<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=378526515676058&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Si quedó con fatiga después de tener covid-19, siga estos consejos

  • La fatiga después del covid-19 es la secuela más frecuente en Colombia. FOTO: ARCHIVO EL COLOMBIANO.
    La fatiga después del covid-19 es la secuela más frecuente en Colombia. FOTO: ARCHIVO EL COLOMBIANO.
Por: Laura Franco Salazar | Publicado el 03 de diciembre de 2021

En ningún caso la fatiga prolongada es una sensación normal. Es importante identificarla y tomar acción para tratarla.

Disminución de la fuerza, agotamiento y somnolencia que no mejora aunque duerma bien. ¿Hasta qué punto es normal?

La fatiga fisiológica es una sensación esperada que aparece cuando hay un sobreesfuerzo corporal o mental, pero desaparece con el descanso.

Con la fatiga patológica esto no ocurre: a pesar de reposar y recuperar el sueño, la sensación de cansancio continúa”, explica el doctor Baltaza Guerrero, magíster en Fitoterapia y vocero médico de Heel Colombia.

Se sabe que la fatiga patológica puede presentarse en pacientes con enfermedades crónicas, osteoartritis, síndrome premenstrual, cáncer, hipertensión, problema pulmonar y, más recientemente, que tuvieron covid-19.

De acuerdo con la más reciente encuesta Pulso Social del Dane, esta secuela está presente en el 21,9% de las personas que se han contagiado de SARS-CoV-2 (con corte a octubre del 2021).

“Cuando tenemos un cuadro agudo, un trauma o una infección, uno de los síntomas iniciales es la fatiga, porque el cuerpo está respondiendo inmunológicamente y hay un desgaste de energía en eso. Ahí estaríamos hablando de fatiga aguda”, continúa Guerrero.

Si se trata de una enfermedad infecciosa que, pese a haber culminado con éxito, deja en el paciente sensación permanente de desgaste, se está hablando de una fatiga crónica.

En personas que han sufrido covid, dice Guerrero, se ha observado que esta sensación puede permanecer incluso de seis a ocho meses después de haber presentado la infección.

¿Qué pasa en el organismo?

Hay distintas teorías en relación con la fatiga y su vinculación con el covid-19. Milena García, neumóloga de la Pontificia Universidad Javeriana, cuenta que una de las más avaladas es aquella que afirma que “el proceso inflamatorio que genera el covid a nivel de los músculos periféricos (de las extremidades: piernas y brazos) causa una atrofia en las fibras musculares y una pérdida de la fuerza” y agrega que, adicionalmente, se ha documentado que también podría influir el nivel de afectación que tiene el covid-19 en el sistema nervioso central.

A pesar de que la fatiga persistente puede tener efectos negativos en la calidad de vida, desde la medicina convencional tiende a restársele importancia, afirma Guerrero, “inclusive el mismo paciente se acostumbra a ella y pasa desapercibida en muchas consultas. Lo importante es que haya un abordaje integrativo en el que el médico entienda que esta puede estar asociada a la disfunción de otros órganos o redes”.

En ese sentido, si se siente cansado y no percibe mejoría a pesar de dormir bien y establecer estrategias de recuperación, lo mejor será consultar, sobre todo si esta sensación está asociada a pérdida de peso, fiebre, estados de depresión o ansiedad.

Algunos consejos para tratarla

Lo primordial es identificar la causa de la fatiga para corregirla, comenta Guerrero.

Para el caso de la asociada a la etapa postcovid, el ingreso a programas de rehabilitación pulmonar es una de las estrategias que más evidencia favorable tiene.

La doctora García comenta que este tipo de programas están diseñados para mejorar la fuerza muscular y recuperar las fibras musculares de resistencia. Por su parte, “a quienes no pueden tener acceso a un programa de este tipo se les recomienda, cuando haya mejorado la sensación de ahogo y las palpitaciones (además de todos los síntomas agudos), empezar progresivamente a hacer actividad física”.

La recomendación inicial son caminatas de 15 minutos, con un avance progresivo cada semana, así la siguiente sería de 30 minutos, pero mucho cuidado: sin excederse.

En esa misma vía, agrega Guerrero, hay que controlar la mala alimentación, es decir, aquella que tiene deficiencias de vitaminas y minerales, que tiene exceso de azúcares, edulcorantes y conservantes (como la comida artificial y chatarra) pues, explica Guerrero, esta puede generar inflamación y daños en el sistema inmune.

