<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
Carmen Elena Villa Betancourt
Columnista

Carmen Elena Villa Betancourt

Publicado el 11 de marzo de 2020

Una genuina lucha por la dignidad de la mujer

Siguiendo con las reflexiones del Día Internacional de la mujer quisiera destacar a una de tantas que luchó por los derechos de sus compatriotas mujeres, porque con el pasar de los años aprendió que todos los seres humanos tenemos la misma dignidad. Original de la India, su nombre de pila fue Rama Dongre pero luego se le conoció como Pandita Ramabai. Nació en 1958 en India en una familia Brahmán, la casta más importante del hinduismo, (religión a la que perteneció) la de los intelectuales y sacerdotes.

Su padre le enseñó el sánscrito. Algo poco común en las mujeres de su época y su cultura ya que ellas solían recibir una educación muy básica y eran obligadas a casarse a muy temprana edad. Pero Pandita, luego de la muerte de sus padres, conoció a unos misioneros que la acercaron a la Biblia y al conocer las enseñanzas de Jesús, ella se dio cuenta de cómo estas hablaban por sí solas de la dignidad humana y del valor de la mujer. Por ello se dedicó durante 20 años a traducir la Biblia del sánscrito al marathi y a otros idiomas propios de su país.

En 1883 viajó a Inglaterra para estudiar medicina y allí se hizo católica. Al leer el pasaje bíblico de Jesús y la Samaritana, (Jn 4, 1 - 42), Pandita escribió: “Nunca había leído ni escuchado nada como eso en los libros religiosos hindúes; me di cuenta que que Él (...) (Jesús) podía transformar y mejorar la feminidad oprimida de la India y de cada nación”. Por ello sintió la necesidad de que la Biblia estuviera disponible para cualquier persona de su pueblo y cultura.

Su misión consistió no solo en traducir las Sagradas Escrituras sino en actuar de acuerdo con esas palabras. En 1889 fundó la Misión Ramabai Mukti, un ministerio que aún existe y que brinda ayuda y esperanza a las mujeres pobres, abandonadas, y abusadas en la India y también a los niños huérfanos. Por ello luchó por eliminar algunos abusos contra la mujer como el matrimonio infantil, el maltrato a la mujer, la falta de educación y el abandono de los niños huérfanos. Murió el 5 de abril de 1922.

Pandita nos recuerda que el mensaje de Jesús no tiene ni una letra de machismo. Sus palabras y acciones más bien fueron en contra de su cultura y elevaron notablemente el valor y la dignidad de la mujer. La misión Ramabai Mukti sigue brindando educación y acogida a miles de mujeres de su cultura y poniendo en práctica las palabras de Pandita: “La gente no solo debe escuchar sobre el reino de Dios, sino que debe verlo en operación real, a pequeña escala tal vez y en forma imperfecta, pero una demostración real de todos modos”.

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas