<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Alberto Velásquez Martínez
Columnista

Alberto Velásquez Martínez

Publicado el 25 de febrero de 2015

Que nos trague el sapo

Mientras el país político discute en torno a si se adopta la tesis gavirista, ya no del sometimiento a la justicia –con cárceles/catedrales incluidas– sino la justicia sometida a la ilegalidad, el mundo desarrollado avanza hacia la innovación, la educación, la tecnología, la ciencia. Es decir, apresura el paso en la búsqueda del conocimiento para entrar en la competitividad del mundo globalizado.

En tanto aquí se dialoga buscando no una paz integral sino fragmentaria con la aspiración no propiamente de ponerle fin al conflicto sino de reducir su intensidad, en naciones más pequeñas, sin tantas rupturas bélicas y sociales, los presupuestos para avanzar en el progreso aumentan.

Si en el primer mundo los científicos trabajan en laboratorios y universidades para descubrir patentes y escudriñar el mapa humano, que permita hallar respuestas a males como el párkinson, el alzhéimer, y se avanza en la neurociencia y en la invención de relojes que toman el pulso cardíaco que transmitan informaciones a bancos de datos para prescribir inmediatamente al paciente medicinas salvadoras, aquí el sistema de salud no opera con eficiencia. La gente se muere por falta de atención, de medicamentos y de dineros para adquirirlos oportunamente.

Patrimonios de la Nación que hoy se despilfarran no solo por la acción de la guerrilla sino por la corrupción y el derroche estatal, podrían llegar, –de haber una paz integral y definitiva– a fortalecer programas sociales y de desarrollo. Pero dudamos que la forma como se ha llevado y empujado el proceso habanero, con más sentido de política inmediatista y teatral que de consenso con todas las opiniones y fuerzas de la nación, pueda ser tan exitoso como para liberar los dineros suficientes invertidos en el conflicto y así canalizarlos hacia el progreso nacional.

La región a la cual pertenece Colombia está rezagada en la revolución tecnológica. Si en América Latina la inversión en investigación y desarrollo es del 2,4 % del total mundial –como lo señala Andrés Oppenheimer en su obra, Crecer o Morir– en Canadá y Estados Unidos asciende al 37 %. En la Unión Europea al 42 % y en Asia al 25 %. Triste desproporción que evidencia el atraso tecnológico y humano de la zona latinoamericana en su desarrollo.

En Colombia lo que rinda el esfuerzo que se hace y se hará en materia tributaria seguramente no se canalizará hacia la innovación, la educación, la ciencia, la investigación, la tecnología. ¿Se destinará para financiar un proceso de paz al menudeo, lleno de contradicciones y bandazos en que habría que tragarse, no solo muchos sapos como lo quiere Santos, sino algo peor –como lo apunta el exmagistrado Jesús Vallejo- que sea el mismo sapo el que nos trague? ¿Logrará el delegado norteamericano en La Habana enderezar ese proceso de paz para impedir que como se desenvuelve tenga que tragárselo sin digerir lo que va quedando del estado de derecho en Colombia?

Al leerse el libro de Oppenheimer sobre los años que nos llevan los países desarrollados en modelar políticas creíbles, serias y respetables, se concluye fácilmente que Colombia y América Latina han vivido por muchos años de espaldas a la competitividad global.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

DUVÁN ZAPATA Y LUIS MURIEL
Los delanteros de la Selección Colombia son sensación en Italia, donde marcan goles con Atalanta.

$titulo

AÍDA MERLANO

La excongresista pagará 15 años de prisión, por corrupción al sufragante y concierto para delinquir.