Así mismo, es importante dormir al menos ocho horas en la noche y tener un pequeño sueño, de 30 minutos, al medio día, “eso nos ayuda a recuperar la energía de nuestras mitocondrias que son como las pilas funcionales de las células”, dice. Técnicas de meditación y relajación también son beneficiosas.

Más allá de lo físico

A nivel físico puede estarse reflejando un agotamiento emocional. Rodrigo Mazo, director de la Facultad de Psicología de la U.P.B., explica que la fatiga también debe abordarse como un estado de cansancio producto de largos periodos de estrés, desesperanza o incertidumbre.

Hay desgano, desinterés, aquietamiento muscular, cambios en el sueño, la alimentación, dificultad para concentrarse, salir, divertirse. “Es diferente a la depresión (un trastorno del estado de ánimo), que le dificulta a la persona realizar actividades cotidianas”, aclara.

En el contexto de pandemia han podido experimentarse confluencias de emociones, continúa: incertidumbre, desesperanza, cansancio, miedo, ira, tristeza, “evidentemente hay un desborde, muchos están cansados de ver que, por muchos esfuerzos que se hayan hecho, no ha habido los resultados esperados porque no se ha superado la situación”.

Como recomendación para sobreponerse, Mazo comenta que lo primero es reconocer lo que se siente, “descubrir que estamos en una situación que nos afecta”.

Lo siguiente es establecer nuevas formas de afrontamiento, empezar, por ejemplo, a retomar el ejercicio físico o el contacto social, “es contemplar la posibilidad de retomar de forma paulatina esas actividades que han quedado atrás. Por ahora decir que volveremos a la normalidad es una falacia, hay impactos evidentes, pero podemos asumirlo y tener la oportunidad de afrontar las situaciones de la mejor manera”.

Finalmente, si siente que necesita ayuda recurra a personas de confianza o su red de apoyo, “con quienes pueda hablar, dialogar sobre sus temores y angustias, eso permite liberar. Si esa ayuda no es suficiente, hay que buscar ayuda profesional”.

Laura Franco Salazar

Periodista convencida de la función social de su profesión, de la importancia del apoyo mutuo, la educación y el arte.


Porque entre varios ojos vemos más, queremos construir una mejor web para ustedes. Los invitamos a reportar errores de contenido, ortografía, puntuación y otras que consideren pertinentes. (*)

 
¿CUÁL ES EL ERROR?*
 
¿CÓMO LO ESCRIBIRÍA USTED?
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Acepto términos y condiciones

Datos extra, información confidencial y pistas para avanzar en nuestras investigaciones. Usted puede hacer parte de la construcción de nuestro contenido. Los invitamos a ampliar la información de este tema.

 
RESERVAMOS LA IDENTIDAD DE NUESTRAS FUENTES *
 
 
INGRESE SUS DATOS PERSONALES *
 
Correo electrónico
 
Teléfono
 
Acepto términos y condiciones
LOS CAMPOS MARCADOS CON * SON OBLIGATORIOS

El James Webb finalmente llegó a su destino final

  • Diagrama con la trayectoria del Webb hasta su inserción alrededor del punto L2. Foto: Steve Sabia/NASA Goddard
    Diagrama con la trayectoria del Webb hasta su inserción alrededor del punto L2. Foto: Steve Sabia/NASA Goddard
  • Imagen de referencia de cómo se ve el Webb en el espacio. Foto: Nasa
    Imagen de referencia de cómo se ve el Webb en el espacio. Foto: Nasa
Sinc | Publicado hace 6 horas

Descubren insectos que habitaron Colombia hace 100 millones de años

  • Descubren insectos que habitaron Colombia hace 100 millones de años
EL COLOMBIANO | Publicado el 25 de enero de 2022

Medellín, la ciudad escogida por Bad Bunny para su único show en Colombia

  • El último tour del mundo se llama su gira. FOTO cortesía
    El último tour del mundo se llama su gira. FOTO cortesía
Publicado el 25 de enero de 2022

Esta rata es calva y puede vivir sin oxígeno

  • Este es un roedor africano que no envejece y resiste el cáncer. FOTO UNIVERSITY OF ILLINOIS AT CHICAGO
    Este es un roedor africano que no envejece y resiste el cáncer. FOTO UNIVERSITY OF ILLINOIS AT CHICAGO
Publicado el 24 de enero de 2022
Vanesa de la Cruz Pavas

Periodista de la UPB. Amante de las historias y de las culturas. Estoy aprendiendo a escuchar y a escribir.

