Síguenos en:

una de las primeras instituciones que adoptó el bilingüismo en la ciudad cumplió siete décadas de enseñanza, graduando más de 2.800 mujeres en el mismo lapso. el aniversario será celebrado en una serie de eventos, entre ellos un foro educativo.

con una eucaristía en la catedral metropolitana de la ciudad, comenzó la celebración de los 70 años de historia del colegio marymount, ubicado en la comuna de el poblado, en medellín.

el centro educativo fue fundado en 1954, cuando las religiosas del sagrado corazón de maría trajeron por primera vez una oferta educativa bilingüe femenina a la ciudad de medellín.

su historia como uno de los primeros colegios privados de la ciudad, relata también la transformación colombiana. “cuando comienza el colegio en los años 50, se buscaba educar a las mujeres con herramientas que les permitiera ser líderes en la sociedad y contar con el manejo de una segunda lengua que era el inglés. se funda el colegio, y a finales de los años 50 y 60 viene todo este auge de las mujeres, de la libertad, del liderazgo, del empoderamiento, es por esto que creemos que nuestras religiosas fueron muy vanguardistas”, comentó catalina guzmán urrea, rectora del marymount.

por sus aulas han pasado medallistas olímpicas, campeonas mundiales deportivas, importantes investigadoras científicas internacionales, médicas reconocidas a nivel mundial, directoras de fundaciones y ong, empresarias, directoras de teatro y líderes culturales, actrices, gerentes de empresas, periodistas destacadas y un incontable número de mujeres que se han dedicado a dejar huella, un legado en la sociedad.

“tenemos claro el contexto de estas estudiantes, que vienen de unas familias donde sus papás son líderes empresariales, en salud, financieros, en fin, dentro del sector productivo tienen un liderazgo, vienen con ese adn. entonces, como las estudiantes traen desde casa esas herramientas, buscamos formar buenos seres humanos que, con todo lo que tienen, puedan realmente impactar la sociedad; es esa ética de cómo me relaciono con el otro, qué hago por el otro, es mi bienestar, pero también es el bienestar del otro”, comentó guzmán.

según las directivas de la institución, esta fue pionera en adaptar los cambios tecnológicos que experimentaba el mundo perder su filosofía. de las máquinas de escribir pasaron rápidamente a los computadores y al uso de internet y la adopción de nuevas metodologías. en pandemia tuvieron un modelo exitoso de educación virtual y luego fue uno de los primeros colegios privados en abrir sus puertas tras la cuarentena.

“siempre ha dado respuesta a lo que ha pasado en lo social en ese momento, entonces ahora la pregunta es ¿qué vamos a hacer con todo este tema de inteligencia artificial, con la tecnología, las redes sociales? ¿cómo formamos estudiantes para que tengan esas herramientas, pero también pensando en cómo van a impactar en lo social? esto nos hace unos abanderados en esa educación pertinente, pero que también es de vanguardia”, explicó la directiva.

uno de los giros trascendentales que ha tomado la institución recientemente es la inclusión en sus aulas de niños, convirtiendo al marymount en una institución de educación de calidad ahora mixta. hasta la fecha se han matriculado 21 niños para la vigencia 2024.

además, su énfasis actual es la inteligencia emocional. “a la par del currículo académico tenemos el currículo socio emocional, es la posibilidad de que los niños y los padres de familia vean ese seguimiento de ese ser humano, que no solamente da cuenta del rendimiento académico, sino de cómo vas como persona, qué hábitos has desarrollado, desde tu proceso evolutivo, cómo va esa relación con el otro y contigo mismo”, relató la rectora.

el marymount medellín tiene doble acreditación internacional proporcionada por las agencias cis y neasc, proceso que se realiza cada cinco años. este año se acreditará bajo una nueva ruta que les permitirá documentar sus cuatro nuevos proyectos: espacios de aprendizaje siglo xxi, educación mixta

un cambio de mentalidad, sistema institucional de evaluación y el currículo internacional en preescolar, basado en el juego.

según indicaron desde el marymount, este es el segundo mejor colegio de la ciudad y ocupa el lugar 15 en el país, según el ranking col sapiens 2023

2024.

la celebración por los 70 años también acogerá el foro “educación pertinente para un mundo cambiante” que se llevará a cabo en el auditorio del colegio el próximo 6 de marzo, desde las 8:00 a.m. y contará con 300 invitados presenciales en el auditorio y transmisión en streaming por el canal de youtube del colegio para toda la comunidad que quiera conectarse.

