<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Rafael Aubad López
Columnista

Rafael Aubad López

Publicado el 30 de julio de 2018

Que circule la confianza

El padre de la Constitución norteamericana –James Madison– enunció en alguna ocasión que la circulación de la confianza era mejor que la circulación del dinero. En una Venezuela aquejada y adolorida por las vicisitudes políticas, sociales, económicas y humanitarias, se tejen pequeños pero importantes vínculos de unidad como los de cientos de empresarios que han resistido heroicamente los embates del régimen.

A través de esquemas asociativos se han dado a la buena tarea de juntarse para insistir en resistir y sin olvidar la penosa realidad, ponerse en la perspectiva de cuál sería su rol el día después. Poniéndose en un escenario de sumarse a reconstruir el país, se preguntan qué más harían, pues no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista.

Los alienta el amor por su tierra, la fe en sus capacidades y el no abandonar tan fácil la lucha. Han comenzado por recolectar de manera rigurosa los más diversos imaginarios de los empresarios de distintos sectores, de todos los tamaños, de distintas visiones y posiciones, quienes desde sus equipajes de desventuras y dificultades, siguen apostándole a ese país. Avizoran una hoja de ruta para el día después, con un portafolio de acciones colectivas desde todos los sectores de la sociedad venezolana. Con el norte de producir riqueza social.

Un grupo de ellos nos visitó hace pocos días, trayendo para nuestro empresariado una sólida petición de no abandonar algunas inversiones que aún se tienen en Venezuela, por la imperante necesidad de, al menos, mantener los empleos y la disponibilidad de bienes y servicios esenciales, pero también de sentir que como pueblo no se quedan solos. La confianza que entre ellos mismos se ha ido reconstruyendo, es un gran paso hacia adelante y por ellos es menester apoyarlos. Y por qué no, también sumarse a imaginar nuevas oportunidades.

Hay muchos esfuerzos de distintos grupos para movilizar apoyo a Venezuela y todos, social o individualmente, hay que promoverlos. Pero sin duda esta iniciativa que venimos comentando merece una consideración especial, pues es el interés de organizarse para construir, desde la dignificación colectiva de generar empleo y riqueza. Que se fundamenta en redes de apoyo mutuo, cuya apreciación ciudadana será creciente en la medida en que sin estas plataformas solo existirá la desesperanza. Parodiando a Zalamea, no más una Venezuela humeante de petróleo pero husmeante de pan.

Que circule y prevalezca la confianza entre quienes resisten desde el emprender y desde la confianza en la fuerza de la unión, ya que, como bien lo entendía Madison, es desde ella que es posible construir sociedades en libertad, prosperidad, justicia y equidad.

Acotación. Los últimos ejercicios electorales en nuestro país han estado bien influenciados por la polarización y el juego de verdades a medias. Con ello se erosiona la confianza entre nosotros y sobre los contextos que nos rigen. Caldo de cultivo para “salvadores” que nos acercan peligrosamente al camino equivocado de Venezuela. Si creemos que hay que evitar una creciente pérdida de confianza social, es urgente promover pactos o acuerdos sobre aquellos ambientes y provisión de bienes públicos fundamentales que no distinguen entre ricos y pobres. Es una necesidad imperiosa, si no queremos lamentarnos todos más adelante.

* Presidente de Proantioquia

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

N. DJOKOVIC Y R. FEDERER
En Wimbledon, protagonizaron una de las finales más emocionantes de la historia: 4.57 horas. Ganó “Nole”.

$titulo

SANTIAGO JARAMILLO BOTERO
Una cosa son sus payasadas y otra los mensajes amenazantes a un concejal de Medellín en ejercicio.