Cómo ventilar bien los espacios y evitar el contagio de covid por el aire

  • La ventilación y el distanciamiento físico son fundamentales para evitar posibles contagios. FOTO MANUEL SALDARRIAGA.
    La ventilación y el distanciamiento físico son fundamentales para evitar posibles contagios. FOTO MANUEL SALDARRIAGA.
Ayúdese contra <br />el covid: siempre elija el aire libre
Publicado el 20 de enero de 2022

Contexto de la Noticia

CLAVES LOS EXPERTOS RECOMIENDAN

1 Procure que cada día circule el aire en su casa o lugar de trabajo por puertas o ventanas abiertas.

2 Evite el uso de aire acondicionado, pues podría facilitar la recirculación de partículas virales.

3 Si no puede evitar el aire acondicionado, abra 10 minutos cada hora una puerta o ventana.

4 No use ventilador en espacios cerrados. Si tiene uno colóquelo frente a una ventana abierta.

5 Elija siempre lugares al aire libre y no en interiores. Además, mantenga la distancia física.

6 Abra las ventanas en el transporte público y permanezca con el tapabocas bien puesto.

7 Recuerde las demás medidas: vacunación, lavado de manos, tapabocas y distanciamiento.

Laura Franco Salazar

Periodista convencida de la función social de su profesión, de la importancia del apoyo mutuo, la educación y el arte.

16 preguntas resueltas sobre ómicron y el nuevo pico

  • El boletín más reciente mostró en Antioquia más de 4.000 casos positivos de covid-19, números que se registró solo en el tercer pico, a mediados de 2021. FOTO Edwin Bustamante
    El boletín más reciente mostró en Antioquia más de 4.000 casos positivos de covid-19, números que se registró solo en el tercer pico, a mediados de 2021. FOTO Edwin Bustamante
Publicado el 06 de enero de 2022
Juan Alcaraz

Periodista. Hago preguntas para entender la realidad. Curioso, muy curioso. Creo en el poder de las historias para intentar comprender la vida.

Estudios virtuales, una opción que crece y gusta

  • Las universidades locales están trabajando en ampliar su oferta de formación virtual en posgrados, para responder a la coyuntura actual.
    Las universidades locales están trabajando en ampliar su oferta de formación virtual en posgrados, para responder a la coyuntura actual.
Ilustración SStock | Publicado el 09 de octubre de 2020

Contexto de la Noticia

Paréntesis Ventajas de la virtualidad

Aunque es un mito que la formación virtual es más económica, sí es cierto que los estudiantes pueden encontrar ventajas comparativas.

Lina Hoyos, que se dispone a cursar un posgrado virtual, señala que el precio incidió en su decisión. “De otra manera no podría cursar el programa que deseo porque este no se ofrece en Colombia y no tengo los recursos para viajar”.

Así mismo, el vicerrector del Pascual Bravo dice que la formación en ambientes virtuales de aprendizaje puede ser más exitosa en posgrados por la edad de los estudiantes. “Son personas más autónomas en el aprendizaje, que cuando se encuentran con un aula digital no van a tener tanto problema de atenderla como puede ocurrir con los estudiantes de básica, media o pregrado. Las estadísticas a nivel mundial y a nivel de Colombia muestran que hay más acogida con la persona que es más adulta. Incluso se habla de un promedio entre 30 y 40 años en que la deserción es mínima”, anota.

Formación en habilidades para directivos

  • Formación en habilidades para directivos

Cuídelo: que no se estrese el corazón

  • Cuídelo: que no se estrese el corazón
Por Juliana Cifra Marín | Publicado el 23 de septiembre de 2020

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS cómo cuidar su corazón

Según Natalia Pardo Restrepo, médica cirujana, especialista en medicina mente-cuerpo con énfasis en manejo del estrés del Benson Henry Institute de Harvard, estas son las claves para prevenir y controlar problemas cardiovasculares relacionados con es estrés:

·Tener hábitos de vida saludables. Lograr un buen sueño, reparador, lo que permite que nuestro sistema se recupere y reajuste.

