<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">
  • La escuela Código C13, de la Corporación Son Batá, forma jóvenes en habilidades como desarrolladores de software. Foto: Esneyder Gutiérrez.
    La escuela Código C13, de la Corporación Son Batá, forma jóvenes en habilidades como desarrolladores de software. Foto: Esneyder Gutiérrez.

El crimen no paga tanto como el código

Detrás de los cambios tecnológicos hay un lenguaje maestro que se conoce como “código”. En la comuna 13 hay un grupo de muchachos que está aprendiendo de él para catapultar sus proyectos.

Alfonso Buitrago Londoño | Publicado el 12 de noviembre de 2022

No hace mucho tiempo, John Jaime Sánchez Mosquera, conocido como el Capi y criado en la Comuna 13, desde donde ayudó a fundar la agrupación Son Batá, escuchó decir a Freddy Vega, el colombiano fundador de Platzi (una plataforma de aprendizaje online)...

—El crimen no paga tanto como el código.

—¡Hágame el favor! —se dijo el Capi, un hombre fornido y de sonrisa amplia, a quien hemos visto abrirle concierto a los Red Hot Chilli Peppers, cantar con Juanes en la cancha de El Salado y abrazar a Marc Anthony en las estrechas calles del barrio Nuevos Conquistadores.

Hoy recuerda que la cabeza le hizo boom.

En ese momento intuyó que en esa simple frase tan provocadora podía estar la respuesta a un anhelo buscado largamente con sudor y sacrificio: ofrecerles a los jóvenes de su comuna un camino cierto para conseguir empleo y transformar a sus comunidades, más atractivo y con más futuro que el de los combos.

Conoce toda la historia en el sitio de ParcheTek:

LEA LA HISTORIA COMPLETA

Si quiere más información:

Revista Generación