Ernesto Ochoa Moreno
Columnista

Ernesto Ochoa Moreno

Publicado

¿Y si estalla la guerra mañana?

Por ernesto ochoa Moreno - ochoaernesto18@gmail.com

El secretario general de la ONU, el portugués António Guterres, dijo hace unos días: “La humanidad está a solo un malentendido o un error de cálculo de una aniquilación nuclear”.

Es una frase que vale la pena remarcar y que, sea dicho de paso, me recordó un artículo mío que, apenas estrenándome como columnista del ya desaparecido periódico El Mundo, de Medellín, en 1980 bauticé “Si mañana estallase la guerra”. Era el mismo título de un escrito del científico escritor Nigel Calder, que había sido publicado diez años atrás, en 1970.

Cincuenta años después el apocalipsis está más cerca, casi inmediato. Y la pregunta es más angustiosa: ¿Es inevitable la guerra nuclear?

En aquel tiempo (aunque ahora con menos convencimiento) se hablaba de que el equilibrio de las potencias se basaba (y se sigue basando) en el recíproco poder de represalia, en la capacidad de destrucción asegurada, en el mutuo poder de disuasión.

Los combates de una guerra nuclear llevaban (y siguen llevando) a asegurar que el resultado de ella sería una mutua destrucción. Lo que, como André Neaufré también lo aseguraba, disipa cualquier aventurada ilusión acerca del desenlace del conflicto. Recuerdo que en esos años a los que estoy refiriéndome se comentaba que, en caso de producirse una ruptura, esta conduciría el enfrentamiento bélico mundial a zonas en las que se pudiera llevar a cabo una guerra convencional, pero con armamento sofisticado, perfeccionado.

Es lo que ha pasado y está pasando en Ucrania, pienso yo. Y puede pasar en Taiwán, donde China no quiere perderse el jugar a una hecatombe nuclear con Estados Unidos. Porque solo el uso de armas atómicas se tornaría inminente si llegaren a verse afectadas las llamadas zonas de disuasión nuclear (Estados Unidos, Rusia, la Otan o China).

La Guerra Fría, con la cual y dentro de la cual hemos vivido desde que asomó el peligro del apocalipsis nuclear, ha sido y sigue siendo la generada por el mutuo poder de disuasión ya anotado. Es como si, desde Hiroshima y Nagasaki, la humanidad (¿la Humanidad?) nos hubiera advertido: mátense cuando quieran, cuantas veces quieran, pero no se maten con armas atómicas. Ármense hasta los dientes, pero no lancen una bomba atómica, porque nos vamos a morir todos.

El 1.º de enero de ese 1980 mencionado al empezar este artículo, Juan Pablo II (san Juan Pablo II) daba una cifra en una alocución: “Bastarían 200 de las 50.000 bombas nucleares que se estima hay hoy para destruir la mayor parte de las ciudades del mundo”.

Y añadía: “Recientemente he recibido de algunos científicos una previsión sintética de las consecuencias inmediatas y terribles de una guerra nuclear. He aquí las principales: La muerte por acción directa o retardada de las explosiones, de una población que podría oscilar entre 50 y 200 millones de personas. Una reducción drástica de recursos alimenticios causados por la radioactividad residual en una amplia extensión de tierras utilizables para la agricultura [...]”.

Si Dios nos da vida, o si no nos la quita la confrontación atómica que puede estallar en el minuto más inesperado y que cada vez parece más acosadora, volveremos sobre el tema en el siguiente artículo 

Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
Título del artículo
 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
Título del artículo
 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto Términos y Condiciones Productos y Servicios Grupo EL COLOMBIANO
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS
Otros Columnistas