·Contar con una alimentación balanceada, preferiblemente guiada por un profesional.

·Actividad física suficiente y acorde con las propias características y necesidades.

·Mantener conexión social positiva y relaciones profundas y significativas.

·Aumentar las actividades de recarga, que son aquellas que aumentan los estados de calma, paz, seguridad y satisfacción para compensar el desgaste que se tiene cotidianamente.

·Cuestionar regularmente las cargas que se están soportando en la vida. Analizar cuáles son autoimpuestas, cuáles no son imprescindibles en el propio proyecto de bienestar y nos quitan tiempo, energía y capacidad. El estrés también se presenta cuando la carga supera la capacidad de resistencia y este margen disminuye con los años.

·Adaptarse a la realidad que se tiene, que es diferente a entrar en procesos mal adaptativos (donde se vive a través de la resistencia y la resignación). Adaptarse es aceptar.

·Realizar actividades de relajación. Los efectos benéficos de la respiración (mindfulness), la meditación, el yoga, el taichi o el qigong. Está científicamente probado que estas prácticas activan el sistema parasimpático, que apaga los centros de alerta cerebral, los centros amigdalinos, que son los que nos mantienen en constante angustia, acelere, alerta, miedo, con una mente rumiante y viendo un futuro oscuro, hostil o cargado de incertidumbre. Por otro lado, estas técnicas de relajación encienden la corteza prefrontal (el sistema de navegación) permitiendo interpretar la vida de una forma distinta, una que nos genere bienestar.

Cuando el motor de la vida no va bien

  • Sstock
    Sstock
Por Diana Milena Ramírez H. | Publicado el 23 de septiembre de 2020

Contexto de la Noticia

Paréntesis Cuidados y hábitos de vida

Además de nunca fallar con sus medicamentos, los especialistas aseguran que un paciente con insuficiencia cardiaca debe adoptar hábitos de vida saludables que incluyen la actividad física moderada (unos 150 minutos semanales) y una alimentación rica en frutas y verduras, así como baja en sal y carbohidratos procesados.

También es importante que vigile cualquier síntoma que pueda indicar que el corazón no está funcionando bien. Algunos de estos son aumento de más de un kilo diario por tres días seguidos, dificultad para respirar con esfuerzos menores o en reposo, o la fatiga constante.

Alarma cardiovascular ¡el tiempo cuenta!

  • Según la OMS, la enfermedad isquémica del corazón y el infarto de miocardio son las principales causas de muerte en el mundo. FOTO Sstock
    Según la OMS, la enfermedad isquémica del corazón y el infarto de miocardio son las principales causas de muerte en el mundo. FOTO Sstock
Alarma cardiovascular ¡el tiempo cuenta!
Por Juliana Cifra Marín | Publicado el 23 de septiembre de 2020

Contexto de la Noticia

PARA SABER MÁS ¿CÓMO IDENTIFICARLOS?

Síntomas de Infarto de miocardio

- Dolor severo, intenso y amplio, es decir, que no se puede señalar con un dedo, en el centro o al lado izquierdo del tórax. Se puede sentir como un gran peso sobre el pecho.

- Ese dolor en ocasiones se puede irradiar al hombro, la cara interna del brazo izquierdo, cuello, dientes, mandíbula, área abdominal o espalda.

- Dificultad para respirar.

- Palpitaciones.

- Sudoración.

- Sensación de Indigestión.

- En algunos casos náuseas y vómito.

- Ansiedad.

- Y en algunas personas sensación inminente de muerte.

Síntomas de Isquemia crítica periférica (en miembros inferiores o superiores)

- Dolor o entumecimiento en piernas o brazos.

- Coloración azul en las extremidades, dedos o uñas.

- Cansancio o dolor al caminar unos pocos pasos (Claudicación).

Síntomas de Trombosis cerebral

- La aparición súbita de entumecimiento en la cara, piernas o brazos, generalmente de un lado del cuerpo.

- Confusión, dificultad para hablar o comprender lo que se dice.

- Problemas visuales en uno o ambos ojos.

- Dificultad para caminar, mareos, pérdida de equilibrio o coordinación.

- Dolor de cabeza intenso de causa desconocida.

- Debilidad o pérdida de conciencia.

Notas de la sección