<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
David Escobar Arango
Columnista

David Escobar Arango

Publicado el 25 de noviembre de 2019

Se escuchan voces

Querido Gabriel,

En las épocas de polarización es peligroso expresar ciertas opiniones. También, desafortunadamente, es difícil tener posiciones moderadas. Sin embargo, precisamente por esto, quisiera invitarte a conversar, con mucha calma y paciencia, sobre las marchas del 21N. ¿Tienes amigos y familiares que marcharon bajo el sol? ¿Tienes cercanos que trabajaron o estudiaron igual que todos los días? ¿Conoces algunos otros que estaban completamente en contra, por la forma o por el fondo? Yo sí, todo lo anterior y con ninguno de ellos dejaré de hablar, porque lo que más valoro de la democracia es la defensa de las libertades individuales.

No marché, aunque, por supuesto, hay cosas que me duelen como colombiano, como, por ejemplo, la insuficiente atención a la Amazonia, la forma en que han implementado los acuerdos de paz, o la muerte de los menores de edad en Caquetá. También hay asuntos que me parece que van bien, como el crecimiento económico y el empleo formal, las políticas de vivienda y el avance con las fuentes de energía alternativas. Hay cosas que, además, pienso que vale la pena esperar a ver cómo se desarrollan. Aún no hemos visto ningún documento sobre las reformas laboral y pensional. ¿Cómo podría protestar contra algo que desconozco?

Lidero una organización social de empresarios y trabajadores. Pienso que las instituciones son fundamentales para la libertad, su solidez es la que permite la libre expresión de las ideas y el progreso social. Las instituciones aportamos a la democracia haciendo nuestra labor, proponiendo caminos y generando diálogos. También, asumiendo continuamente las reformas y ajustes que sociedad nos requiera. Sobre la laboral, por ejemplo, quisiéramos aportar ideas para que llegue más formalidad al campo y nos adaptemos a los cambios tecnológicos y culturales del trabajo, sin que ello jamás implique que las personas reciban la peor parte de esos cambios.

En todo caso, quisimos aportar de alguna manera a este momento del país. A quien quiso marchar, en nuestra organización, le respetamos con decisión el ejercicio de ese derecho. A quien no quería, le ofrecimos la posibilidad de trabajar desde su hogar o salir más temprano. A todos los invitamos a ver a los demás con respeto, a celebrar la democracia, a protegerse contra esa tonta idea de que el que piensa diferente es enemigo. Yo cuido a los amigos que me hacen sentir incómodo, que están en desacuerdo. Los quiero tanto como a los que piensan como yo, aunque tal vez los primeros sean los imprescindibles. Celebro lo que pasó en Medellín, una jornada sin violencia (condenemos lo que pasó en nuestra Universidad de Antioquia, sin empañar todo lo demás, y cualquier acto de violencia en otras ciudades del país), en medio de cantos, limpiando fachadas de centros comerciales, expulsando a los violentos, o usando una cacerola para expresar el descontento pacíficamente. Ver sindicalistas y estudiantes caminando con personas de la tercera edad, empresarios y autoridades respetando a los marchantes me hace sentir privilegiado de vivir en esta ciudad.

Esta semana leí que los derechos laborales de hoy fueron resultado de las luchas de unos pocos valientes en otros tiempos. Pensé en Humberto Maturana: “La democracia no es una teoría, es un modo de escuchar”. Cada derecho, cada libertad, es producto de programas, sentencias o reformas realizadas por algunos que tal vez no marcharon, pero supieron escuchar, aprendieron, e hicieron lo razonable sin populismos, reconociendo los clamores de la gente: oyeron las voces del pueblo, las voces del mundo.

* Director de Comfama

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas

Aplausos y pitos

$titulo

EFRAÍN “EL CAIMÁN” SÁNCHEZ

Lección de vida ejemplar deja este legendario deportista, primer arquero mundialista de Colombia

$titulo

DESPOJO DE VIVIENDAS

Bandas criminales expulsan y se apropian de las viviendas de sus víctimas en zonas de Belén.