatos han intentado introducir las discusiones sobre la negociación entre el Gobierno Nacional y las Farc en La Habana, en donde las limitaciones de acción y decisión de parte de los gobernantes locales convierten el asunto en irrelevante para el debate.

Así, tenemos populistas y distractores, y entre la megalomanía de los primeros y la bulla de los segundos, las propuestas y los candidatos que se mantienen fieles a la preocupación por pensar en buenas y responsables soluciones a los problemas sociales locales –que son los que importan en esta elección- tienen que luchar en escenarios desiguales por la atención de los medios y los ciudadanos.

Las decisiones que todos tomaremos el próximo 25 de octubre son muy importantes para nuestros municipios y departamentos y tendrán efectos sustanciales sobre la vida de nuestras comunidades. Por favor, no dejemos que los populistas y distractores coopten con irresponsabilidad y demagogia esta elección; la democracia tiene sus vicios, pero estos son tan graves como la responsabilidad o irresponsabilidad de sus propios ciudadanos a la hora de votar y participar en ella.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

ESTEBAN MEJÍA MORALES
El joven ciclista quindiano, 12 años, batió tres récords de competencia en pista, en Cochabamba, Bolivia.

$titulo

ATAQUE A CASA DE OFICIAL
Vándalos incendiaron al término de una manifestación la casa del comandante de la Policía de Risaralda.